Un australiano de 90 años corre los 1.500m en 7:32 minutos y bate un récord mundial

·1 min de lectura
Photo credit: -
Photo credit: -

El corredor australiano David Carr, que en junio alcanzó los 90 años, batió el pasado jueves en Perth el récord mundial de 1.500 metros M90 (para mayores de esa edad) al completar la distancia en 7:32.95, cinco segundos menos que la anterior plusmarca, que pertenecía desde 2015 al japonés Toshio Kamehama. El tiempo equivale a correr el kilómetro y medio a 12km/h, un ritmo de cinco minutos cada kilómetro.

Carr completa un verano en el que ha aprovechado su nueva categoría para batir un récord mundial tras otro. Además del 'milqui', ha establecido los nuevos registros en 3.000m (16:20.96), 5.000m (29:47.83), 10.000m (62:48.93) y 2.000m obstáculos (12:50.43). Sin embargo, no ha podido con los de distancias más cortas como los 400 y 800m, que aún están en manos del canadiense Earl Fee, uno de sus grandes rivales de siempre, con 1:29.15 y 3:34.93.

El nonagenario australiano, padre de tres hijos y abuelo de tres nietos, empezó en el atletismo en 1948 cuando servía como profesor en el ejército de la isla y lo compaginó con el beisbol y en 1974 empezó a competir en categoría máster, donde ha ganado medallas mundiales de todos los colores en todas las categorías y distancias del mediofondo y fondo a lo largo de las últimas décadas.