Bankia aprueba su absorción por CaixaBank

Eduardo Loren
·Redactor de Economía, El HuffPost
·2 min de lectura
Una oficina de Bankia junto a otra de CaixaBank en Madrid. (Photo: Pablo Blazquez Dominguez via Getty Images)
Una oficina de Bankia junto a otra de CaixaBank en Madrid. (Photo: Pablo Blazquez Dominguez via Getty Images)

La unión hace la fuerza. Los accionistas de Bankia han aprobado este lunes la fusión por absorción con CaixaBank. La boda entre ambos bancos dará lugar a la mayor entidad financiera de España, con unos activos valorados en 664.000 millones de euros.

El nuevo banco mantendrá el nombre de CaixaBank, contará con más de 20 millones de clientes en España, más de 50.000 empleados y 6.700 sucursales. Unas cifras muy por encima de las de sus rivales.

La entidad mantendrá la sede social en Valencia, ciudad en la que tanto Bankia como CaixaBank tienen sus domicilios sociales. El banco contará además con dos sedes operativas situadas en las torres negras de la Diagonal, en Barcelona, y en las torres KIO de Plaza Castilla, en Madrid.

“Esta fusión dará lugar al mayor banco del país, con elevadas cuotas de mercado y más de 20 millones de clientes. Es un orgullo, pero también una responsabilidad”, ha asegurado el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, antes de la junta de accionistas.

Antes de la fusión, CaixaBank tenía 13,6 millones de clientes en el país y otros 1,9 millones de clientes en Portugal, donde opera bajo el nombre de BPI; y Bankia tenía cerca de 8 millones de clientes.

La unión de ambas entidades dispondrá de la mayor red comercial, con más de 6.700 sucursales. Hasta ahora, CaixaBank contaba con 4.515 oficinas (3.846 en España) y 35.569 empleados en marzo de 2020. Por su parte, Bankia tenía 2.267 oficinas y 15.947 trabajadores en junio de 2020.

La crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus ha supuesto un duro golpe para los bancos, tanto en sus cuentas como en su valor en la Bolsa. Muchas entidades ya habían sufrido problemas de rentabilidad en los úl...

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.