"Mi manera para bajar de 2:20 en maratón no es saludable"

·4 min de lectura
Photo credit: picture alliance - Getty Images
Photo credit: picture alliance - Getty Images

David Palomo del Rosario se ha planteado este año mejorar su marca en maratón. Para ello, se ha impuesto una preparación que culminará con la carrera a final de año en Valencia y ha querido compartir con sus seguidores en Facebook su plan, aunque con una advertencia para quienes quieren tomarle de ejemplo.

"Con la edad, las balas van pasando y no me quiero quedar con la sensación de no haber intentado bajar de 2:20 en maratón", explicó el profesor de Educación Física en una publicación a mediados de junio para anticipar su meta. "Como todo gran objetivo hay que organizarse y planificarse bien. Objetivo, recuperar el organismo en la mayor medida posible para afrontar el mayor reto atlético con el que me enfrentaré hasta la fecha. Da vértigo pero no deja de ser un objetivo para nada vital para mi existencia", insistió.

El corredor de 39 años se planteó un programa de 174 días con atención a una base aeróbica y resistencia específica y de manera progresiva ha desvelado algunos de sus parámetros. "Hablaré de cómo planteo la parte cualitativa de la preparación de la resistencia. Tengo que decir que ya a partir de mañana utilizaré el pulsómetro a diario. Básicamente para controlar los ritmos regenerativos y extensivos. Para ritmos intensivos me guío por el ritmo", expuso el 19 de junio con un tabla que ayudaba a sus seguidores con los cambios.

"Primero, empiezo con ritmos muy suaves y utilizo el monte para coger un poco de fuerza. De ahí paso a meter ritmos extensivos y progresivamente voy metiendo cosas más intensas. La proporción del ritmo y del volumen a ese ritmo varía según la proximidad de la carrera en cuestión. Por lo que cuanto más cerca de la maratón trabajo mucho más el ritmo específico en el cual pretendo correr. No hay más misterio, la verdad", apuntó.

Photo credit: picture alliance - Getty Images
Photo credit: picture alliance - Getty Images

Los planes de un corredor para hacer 2:19 en Valencia

Debido a la orografía del terreno, las fechas y al nivel competitivo, Valencia se ha convertido en un escenario perfecto para quienes quieren conseguir sus mejores marcas. En este caso, David Palomo del Rosario ha optado por un plan a largo plazo. "Empieza el momento de ir adquiriendo rutinas y puliendo detalles. Yo esta semana he realizado 50 kilómetros en 4 días de entrenamiento. Allí quedan todavía las semanas de 10-11 sesiones y más de 170 kilómetros. Hay que ir enseñando al cuerpo lo que le viene encima", actualizó a finales de junio en otra publicación en su cuenta de Facebook.

No obstante, el mayor sacrificio tiene que ver con el cuerpo y la exigencia. "Dentro de pulir detalles, entre otras cosas, como punto de partida me gusta pesarme y ver el % graso con el que empiezo la preparación. Para mí es muy significativo en cuanto al estado y pico de forma. Igualmente me va diciendo si no me voy pasando de carga controlando que semana a semana no haya disminuciones bruscas en cuanto al peso", comenzó. "Pues bien. Comienzo con 68,7 kg y un 11 % de grasa corporal para una altura de 1,78 metros. Me quedan por delante casi 4 kg de adelgazar y un 3 % de disminución en el porcentaje graso", detalló.

Es en esta parte donde lanza una advertencia a sus seguidores. "Quiero aclarar que menos no es mejor. En base a todas las maratones realizadas he visto que ese el peso en el cual mi cuerpo rinde más, lo mantengo sólo en el pico de forma y no es para nada saludable. De hecho solo estoy en ese peso unos 10 días", subrayó para que nadie se lleve a engaño.

Hipoxia para entrenar y dormir

David Palomo del Rosario también se ha fijado en al tecnología para tratar de batir su plusmarca personal. "El año pasado, viendo que el tiempo corre y era ahora o nunca, adquirí un aparato de hipoxia para entrenar y dormir en altura. No hay que confundirlo con las máscaras para trabajar los músculos respiratorios. En este caso el compresor cambia la presión parcial de oxígeno variando los componentes que se encuentran en el aire. Inyecta nitrógeno. El elemento de mayor presencia en el aire. Por lo que es diferente a entrenar en altura donde, ahí sí, la presión de oxígeno desciende a cuanta más altura", recordó el corredor de 39 años.

"El año pasado ya lo utilicé durmiendo los últimos 30 días utilizando un protocolo y no sé hasta que punto me habría ayudado. Hay mucha literatura al respecto y he utilizado los métodos que se han demostrado efectivos en mayor medida. Así que este año después de la experiencia del año pasado pasaré a utilizarlo en la cinta. Realizando entrenamiento interválico de alta intensidad a 4000 metros simulados. Ya lo he probado y la sensación de falta de aire es bastante importante", explicó el profesor de Educación Física.

En este punto también lanzó otro aviso a quienes siguen sus evoluciones. "A lo que me refiero con pulir detalles es el hecho de haciendo lo estrictamente necesario para hacer la maratón bien se utilizan otros métodos, legales y no perjudiciales para la salud en la búsqueda del mayor rendimiento posible. Como suelo decir a la gente, preparar una maratón de esta manera no es estrictamente saludable pero menos lo son otros hábitos muy fomentados en nuestra sociedad", defendió.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente