¿Ayuno intermitente o estricto, cuál es más saludable?

Es un tema delicado y puede generar muchas críticas, pero esta práctica contrarresta los excesos y actúa como pausa para reencontrarnos con nosotros mismos, a nivel físico y emocional

Dejar de comer en periodos de tiempo variables, pero controlados, tiene ciertos beneficios sobre la salud cuando el ayuno es prudente. (Foto:The Independent)
Dejar de comer en periodos de tiempo variables, pero controlados, tiene ciertos beneficios sobre la salud cuando el ayuno es prudente. (Foto:The Independent)

No cabe duda de que la forma en que nos alimentamos ha cambiado, conscientes de la importancia de cuidarnos a nivel físico y emocional. Tanto es así que el ayuno ha ido cogiendo cada vez mayor protagonismo en la sociedad hasta el punto de ser ya miles las personas que han mostrado interés por sus beneficios y que lo han empezado a practicar en sus distintas variedades.

Y es que el consumo de alimentos en abundancia es cada día un problema mayor para las sociedades desarrolladas y el ayuno (controlado por profesionales) permite sanear la relación entre los excesos, actuando como pausa para centrarse en uno mismo y conseguir una limpieza física-emocional del cuerpo.

Compensar un atracón con ayuno puro y duro es un error; la idea es hacer ayuno ‘estratégico’ para aprender a comer mejor. (Foto: <strong><a href="http://aorahealth.com/es/aora-health/" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:Aora Health" class="link rapid-noclick-resp">Aora Health</a>)</strong>
Compensar un atracón con ayuno puro y duro es un error; la idea es hacer ayuno ‘estratégico’ para aprender a comer mejor. (Foto: Aora Health)

Según los investigadores del Instituto del Corazón del Centro Médico Intermountain, en Utah, Estados Unidos, el ayuno no sólo reduce el riesgo de enfermedades del corazón y diabetes, sino que también provoca cambios positivos importantes en los niveles de colesterol de una persona.

Los seguidores de la dieta como el cantante Chris Martin o el actor Hugh Jackman exaltan sus beneficios para salud que incluyen la pérdida de peso, mayor resistencia, enfoque mejorado e incluso un sistema inmune más saludable. Mientras que Martin hacía la versión 6:1, Jackman hizo la dieta de 16: 8 para convertirse en Lobezno, lo que significa que no comía nada durante 16 horas al día y luego se alimentaba durante 8 horas.

Sin embargo, no todo el mundo está preparado para practicar el ayuno estricto, en cierto casos puede ser peligroso; pero existen otras opciones que provocan los mismos efectos en el cuerpo.

<span class><span class>Las modas como la dieta <a href="http://www.independent.co.uk/life-style/food-and-drink/water-fasting-diet-eating-disorders-fad-concern-health-weight-loss-a8118736.html" rel="nofollow noopener" target="_blank" data-ylk="slk:‘ayuno en agua’" class="link rapid-noclick-resp">‘ayuno en agua’ </a>no tienen nada que ver con lo que te estamos contando, son modas muy peligrosas que pueden provocar<a href="https://es.vida-estilo.yahoo.com/alexis-ren-habla-trastornos-alimenticios-154200159.html" data-ylk="slk:trastornos alimentarios;outcm:mb_qualified_link;_E:mb_qualified_link;ct:story;" class="link rapid-noclick-resp yahoo-link"> trastornos alimentarios</a>.</span></span> (<span class="asset-item-link"><span class="asset-item-author">The Independent)</span></span>
Las modas como la dieta ‘ayuno en agua’ no tienen nada que ver con lo que te estamos contando, son modas muy peligrosas que pueden provocar trastornos alimentarios. (The Independent)

El ayuno intermitente diario, el ayuno semanal y el de dos o tres días seguidos (cada mes) son las tres formas formas conocidas de realizar un ayuno.

Sin embargo, esta corriente dietética cuenta con partidarios y detractores. Estos últimos advierten que una “Dieta cero”, en la que no hay que comer nada, puede resultar muy peligrosa, incluso mortal, como consecuencia de pérdidas proteícas y de electrolitos (Garrow, 1994), que provocan la pérdida de masa muscular, así como de factores de coagulación (encargados de frenar las hemorragias).

Las dietas con un contenido muy bajo en calorías pueden ocasionar una hipoglucemia reactiva e intolerancia a la glucosa cuando los sujetos son sometidos a una sobrecarga de la misma, e incluso complicaciones más serias como arritmias cardiaca.

“Este tipo de dietas inducen una restricción muy severa de la energía ingerida, lo que conduce a alteraciones del metabolismo y provoca una monotonía alimentaria que las hace insostenibles en el tiempo y peligrosas para la salud”, explica Teodomiro Hidalgo, del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF).

El ayuno en sí mismo no es un “medicamento” para cualquier dolencia. Lo que en realidad hace es crear un entorno propicio para que se pongan en marcha los mecanismos naturales de curación. (Foto: Yahoo India Lifestyle)
El ayuno en sí mismo no es un “medicamento” para cualquier dolencia. Lo que en realidad hace es crear un entorno propicio para que se pongan en marcha los mecanismos naturales de curación. (Foto: Yahoo India Lifestyle)

En el extremo opuesto, están los que consideran que necesitamos liberar todas las toxinas acumuladas en los tejidos. Esta liberación de las funciones digestivas y la consecuente capacidad de restitución orgánica, o “puesta al día”, del organismo es, sin duda, uno de los grandes beneficios del ayuno para la salud.

El estudio sobre el ayuno más reciente asegura que esta práctica activa los mecanismos internos naturales de curación, ayudando a reequilibrar el sistema a nivel general. Pero ¡ojo! solo conduce a la pérdida de peso y a la mejora de la salud metabólica cuando es prudente y controlado.

“A diario muchas personas eligen el rumbo de su vida, actuando de forma voluntaria en relación a su alimentación, emociones, forma de relacionarse con los demás… y el ayuno es un elemento que participa en este cambio de conciencia”, asegura Damien Carbonnier, de Ayuno.es, portal que ofrece información con base científica sobre el ayuno, que desde hace seis años hasta la fecha ha visto cómo el número de visitas a su portal ha ido incrementando de forma exponencial (más de 250.000 visitas únicas anuales).

Es decir, el ayuno no es una cosa que podamos decidir hacer de un día para otro sin ningún motivo. Siempre hay que que ponerse en manos de endocrinos y nutricionistas que te recomendarán si el ayuno es lo que más te convienen o si no debes ser tan estricto.

Ya sabes, la mejor recomendación para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares es hacer ejercicio, comer sanamente, reducir el consumo de alcohol y evitar el tabaco.

¿Has hecho ayuno alguna vez? ¿Fue por recomendación médica? ¿Notaste alguna mejoría?

También te puede interesar:

Contesta a esta pregunta antes de ponerte a dieta

Ayunar no supone un riesgo para la salud y sí es beneficioso

El ayuno también limpia las emociones, además del cuerpo

Comemos peor que nunca y más de lo necesario (pistas para ponerle remedio)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente