Un accidente lo alejó del deporte profesional y ahora es el banquero más rico del mundo

Ivette Leyva
·4 min de lectura
El banquero Uday Kotak en Mumbai, India, el 4 de octubre de 2018. REUTERS/Danish Siddiqui
El banquero Uday Kotak en Mumbai, India, el 4 de octubre de 2018. REUTERS/Danish Siddiqui

De no haber sido por un accidente mientras jugaba cricket, Uday Kotak habría sido quizás un jugador mediocre y olvidado, y no el banquero más rico del mundo.

Tras recibir el pelotazo en la cabeza que lo envió al hospital a los 20 años, Kotak renunció a la idea de ser jugador profesional de cricket en su India natal y continuó sus estudios. Realizó un master en el prestigioso Instituto de Estudios de Gestión Jamnalal Bajaj en Mumbai antes de comenzar su carrera en el sector financiero en 1985 a la edad de 26 años.

Kotak, originario del estado occidental de Gujarat, estableció una empresa de inversión ese mismo año con un préstamo de 3 millones de rupias (41.000 dólares) de familiares y amigos y al año siguiente se asoció con Anand Mahindra, presidente de Mahindra Group en Mumbai. La firma, que comenzó descontando facturas, luego amplió su cartera de préstamos, se metió en la intermediación bursátil, banca de inversión, seguros y fondos mutuos de inversión. Se convirtió en prestamista en 2003.

"Convertirse en el banquero más rico del mundo es sólo una representación de que Uday es uno de los banqueros más inteligentes del mundo", dijo Mahindra a Bloomberg. "Más importante aún, ha entendido que lo que hace que un banco sea sostenible y duradero no son solo estrategias inteligentes, sino una gobernanza inexpugnable".

Un gigante en la India

Kotak Mahindra Bank es ahora uno de los principales prestamistas privados de la India. La fortuna de Kotak, actualmente de 61 años, se calcula en 16.000 millones de dólares, según el Índice de multimillonarios de Bloomberg.

Mahindra dice que su decisión de apostar por Kotak ha demostrado ser correcta.

“Recuerdo vívidamente que tanto mi padre como mi tío me preguntaron en ese momento por qué tenía tanta fe en este joven recién salido de la escuela de negocios”, comentó. “Les dije que tenía el presentimiento de que algún día estaríamos muy contentos de tener nuestro nombre asociado con el suyo. Simplemente tenía un fuerte presentimiento sobre su potencial".

También te puede interesar:

Uday Kotak, en las oficinas centrales de Kotak Mahindra Bank en Mumbai. REUTERS/Danish Siddiqui
Uday Kotak, en las oficinas centrales de Kotak Mahindra Bank en Mumbai. REUTERS/Danish Siddiqui

Kotak Mahindra Bank se ha ganado la confianza de los inversores al comenzar a desacelerar los préstamos a sectores más riesgosos hace más de dos años, manteniendo una buena gestión corporativa. A diferencia de muchas empresas familiares en la India, Kotak ha evitado colocar a miembros de su familia en la junta directiva o en puestos ejecutivos superiores.

Esto ha ayudado a mantener la confianza de los inversores en un país marcado por la corrupción bancaria, con algunos de los peores índices de préstamos incobrables del mundo. Los problemas de la banca quedaron al descubierto en 2015, cuando el regulador de la India inició una auditoría masiva que descubrió préstamos ocultos. Eso condujo a una crisis que limitó la economía en general.

Kotak Mahindra Bank redujo los préstamos a pequeñas y medianas empresas y personas sin garantía. Sus acciones subieron más del 24% en cada uno de los últimos tres años y aunque su índice de préstamos incobrables ha aumentado en 2020, se clasificó como el segundo más bajo entre sus pares. Es actualmente el segundo prestamista más grande del país por valor de mercado y reportó un aumento inesperado de ganancias del 27% en el trimestre que terminó el 30 de septiembre.

Capacidad de previsión

Kotak ha demostrado gran capacidad de previsión: al comenzar la pandemia de Covid 19, la empresa fue uno de las primeras en recaudar capital para fortalecer sus fondos, lo que ayudó a impulsar la confianza de los inversores de que estará entre los mayores ganadores a medida que el país se recupere de la recesión.

La estrategia de Kotak dio sus frutos: mientras los prestamistas se desplomaron a nivel mundial, las acciones de Kotak Mahindra Bank subieron un 17% este año, la mayor cantidad entre sus pares indios, y Kotak mismo acaba de obtener una extensión de su mandato como director ejecutivo por otros tres años.

El mes pasado, el banco central propuso aumentar el límite de propiedad para los fundadores, reduciendo el riesgo de que Kotak se viera obligado a diluir su participación del 26% en el prestamista como exigió anteriormente el Banco de la Reserva de India, y cementando su fortuna personal.

La firma está explorando una adquisición de un rival más pequeño IndusInd Bank, una medida que consolidaría la posición de Kotak Mahindra Bank como uno de los principales prestamistas privados de India y aumentaría sus activos en más del 80%, según Bloomberg.

"Ha sido todo gracias a Uday", afirmó Ananth Narayan, exbanquero y ahora profesor asociado de finanzas en el Instituto de Gestión e Investigación S.P. Jain en Mumbai. “Hay mucha gente buena debajo de él, pero, francamente, todos están eclipsados ​​por Uday. Cualquiera que tenga que ponerse en el lugar de Uday tiene un trabajo duro porque él es una institución en sí mismo".

También te puede interesar:

VIDEO | Héroe sin capa: Taxista regala viajes a médicos por ser guerreros contra el COVID-19