La bandera de la UE seguirá ondeando en Escocia tras el 'brexit' como ha ordenado su ministra principal

Una de las razones por las que finalmente Escocia votó seguir siendo parte del Reino Unido tuvo que ver con su deseo de no salir de la Unión Europea. Un panorama al que no querían hacer frente y al que se han visto abocados debido al resultado del referéndum realizado a nivel nacional y en el que el ganó el ‘sí’ al Brexit. Habiéndosele negado la celebración de una segunda votación, en Escocia no aceptan la salida de la UE este viernes y como muestra de ello su ministra principal, Nicola Sturgeon, ha ordenado que la bandera europea siga ondeando.

La ministra principal de Escocia ha ordenado que la bandera de la UE siga presente en el parlamento escocés tras el 'brexit'. (Foto: Getty Images)

Los escoceses, o al menos la mayoría y el actual Gobierno, están en contra de la próxima salida del país al que pertenecen de la Unión Europea. Es una decisión salida de las urnas a nivel nacional que no comparten. Razón por la cual solicitaron la posibilidad de realizar un nuevo referéndum sobre su salida del Reino Unido. Una votación que Boris Johnson descartó hace solo unos días.

A la petición enviada por Sturgeon en diciembre, el actual primer ministro británico respondió que no podía “aceptar ninguna solicitud de transferencia de poder que conduzca a más referéndums de independencia”. En su carta argumentaba que ya se celebró uno en 2014 con el resultado de que los escoceses decidieron continuar adheridos y que el compromiso entonces había sido el de una votación “en una generación”.

Ahora, obligados a seguir los pasos marcados por Londres y abandonar la Unión Europea, desde el ejecutivo escocés han decidido tomar una medida que no deja de ser simbólica y una forma de protesta. Sturgeon, como recoge The New European, ha dado la orden a los funcionarios de que la bandera europea siga ondeando como hasta ahora en el parlamento escocés después del viernes, fecha fijada para la salida oficial.

Una medida que ha sido criticada por la oposición, que la acusa de estar “obsesionada con las banderas” y la independencia.” “Esta es otra muestra cínica y obvia de oportunismo político”, ha señalado el líder de los conservadores.

A estas críticas, como recoge en Twitter la periodista política Chris Musson, la primera ministra ha respondido que “el simbolismo importa” y que dejar la bandera donde está ahora es una forma de enviar un mensaje a los europeos.

La decisión de Sturgeon va un paso más allá de la de su homólogo Galés, Mark Drakeford, quien ya dijo hace tiempo que la bandera europea seguiría siendo expuesta después del Brexit en las situaciones que consideren oportunas.

Más noticias que te pueden interesar: