Cómo puede ayudarte el yoga con los problemas musculares

HOLA.COM

Las malas posturas, el sedentarismo o el estrés, tan habituales en nuestro día a día, están directamente relacionados con las dolencias musculares. Cuando uno altera la alineación natural del cuerpo las cargas quedan descompensadas y el sistema muscular se resiente, como también si estamos viviendo una etapa de presión o si nos sentamos de forma inadecuada delante del ordenador. Acudir de manera regular a un experto fisioterapeuta es la manera más responsable de poner freno a este tipo de molestias, que pueden llegar a afectar, por ejemplo, a los nervios y acabar generando mucho dolor y hasta calambres.

Sin embargo, hay algo más que podemos hacer. Integrar en nuestra rutina ejercicios que nos ayuden no solo a paliar el problema sino a prevenirlo. En este sentido, el yoga juega un papel relevante. "Se trata de una disciplina integral, lo que quiere decir que intenta unir de forma consciente el movimiento meditativo y esto facilita que haya una conexión entre el cuerpo mente y alma", explica Jordi Canela, fundador de YogaOne, con más de 30 centros, y que acaba de desembarcar en Madrid con la apertura de dos espacios ubicados en Diego de León y Moncloa.

"El yoga facilita relajarse, trabaja la fuerza, la flexibilidad y la movilidad articular. Trabaja los órganos internos, el sistema circulatorio", especifica, lo que favorece un mejor estado de la musculatura. "Facilita todo un estilo de vida que va más allá del trabajo que se hace en la esterilla, ya que puedes aplicar en la vida una serie de principios que te ayuda a armonizarte con el entorno y vivir en paz y una tranquila felicidad". Una cuestión importante, pues no se trata de poner el foco en la curación sino en la prevención. Asimilando un estilo de vida en el que uno se encuentre armonizado, cuente con unos músculos que sostengan, un cuerpo flexible, las posibilidades de padecer este tipo de problemas disminuyen considerablemente.

Yoga terapéutico

Nos explica Jordi que hay "prácticas de yoga específicas para gente con dolor, como es el yoga terapéutico o el Hatha Yoga, el yoga más tradicional y más saludable. Dentro de este, tenemos un tipo de yoga que se llama Ayengar, que trabaja con bloques, mantas, cuerdas y facilita la práctica para gente con problemas de movilidad".

Ya en el terreno más práctico, el experto nos recomienda especialmente dos asanas (posturas) para trabajar los problemas musculares:

yoga-dolor-muscular
  • La primera es la postura de Shavasana, de relajación en el suelo. Túmbate boca arriba, con las piernas abiertas y los brazos ligeramente separados del tronco; suelta la mandíbula y concéntrate en relajar cada parte del cuerpo."Estirado en el suelo, gracias a la acción de la gravedad facilita la alineación del cuerpo y su restauración, así como que la mente se tranquilice y sintonice con la vibración de la tierra", detalla.

Tadasana
  • La segunda recomendada es Tadasana, también llamada la postura de la montaña, una asana que se realiza de pie y ayuda también a la alineación del cuerpo. Con las piernas y los pies juntos y los brazos extendidos a lo largo del cuerpo, estira bien la espalda sin levantar los hombros, con el abdomen bien activo; mantén la postura relajada y respirando. "En general cualquier práctica de yoga realizada desde el suelo nos permitirá mejorar la salud muscular".