Las autoridades prorrusas celebran su "victoria" en los cuestionados referendos de anexión realizados en las zonas ocupadas de Ucrania

Una votante este martes en Donetsk.
Una votante este martes en Donetsk.

Los cuatro cuestionados referendos de anexión realizados en los últimos días en las regiones del este de Ucrania ocupadas por Rusia terminaron con resultados favorables al gobierno de Moscú, según funcionarios locales.

Esos funcionarios instalados por el Kremlin aseguraron que el apoyo a la anexión a Rusia fue mayoritario entre quienes participaron en las votaciones.

Gran parte de la comunidad internacional considera esos referendos fraudulentos. Las votaciones no contaron con observadores independientes.

El gobierno ucraniano y sus aliados denunciaron los referendos como "una farsa".

Las votaciones se celebraron en las regiones separatistas orientales de Donetsk y Luhansk.

También se organizaron votaciones en dos zonas ocupadas por Rusia durante la actual invasión: las regiones meridionales de Jersón y Zaporiyia.

Refugiados dispersos por Rusia también pudieron votar en decenas de colegios electorales, incluso en Crimea, una península del sur de Ucrania anexionada por Rusia en 2014. Los resultados parciales indicaron enormes mayorías a favor de la anexión a Rusia.

Hasta cuatro millones de personas estaban llamadas a votar en las regiones devastadas por la guerra, que representan alrededor del 15% del territorio de Ucrania.

Las agencias de noticias pro-Kremlin en Donetsk y Luhansk informan que hasta el 99,23% de la población votó a favor de la anexión a Rusia.

Expertos han especulado con posibilidad de que el presidente ruso, Vladimir Putin, anuncie la anexión de las cuatro regiones en un discurso ante una sesión conjunta del Parlamento ruso el viernes.

En 2014, Moscú dijo que Crimea se había unido a Rusia sólo unos días después de que se celebrara un referéndum que tampoco fue reconocido internacionalmente.

Escenario peligroso

Si Rusia se anexiona las cuatro regiones, que Moscú no controla totalmente, podría llevar la guerra a un nuevo y más peligroso nivel, ya que Moscú describe cualquier intento de Ucrania por recuperarlas como un ataque a su territorio.

El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, acusó a Rusia de "violar brutalmente el estatuto de la ONU" al intentar adherirse territorios a la fuerza.

"Esta farsa en los territorios ocupados no puede llamarse ni siquiera una imitación de referendos", dijo el martes.

El corresponsal de la BBC en Ucrania, James Waterhouse, dice que se espera que Rusia redacte pronto nuevas leyes en torno a la anexión de estos cuatro territorios en disputa, y que ha amenazado con el uso de armas más letales en el futuro.

"Ucrania y Occidente han desacreditado el proceso, y la BBC conoció evidencia de soldados armados que recogen votos puerta a puerta, así como de afirmaciones de que la votación simplemente no se celebró en algunos lugares", reportó Waterhouse.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.