El Barça esquiva una mina no fichando a Rodrigo Moreno

Rodrigo Moreno observa a Leo Messi conducir el balón durante el partido de Mestalla, la semana pasada. (Foto David S. Bustamante/Soccrates/Getty Images)


El Barça ha estado a punto de acometer uno de esos fichajes absurdos que ilustran el modus operandi de una junta acostumbrada a retransmitir en vivo cada una de las negociaciones que lleva a cabo, como de si un gran show se tratase.

Al evitar la incorporación de Rodrigo Moreno, el club azulgrana se ahorra una importante inversión por un futbolista de mucho talento entre líneas pero al que le falta producir goles y que, además, representa un cromo con características similares a las de Antoine Griezmann.

La dirección deportiva culé está a la búsqueda y captura de un punta capaz de marcar diferencias desde el primer día, pero el ex del Benfica no es el perfil que deberían buscar. El del Valencia no es un delantero centro, si no un segundo punta experto en moverse entre líneas, conectar con el centro del campo, girar a la defensa contraria y correr al espacio. Así, si bien el hispanobrasileño posee la calidad suficiente para jugar en el Barça, no goza del desborde y el gol que demanda la plantilla actual.

En este sentido, sus 2 goles y 6 asistencias en 18 jornadas de Liga esta temporada no representan una garantía goleadora, ya que su fuerte no es la definición frente al portero y sí la generación de ocasiones para otros compañeros.

De haberse realizado el desembolso, los de Quique Setién hubiesen sumado un efectivo de valor para su ataque y un gran complemento, pero no un ‘9’ referencia con olfato de gol como Luis Suárez. A sus 28 años, 29 en marzo, Rodrigo Moreno aún no ha explotado en cuanto a cifras goleadoras se refiere.

Siguiendo en el terreno puramente futbolístico, la figura de Rodrigo Moreno cumple con muchas de las funciones que realiza en la actualidad Antoine Griezmann. Así mismo, su incorporación hubiese representado un tapón para el francés, puesto que las características del atacante valencianista chocan frontalmente con las suyas.

De hecho, podríamos hablar de que Rodrigo Moreno es un perfil similar a Antoine Griezmann pero de menos valor competitivo. Por gol, liderazgo y rendimiento, el galo está muy por encima de un futbolista con una inteligencia altísima para comprender qué demanda el juego en cada momento, pero al que su falta de contundencia de cara a puerta lastra su elevado precio de mercado.

Además de ser caro por su edad (50M€), el fichaje podría haber roto unas relaciones ya de por sí desgastadas con un club de la entidad del Valencia, ya que el hispanobrasileño es uno de los líderes de la plantilla junto a Daniel Parejo. Y, por tanto, su venta en el mercado de invierno hubiese supuesto un grave varapalo para las aspiraciones che.

En definitiva, el Barça acierta al no integrar a un futbolista como Rodrigo a su equipo, ya que por perfil, precio y potencia goleadora, no es un delantero capaz de marcar la diferencia frente al portero rival ni de desbordar al rival en el 1vs1 desde la banda. La dirección deportiva debe buscar otro perfil atacante.

Más historias que te pueden interesar: