¿Es útil reemplazar el azúcar por edulcorantes acalóricos?

Un informe realizado por expertos internacionales sugiere que los edulcorantes bajos en calorías o sin calorías son una alternativa segura y efectiva al azúcar

Almendra tostada sin azúcar con Xilitol. (Foto de Oliver Berg / Picture Alliance a través de Getty Images)

Los edulcorantes bajos en calorías o sin calorías (EBC) pueden desempeñar "un papel útil y valioso para conseguir la reducción de azúcares y calorías, con beneficios asociados para la salud que no pueden ignorarse", siempre que se utilicen en lugar de azúcar, y en el contexto de una alimentación y un estilo de vida saludables, según una revisión publicada en la revista 'Nutrition Research Reviews'.

En su trabajo, los investigadores (de Ashwell et al.) aclaran que el beneficio de usar este tipo de edulcorantes dependerá de la cantidad de azúcares sustituidos en la dieta, así como de la calidad general de la alimentación. En cualquier caso, puntualizan que "no puede esperarse que el uso de edulcorantes bajos en calorías suponga por sí solo una solución milagrosa para perder peso".

Sirope de agave orgánico. (Foto: BSIP / Universal Images Group a través de Getty Images)

Así lo confirma esta nueva publicación científica, elaborada por diecisiete importantes expertos internacionales en temas relacionados con los edulcorantes, que aporta nuevas pruebas científicas para demostrar que los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías:

  • Son seguros: todos ellos han pasado por un amplio proceso de evaluación por parte de autoridades de seguridad alimentaria de todo el mundo antes de que se apruebe su uso en el mercado.

  • Carecen de efecto adverso sobre la regulación de la glucosa en sangre en personas con y sin diabetes e inducen un menor aumento de la glucosa en sangre en comparación con el azúcar. Por tanto, pueden desempeñar un papel en el control dietético de la diabetes si se utilizan como sustitutos de los azúcares.

  • Pueden ayudar a reducir la ingesta calórica total y aportar, a la vez, el deseado sabor dulce, si se utilizan en lugar de azúcar para reducir la densidad energética de alimentos y bebidas.

  • Pueden formar parte de las estrategias a tener en cuenta para reducir la ingesta de azúcares, en línea con recomendaciones de salud pública de todo el mundo orientadas a reducir el riesgo y la prevalencia de la obesidad, un importante problema de salud pública.

“El consenso del panel de expertos es que el considerable conjunto de pruebas en torno a la seguridad y el papel de los edulcorantes bajos en calorías para ayudar a las personas a reducir su ingesta de azúcares y calorías; lo cual es una importante prioridad de salud pública”, explica la autora principal, la doctora Margaret Ashwell.

Estas conclusiones se presentaron en el marco de la 3a Conferencia de la Asociación Internacional de Edulcorantes (ISA) titulada ‘La ciencia detrás de los edulcorantes bajos en calorías: donde la evidencia confluye con la normativa’.

Extracto de stevia, una alternativa natural derivada de plantas (Stevia rebaudiana) a los edulcorantes artificiales. Apenas aporta kilocalorías (0,2 kcal por gramo), lo que la hace más aconsejable para personas diabéticas. (Foto de Smith Collection / Gado / Getty Images)

Cómo afectan los EBC a la pérdida de peso

Siempre que se utilicen en lugar de azúcar, y en el contexto de una alimentación y un estilo de vida saludables, los expertos están de acuerdo en que los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías pueden desempeñar un papel útil y valioso para conseguir la reducción de azúcares y calorías, con beneficios asociados para la salud que no pueden ignorarse.

Aunque insisten en que el beneficio de usar edulcorantes bajos en calorías/sin calorías dependerá de la cantidad de azúcares sustituidos en la dieta, así como de la calidad general de la alimentación.

“No puede esperarse que el uso de EBC suponga por sí solo una solución milagrosa para perder peso”, aclara Sigrid Gibson, científica experta en Nutrición y coautora del estudio.

No obstante, y en base a la sólida evidencia científica considerada, los autores concluyeron que los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías pueden ser útiles en enfoques dietéticos para evitar y controlar la diabetes y la obesidad, y que pueden facilitar la reducción de la ingesta energética y la pérdida de peso.

Para que el reemplazo sea saludable

Estas son las opciones realmente válidas para sustituir el azúcar artificial de unna forma saludable:

  1. Azúcar de caña integral, que aporta vitamina A y vitaminas del grupo B, minerales y fibras solubles que facilitan su digestión.

  2. Extracto de Stevia puro o simplemente hojas trituradas de la planta.

  3. Miel cruda, no procesada. Es rica en antioxidantes, minerales, vitaminas, aminoácidos y otros nutrientes esenciales.La de zarza o de azahar están entre las más recomendadas.

  4. Sirope de ágave. Extraído de un cactus compuesto principalmente por fructooligosacáridos. Debes fijarte bien en la etiqueta para ver cómo se ha procesado.

  5. Jarabe de arce. Toda una institución en Canadá con la mitad de calorías que el azúcar blanco. Aporta potasio, calcio, vitaminas del tipo B, A y H, ácido fólico, riboflavina y zinc. Según el momento de su extracción, hay diferentes tipos de sirope (A, B y C) con diferentes propiedades. El A concentra más glucosa y menos minerales. El de grado B es de calidad intermedia porque la savia extraída es de temporada tardía. Y el C es el summum de los jarabes de arce gracias a su alta concentración de minerales.

  6. Azúcar de abedul o xilitol. Parece azúcar blanco y sabe parecido, pero cuenta con una ventaja para los diabéticos: no necesita la intervención de la insulina para ser metabolizada. Eso sí, no hay que pasarse con la cantidad, ya que puede tener efectos laxantes, sobre todo cuando se empieza a consumir.

Tras la aprobación por parte de las autoridades sanitarias estadounidenses y europeas de la stevia natural como sustituto de los edulcorantes químicos, algunos países como Paraguay decidieron extender los cultivos de la planta, conocida en guaraní como Ka-a Je-e, de las actuales 2.000 hectáreas a 10.000. Stevia endulza 300 veces más que la caña de azúcar y compañías multinacionales como Coca-Cola y Pepsi tienen sus propios refrescos de stevia verde (Foto: Norberto Duarte/AFP a través de Getty Images)

Aspectos por aclarar

Volviendo al informe, y tras discutir las prioridades en investigación, en línea con otros consensos de expertos publicados recientemente, el panel coincidió en que la futura investigación debería incluir estudios bien diseñados y de alta calidad sobre humanos para confirmar los beneficios a largo plazo de los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías.

Además, el informe indicaba la necesidad de estudios que modelen el impacto de los edulcorantes bajos en calorías/sin calorías sobre la reducción de azúcares y la calidad de la alimentación.

Por otro lado, los expertos señalan la importancia de estrategias eficaces para informar a los consumidores y abordar equívocos, así como a ONGs, profesionales de la salud, organismos que financian investigación, y la industria de alimentos y bebidas.

Además, llegaron a la conclusión de que: “Deben realizarse esfuerzos para conocer, y cuando sea posible, reconciliar las discrepancias en políticas entre organizaciones, y reducir los obstáculos regulatorios que dificultan el desarrollo y la reformulación de productos diseñados para reducir azúcares y calorías.”

Y tú, ¿te has pasado a los edulcorantes o crees que el azúcar no es tan malo como lo pintan?

Más historias que pueden interesarte:

Sustitutos del azúcar, ¡no todos valen!

¿Podría el azúcar curar las enfermedades respiratorias?

Por qué te equivocas (y mucho) cuando pides bebidas 'light' o 'zero'