Ayuda a tu pelo a crecer más rápido con un simple gesto

·3 min de lectura
Photo credit: Edward Berthelot
Photo credit: Edward Berthelot

Vamos a poner en práctica (y esta vez sí que sí), los buenos hábitos. Y en cuanto a cuidar tu pelo se refiere, hay un buen consejo que puedes poner en marcha desde hoy. Nos lo ha dado la embajadora de GHD en Reino Unido, Zoë Irwin. Un consejo que, si te estás dejando el pelo largo, deberías poner en marcha desde hoy mismo. O bien, si lo que quieres es que tu pelo esté sano y saludable de una vez por todas. Y todo comienza en el lavado.

¿Cómo te lavas el pelo cuando lo haces? ¿Masajeas el cuero cabelludo? Estas dos preguntas son clave. Y es que masajear el cuero cabelludo diariamente durante 5 minutos ayudará, no sólo a relajarte y a aliviar la tensión, sino que también reportará beneficios extra a la salud de tu pelo. Ayuda a aumentar el flujo de sangre en el cuero cabelludo y esto favorece que se vuelva más grueso, más saludable y sí, que crezca más rápido.

Pero entre quienes tienen pelazo, hay unos cuantos consejos más que puedes practicar desde hoy mismo. También en el lavado, por ejemplo, enjuagándolo con agua fría para cerrar y sellar las cutículas, además de conseguir más brillo. Cuando salgas de la ducha, evita frotar el pelo con la toalla porque causará alteraciones en la cutícula y causará daños a largo plazo, hazlo suavemente. Además, cambiar de toalla y pasarte a las de microfibra será otro punto clave, ya que absorbe la humedad hasta 9 veces más rápido que las toallas clásicas de algodón, evitando así la fricción -lo que te libra de acabar con el pelo encrespado- y protegiendo la integridad del cabello. Uno de los mejores trucos para secarte el pelo más rápido.

O por ejemplo, que cuanto más grande sea el cepillo con el que lo peinas, más beneficios que con uno pequeño, ya que ayuda a más zona del cuero cabelludo a aumentar la circulación sanguínea y a estimular el crecimiento del cabello.

Al tener una superficie más grande, se trabaja más cantidad de pelo y evita que se tengan que hacer más pasada, por lo que genera menos tensión en el pelo.

Y si todavía no le has dado una oportunidad a los acondicionadores para el pelo, ¡empieza hoy mismo!

Tal y como recuerda la farmacéutica especializada en dermocosmética y cabello Helena Rodero, “el acondicionador normalmente es algo que menospreciamos, pero es el cosmético por excelencia que más previene el daño capilar”. No confundir con el champú. Este último, encargado de higienizar y limpiar el cabello. El acondicionador debe elegirse en base al champú y usarse en poca cantidad, en medios y puntas, tras el lavado. Además, debe ser el último paso de la limpieza del pelo, incluso tras la mascarilla, para cerrar la cutícula de la fibra capilar.

La experta recomienda dejarlo actuar entre 1 y 2 minutos y aclarar después muy bien retirando todo el exceso.

El uso de acondicionador en el lavado del pelo ayudará a peinarlo y desenredarlo más fácilmente, evita la electricidad estática y además, lo protege de la radiación, dejando el pelo más suave y cuidado.

Y por cierto, uno más: termina siempre el secado con aire frío. ¡Adiós encrespamiento!