Al menos 15 muertos al estrellarse un avión de pasajeros en Kazajistán

Al menos 15 personas murieron y otras 66 resultaron heridas al estrellarse este viernes un avión de pasajeros tras despegar del aeropuerto de la ciudad kazaja de Almaty, según los últimos datos ofrecidos por las autoridades de Kazajistán.

"En total murieron 15 personas: 14 en el lugar de los hechos y una en el hospital", informó el jefe del Departamento de Sanidad de Almaty, Tleuján Abildáyev. Agregó que 50 personas fueron hospitalizadas, de las cuales 12 se encuentran graves, y otras 16 recibieron atención médica ambulatoria.

El aparato, un Fokker-100 perteneciente a la compañía kazaja Bek Air con 100 personas a bordo -95 pasajeros y cinco tripulantes, se estrelló nada más despegar. El Ministerio del Interior de Kazajstán dijo que el capitán estaba entre los fallecidos.

El lugar del accidente de un avión de Bek Air que transportaba a 95 pasajeros y 5 miembros de la tripulación cerca del aeropuerto de Almaty. (Foto de TASS \ TASS a través de Getty Images)

El avión que se dirigía a la capital Nursultán en un vuelo antes del amanecer "perdió altitud durante el despegue y atravesó una valla de hormigón", antes de chocar con un edificio de dos pisos, dijo el Comité de Aviación Civil de Kazajistán.

Un periodista de Reuters que acudió al aeropuerto poco después del accidente dijo que había una espesa niebla en la zona. El reportero vio los restos de la parte delantera del avión y otras partes separadas del fuselaje esparcidas entre los restos de lo que quedaba del inmueble.

"Antes de estrellarse, el avión tocó la pista con la cola dos veces, el equipo estaba retraído", dijo el vice primer ministro Roman Sklyar a periodistas. "Una comisión... establecerá si se trató de un error del piloto o de cuestiones técnicas. La pista estaba en condiciones ideales".

Mapa de Kazajstán resaltado en rojo la ciudad de NURSULTAN (capital) y ALMATY, donde se produjo el accidente del avión. AP.

En su cuenta de Twitter, el presidente de Kazajistán, Kasim-Yomart Tokáyev, expresó sus condolencia a los familiares de la víctimas mortales y aseguró que "los responsables del accidente serán sancionados conforme a la ley".

Testimonio de un superviviente

Una superviviente dijo al sitio web de noticias Tengrinews que escuchó un "sonido aterrador" antes de que el avión comenzara a perder altura.

"El avión estaba volando inclinado. Todo era como en una película: gritos, chillidos, gente llorando", dijo.

Las autoridades sanitarias de Almaty inicialmente fijaron la cifra de muertos por el accidente en 15 o más, pero más tarde revisaron la cifra situándola en 12. Dijeron que 66 personas fueron trasladadas a un hospital, algunas de ellas en estado grave.

El avión llevaba 93 pasajeros y cinco tripulantes, y el Ministerio del Interior de Kazajstán dijo que el capitán estaba entre los fallecidos.

El Ministerio dijo que estaba investigando una posible violación de la normativa de seguridad del vuelo, un procedimiento estándar. Había una espesa niebla en la zona en el momento del accidente.

El comité de aviación dijo que había decidido suspender todos los vuelos de la aerolínea Bek Air y los de los aviones Fokker 100 hasta que se realizara una investigación.

Bek Air, que opera una flota de aviones Fokker 100, dijo en un comunicado que estaba esperando información oficial de los investigadores que trabajan en el lugar del accidente.

Otro superviviente, el empresario Aslan Nazaraliyev, dijo al periódico Vremya que el avión comenzó a temblar mientras ganaba altura unos dos minutos después de despegar.

"En algún momento empezamos a caer, no verticalmente, sino en ángulo. Parecía que se había perdido el control del avión", dijo.

Artículo relacionado:


Información de EFE y Reuters.