Azmi evita que Azra se quede con la fortuna en ‘No sueltes mi mano’

Por Telenovela
Photo credit: Telenovela

From Diez Minutos

Feride sale de la mansión con la excusa de un viaje de negocios y busca el apoyo de Azra antes de su operación. Esta, lejos de guardar rencor a Cenk por destapar su parentesco con Cansu, lo telefonea para que vaya junto a su abuela: “Está muy enferma”. Mert y Fatma huyen de la casa de Sumru y arruinan así sus planes. Fuera de sí, la mujer lo paga con Cansu y esta comienza a desconfiar. Por eso, decide ponerla a prueba.

Arda se cruza por casualidad con Mert

Llega la operación de Feride y Azra la acompaña hasta el quirófano sin soltar su mano. En ese momento, aparece Cenk y le brinda también su apoyo. Por suerte, horas después los médicos informan de que todo ha salido bien. “No me dejéis sola”, pide Feride a los jóvenes cuando despierta. Así, durante días la ayudan en su recuperación y rechazan las insistentes llamadas de sus familiares.

Una vez que recibe el alta, Cenk la acompaña a casa y se llevan una desagradable sorpresa al ver que unos policías esperan en la puerta. “Debe acompañarnos para que un psiquiatra evalúe su salud mental”, comunican a la señora. “No la llevarán a ningún lado”, la defiende su nieto y golpea a las autoridades por lo que acaba detenido. Azmi celebra que su plan haya salido mejor de lo planeado pues se ha deshecho de dos rivales a la vez.

Además, interpone una demanda contra Azra por fraude y es llamada a declarar: “No soy una mala persona ni trato de engañar a nadie. Solo respeto la decisión de Feride”. Para ese entonces, la señora se somete a unas pruebas psiquiátricas: “Quiero que mi familia sepa que en la vida hay cosas más importantes que el dinero. Me tenían abandonada y Azra apareció cuando más la necesitaba”, revela.

Arda, por su parte, debe a colaborar en un proyecto social como castigo por su comportamiento en la escuela y se cruza con Mert. Sumru también busca pistas sobre su paradero.