"Baños Pleamar", un relato íntimo y universal de la vida familiar

·3 min de lectura

Madrid, 13 may (EFE).- "Baños Pleamar" es la historia de un cantaor comunista andaluz y una monja gallega hija de falangistas, pero también la vida, el "mundo único" de Isaac Sánchez, el autor de este cómic en el que repasa esos años en los que sus días olían a salitre y soñaba con comer siempre "choquitos".

"Baños Pleamar", nombre del chiringuito de Badalona que en los años 90 es el escenario real en el que transcurre esta novela gráfica (Astiberri) que hace de una historia familiar un relato universal de lo que es la vida, de esas pequeñas cosas que con el tiempo se convierten en recuerdos a los que acudir para sacar una sonrisa a tu mente.

"Para mí es todo un mundo, es lo que era mi mundo único, que creo que era diferente a cualquier otro entorno, vivía en una casa restaurante construida por mi familia, con esas estructuras, ese olor y color, y necesitaba contar cómo era vivir en un entorno de esas características y un contexto tan diferente", ha contado a Efe el autor catalán (Badalona, 1983).

Y era diferente no solo en la forma de hablar (ya no se usa "debuti"), sino también en la estética; pero sobre todo, según el autor, en los valores: "si echas la vista atrás vemos que hemos evolucionado mucho, y esto es una de las cosas que más me han interesado a la hora de abordar la historia, echar la vista atrás para ver lo que somos".

"Una de las reflexiones que se pueden encontrar en la historia es que los recuerdos están deformados pero todos basados en cosas que han sucedido, y mi madre y mi padre eran eso, se fugaron a Barcelona y durante años no tenían donde vivir, pero trabajaron duro y construyeron un restaurante", ha relatado.

Así que "Baños Pleamar" es también un homenaje, sobre todo, a su padre, este "cantaor comunista andaluz" con aspecto de titán bonachón pero con carácter imponente que falleció mientras su hijo hacía este cómic.

"Empecé el cómic porque noté que estaba enfermo y quería que el mundo conociera su historia, lo que fue y lo que podría haber sido y como solo los que estuvimos allí fuimos afortunados de contemplar el arte de Andrés Sáchez", ha confesado.

Y tal era la personalidad de su padre que Sánchez tuvo que "rebajar" algunas de las anécdotas que vivió junto a él porque parecían "más fantasía que la realidad" porque tenía una forma "extravagante" de entender la vida.

Pero en esta obra Sánchez también ha traído al presente a su yo niño, a ese que se pasaba el verano vendiendo helados, que vendió su primera ilustración a un cliente al que él imaginó como "Panzaman", y ese que soñaba todos los días con comer "choquitos".

"Aprovechaba todo el rato para dibujar y le decía a los clientes que iba a ser dibujante. Lo tenía muy claro, incluso les decía que iba montar mi editorial, por eso cuando hace unos días estuve en la Feria del Cómic de Barcelona firmando mi obra alcancé el nirvana, porque allí iba yo de niño para que me firmaran sus cómics mis autores favoritos", ha recordado este fan total de Carlos Giménez.

Y, como no, en "Baños Pleamar" la figura de su madre, "una monja gallega hija de falangistas" también es uno de los personajes sobre los que pivota esta trama familiar. Un personaje real que para Sánchez, su hijo, ha sido el "más complicado".

"Sé que mi madre tenía un problema con el dinero, como cualquier otra adicción, tenía problemas con las apuestas y cosas así y a pesar de que eso le llevó a cometer actos dolorosos para la familia, tampoco quería retratarlo como alguien malvado, como alguien con muchos problemas que resolver, me ha costado mucho adentrarme en su psicología", ha reconocido.

Muchas confesiones a través de la viñeta que para el autor han supuesto hacer una obra que significa "un paso adelante" en su carrera, tanto en la narrativa como en el hecho de "romper barreras" para llegar a un amplio espectro de la sociedad.

Pilar Martín.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente