El auto eléctrico argentino Tito, víctima de la falta de dólares: la empresa no puede importar componentes

Tito se convirtió en una de las revelaciones del mercado automotor en 2022. El auto eléctrico fabricado en San Luis es el más vendido en su categoría en lo que va del año, con buenas expectativas para 2023, las cuales obligaron a la empresa a construir una nueva línea de producción para ampliar la capacidad instalada.

Sin embargo, este furor que venía consolidando la presencia de Tito en el país está sufriendo en las últimas semanas algunos traspiés que tienen que ver con las demoras para importar algunas piezas y así poder seguir con el ritmo de la producción que venían teniendo. En efecto: el cepo a las importaciones, debido a las restricciones de dólares, está poniéndole un tope a la producción.

Así lo admitieron desde la empresa fabricante, Coradir, en diálogo con iProfesional, quienes no dejan de mostrar algo de preocupación por la realidad actual.

Junto con este problema, que demorará la entrega de los modelos confirmados en preventa, se suma que la ley de Electromovilidad que se viene tratando en el Congreso está teniendo algunas trabas y el avance es más lento de los esperado. Según fuentes del sector, el "lobby" que llevan adelante algunas empresas está afectando las definiciones.

Qué pasará con la producción en 2023

Debido a estos problemas que se acumularon en los últimos meses, Tito podría sufrir algunos recortes en la producción que venía a un paso firme. Hasta ahora, se realizaron 178 patentamientos en el año, con 32 ventas en noviembre pasado. Para el año próximo, las proyecciones de la marca llegan a 1.500 unidades.

También el  ya que el valor de este vehículo sigue la cotización de esa moneda.

El Tito de 5 puertas potenciado sale como un modelo mediano.
El Tito de 5 puertas potenciado sale como un modelo mediano.

El Tito de 5 puertas potenciado sale como un modelo mediano.

Hoy, el auto eléctrico se ofrece en versiones que van desde los u$s16.500, es decir, $2.905.000 a los u$s26.750 O $4.708.000 en el caso de la versión de 5 puertas con autonomía extendida y motor potenciado. Hace un año, con un valor de u$s16.000 y el dólar a $153, el auto salía $2.448.000 pesos.

Este precio pone a Tito al mismo valor de los autos del segmento de entrada de gama, como el Toyota Etios que arranca en $3 millones, mientras que el más equipado supera la categoría y ya se acerca al precio oficial de un Chevrolet Cruze.

Las ventajas de Tito y las cosas que hay que saber

Más allá del valor del Tito 0km, una de las ventajas de este modelo que lo llevaron a crecer en el mercado es la economía de mantenimiento.

Recargar la batería de Tito tiene una relación de 1 a 10 con llenar el tanque de combustible de un auto, de modo tal que es un gran ahorro para el bolsillo de la gente, que por mes debe destinar unos $17.000 promedio para circular 40 km diarios con una auto naftero chico.

Tito planea expandir la producción en 2023.
Tito planea expandir la producción en 2023.

Tito planea expandir la producción en 2023.

También se ahorra el gasto del service, donde solo se controlan cuestiones básicas pero no se chequea del motor, al ser eléctrico, y se ahorran unos 30.000 pesos.

En contra, el Tito tiene sus limitaciones para circular. Este city car solo puede andar en calles y avenidas, y no puede circular por rutas y autopistas por la licencia que lo habilita, que especifica ese detalle.

De esta forma, es un auto que sirve para moverse en distancais cortas, a baja velocidad y que por las noches pueda enchufarse en un tomacorrientes para recargarse.