El balance tras seis meses de estado de excepción en El Salvador

El 27 de marzo, la Asamblea Nacional de El Salvador aprobó suspender los derechos de la libre asociación, inviolabilidad de la correspondencia y defensa ante una detención, además, amplió el periodo máximo de detención administrativa. Dio inicio a un régimen de excepción, extendido seis veces y con cierta popularidad entre los ciudadanos, pero criticado por comportar serias violaciones a los derechos humanos.

Quienes rechazan la medida afirman que estos seis meses de estado de excepción han dejado miles de detenciones arbitrarias, estigmatización, malos tratos en las prisiones, casos de tortura y fallecimientos de ciudadanos bajo custodia del Estado.

El Gobierno salvadoreño asegura que más de 52.000 personas han sido detenidas y están en prisiones que, en su mayoría, se encuentran superpobladas. Según la organización de derechos humanos Cristosal, al menos 80 detenidos han fallecido bajo custodia del Estado salvadoreño y hay denuncias de entre 2.700 y 3.000 detenciones arbitrarias.

Para los ciudadanos, la tranquilidad o sensación de seguridad es la prueba más clara del buen resultado de la medida, eso también se traduce en cifras de alta aceptación de la gestión del Gobierno.

Una encuesta realizada por la Universidad Francisco Gavidia evidenció que el respaldo al mandatario salvadoreño ronda el 80%. Según la firma CID Gallup, el 85% de los salvadoreños aprueban las políticas gubernamentales en general; el 95% de los ciudadanos aprueban las acciones adoptadas por el Gobierno para enfrentar la inseguridad desatada por los grupos delincuenciales conocidos como ‘maras’, además celebran la prolongación del estado de excepción y la forma de combatir la violencia.

¿Qué hacer con estas denuncias de presuntas violaciones de los derechos humanos en El Salvador? ¿Jugará esto en contra del presidente Bukele, quien buscará su reelección en 2024? ¿Están en riesgo la institucionalidad y la democracia salvadoreñas? ¿Cuánto más se mantendrá la alta popularidad del presidente? A seis meses de haber comenzado el estado de excepción en El Salvador hacemos balance en esta edición de El Debate con la ayuda de nuestros invitados:

- Eduardo Escobar, director de la ONG Acción Ciudadana.

- Francisco Martínez, consultor en temas sociolaborales, asesor del Consejo Nacional de Desarrollo Sostenible y monitor de cumplimiento de los ODS en el Consejo Nacional de Desarrollo Sostenible de El Salvador.