Bajan las temperaturas en Europa tras semanas de intenso calor y sequía

·1 min de lectura

El verano ha sido un poco insual para los serbios que se bañan en el río Danubio. En la ciudad de Novi Sad hay que recorrer extensos tramos del río para buscar un poco de profundidad en el agua, ya que la ola de calor ha reducido drásticamente el nivel del río.

La mayoría de los barcos que se ven en el Danubio son barcos de excursión para turistas, sólo unos pocos buques de carga pueden pasar por los vados del río.

En el río Rin, un carguero encallado provocó la interrupción del tráfico fluvial. Aunque el problema fue un fallo técnico, el incidente se produce en un momento en que el transporte por este río ha tenido que reducir la carga para evitar el riesgo de encallar.

Pero hay buenas noticias. Tras casi dos meses de ausencia de lluvias en gran parte de Europa, esta semana se han registrado algunas, como el aguacero de este miércoles en Londres.

Sin mebargo, el servicio meteorológico nacional de Reino Unido, ha emitido un aviso de alerta para algunas zonas del sureste de Inglaterra, advirtiendo de inundaciones en algunas áreas.