El Banco de España ahora es también una sala de arte, que inaugura con Goya

·4 min de lectura

Madrid 13 feb (EFE).- El Banco de España en Madrid abre las puertas de una sala de exposiciones permanente en su sede para mostrar la amplia y variada colección de arte que atesora. La primera de ellas, “2.328 reales de vellón” mira a Goya, el genial maestro de la pintura, que está estrechamente vinculado a la entidad.

La visita de este nuevo espacio se podrá hacer desde mañana, 14 de octubre, y será gratis, previa reserva en la web de Banco de España (www.coleccion.bde.es).

La sala que ahora se abre -de mediano formato- abrió por primera vez sus puertas en 1982 con una exposición, pero desde entonces no se había usado con este fin y su vocación de ahora es permanente.

“Queremos enseñar todo nuestro patrimonio, no solo artístico sino también documental. Este espacio tiene vocación de permanencia, el público que venga puede saber que siempre va encontrar una exposición”, ha explicado Yolanda Romero, conservadora jefe del Banco de España.

La colección de arte del Banco de España está integrada por unas cuatro mil piezas. La sala de arte se encuentra en el corazón de la sede principal del banco, en pleno Paseo del Arte, a pocos metros del Museo Thyssen y el Prado, junto a la Plaza de Cibeles.

GOYA PROTAGONISTA

“2.328 reales de vellón”, la primera exposición de este espacio que estará abierta hasta febrero de 2022 y que hoy ha inaugurado Felipe VI, viaja hasta el origen de la colección del Banco de España, entonces Banco de San Carlos.

El título hace referencia al dinero que se le pagó a Goya por el primer retrato que hizo del primer director del banco, José de Toro Zambrano y Ureta, encargo por el que cobró 2.328 reales de vellón, “poco para la época”, según Romero.

Ese encargo fue muy importante para la carrera de Goya, que todavía no era pintor de cámara ni tan importante, explica Manuela Mena, una de las máximas autoridades del pintor en el mundo y que comisaria la exposición.

En la sala principal se han dispuesto los retratos de los primeros directores, gobernadores y miembros fundadores del banco, una decena de ellos pintados por Goya, con una disposición similar a lo que hubiera sido una reunión de la junta de la entidad, presidida por Carlos III, protector y primer accionista de la entidad.

En los distintos retratos se puede ver la rápida evolución que experimenta Goya en el inicio de su carrera. “Al principio se nota que hay como una sequedad, pero luego se ve una evolución inmensa, hasta convertirse en el retratista más importante de ese periodo”, explica Mena.

“Sabe el personaje que tiene delante, y no deja de él nada”, explica. El pintor demuestra ya entonces una “perfección anatómica absoluta”, con minuciosos detalles en manos y rostro, y su excepcional capacidad para reflejar la personalidad del retratado.

“2.328 reales de vellón” incluye una treintena de cuadros, una decena de Goya, pero también hay magníficas piezas de Mariano Salvador Maella, Vicente López o Federico de Madrazo de miembros de la entidad.

NO SOLO PINTURA

Banco de España quiere aprovechar este nuevo espacio para mostrar otros de sus tesoros: su inmenso archivo y su biblioteca, integrada por miles de documentos y libros.

“2.328 reales de vellón” incluye por ejemplo uno de los primeros libros de contabilidad del banco, en el que aparece el detalle del encargo a Goya y que fue clave para atribuir al pintor estas obras a principios del siglo XIX, cuando se había perdido la pista de quién los había pintado.

También se pueden ver algunos de los primeros billetes españoles de la historia, los primeros también, según ha explicado Romero, en los que usaron tintas de distintos colores para cada valor, toda una revolución para la época.

Hay libros de reuniones, mapas y material documental de diverso tipo, así como muebles y objetos de artes decorativas, que guardan una estrecha relación con las obras expuestas y que conectan con la historia detrás de cada cuadro.

“Queremos que el visitante entienda el origen de estas piezas -dice Romero- y de nuestra colección”.

Pese a que ahora muestra sus piezas de ate antiguo, este periodo es una pequeña parte de los fondos de su colección, que fundamentalmente son de tipo contemporánea, especialmente de segunda mitad del siglo XX.

La sala, tiene su programación definida hasta el año 2024. La próxima estará dedicada a la naturaleza muerta y también habrá una dedicada a Eduardo Adaro, arquitecto de la sede de banco.

Celia Sierra.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente