Aviones “fantasmas” surcando los cielos, el último efecto del coronavirus

Avión vacío. Foto: Getty

El impacto de la epidemia de coronavirus ha llegado incluso hasta los cielos. Concretamente, a los aviones, y de la manera más increíble.

Un reporte de Business Insider revela que las aerolíneas están desperdiciando miles de litros de combustible para volar aviones “fantasmas”, o sea, vacíos, debido a las normas europeas que hacen que los operadores pierdan sus espacios de vuelo si mantienen sus aviones en tierra.

La aerolínea británica Flybe fue una de las primeras bajas del coronavirus en la industria. Tras cuatro décadas de operaciones se declaró insolvente a causa de la crisis.

"La aerolínea regional independiente más grande de Europa no ha podido superar los desafíos de financiación significativos para su negocio”, dijo en un comunicado su CEO, Mark Anderson. “Esto se ha visto agravado por el brote de coronavirus que en los últimos días ha tenido un impacto significativo en la demanda”, agregó.

Los clientes de Flybe se enteraron del colapso con un mensaje de texto a las 4 am, hora local de Londres, que dejó a 2.300 empleados enfrentando un futuro incierto y destruyendo los planes de viaje de cientos de miles de pasajeros, reportó la prensa británica.

Artículos relacionados:

Un vuelo de Flybe sale del aeropuerto de Manchester, Inglaterra, el lunes 13 de enero de 2020. (Pete Byrne/via AP)

Derrumbe de la demanda

La demanda de vuelos se ha derrumbado en todo el mundo en medio de los crecientes temores sobre el coronavirus.

La situación se agrava por las normas europeas que exigen que las compañías aéreas que operan fuera del continente deben continuar usando el 80% de sus espacios de vuelo asignados o arriesgarse a perderlos ante un competidor.

Esto ha llevado a algunos operadores a volar aviones vacíos dentro y fuera de los países europeos a un costo enorme, informó el periódico Times. Pero algunas, como Flybe, no pueden darse ese lujo.

El tráfico de carga, que a veces puede ayudar a las aerolíneas a compensar una disminución en el número de pasajeros, ya estaba debilitado por las guerras comerciales. La demanda de carga disminuyó un 3,3% en enero de 2020, en comparación con el mismo período en 2019, reportó Forbes.

"La industria de la carga aérea comenzó el año débil", dijo Alexandre de Juniac, Director General y CEO de IATA (Asociación Internacional de Transporte Aéreo). "Hubo optimismo de que una disminución de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China le daría un impulso al sector en 2020. Pero eso se vio superado por el brote de COVID-19, que afectó gravemente las cadenas de suministro mundiales, aunque no tuvo un impacto importante sobre el rendimiento de carga de enero”.

El jueves, el Secretario de Transporte del Reino Unido, Grant Shapps, escribió al coordinador independiente del aeropuerto pidiendo que se suspendan las reglas durante la crisis para evitar más daños ambientales y económicos innecesarios.

"Me preocupa especialmente que, para cumplir con la regla 80/20, las aerolíneas puedan verse obligadas a volar aeronaves con factores de carga muy bajos, o incluso vacías, para retener sus espacios", escribió Shapps a la Coordinación del Aeropuerto (ACL).

"Tal escenario no es aceptable. No es de interés para la industria, los pasajeros o el medio ambiente y debe evitarse", agregó.

ACL ya suspendió la regulación para vuelos hacia y desde Hong Kong y China continental, pero siguen vigentes para todos los demás vuelos.

La crisis podría causar pérdidas $ 113.000 millones de dólares a la industria en todo el mundo, según cálculos de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA),