Elvis Presley: la dolorosa (y espectacular) transformación que podría llevar a Austin Butler al Óscar

·9 min de lectura
Austin Butler. (Photo by Axelle/Bauer-Griffin/FilmMagic)
Austin Butler. (Photo by Axelle/Bauer-Griffin/FilmMagic)

Austin Butler padeció mucho dolor por culpa de Elvis Presley. Bueno, quizá sea más justo decir que fue por culpa del director australiano Baz Luhrmann que por el Rey del Rock & Roll o, yendo más allá, la responsabilidad de tanto dolor físico y emocional sean los tres hombres que dominan la película que cuenta la historia de uno de los padres de la música tal y como la conocemos hoy en día.

Y es que transformarse completamente en Elvis para protagonizar la película que lleva su nombre fue una cosa de locos.

El actor estadounidense aprendió a hablar diferente, a moverse diferente, a bailar diferente y a lucir muy diferente por casi tres años. Su gran esfuerzo se nota en cada escena del film del australiano Baz Luhrmann. Lograr todo eso fue un esfuerzo titánico para el artista californiano de 30 años y ha sido aplaudido por críticos y hasta por la familia del fallecido cantautor.

No hay dudas de que el trabajo de Butler, quien empezó como actor secundario de series de Disney como Hannah Montana, iCarly y la película Sharpay's Fabulous Adventure, entre otros, es excepcional. Tanto que ya está en la lista de los que podrían ser nominados a los Oscars de 2023. El proceso de convertirse en Elvis Presley le salió caro. El pago fue en tiempo, esfuerzo y padecer mucho dolor.

"Me desgarré una rodilla, me lastimé la espalda, tenía lesiones y ampollas todo el tiempo", me contó Butler en una entrevista para Yahoo Vida y Estilo. "Fueron hora tras hora, día tras día, semana tras semanas de preparación".

Eventualmente todo en él era Elvis Presley. La familia del artista no ha hecho más que alabar su trabajo y el resultado final de toda la película. “Supera la palabra espectacular”, afirmó Lisa Marie Presley, la única hija del legendario artista.

Steve Binder, Harper Vivienne Ann Lockwood, Lisa Marie Presley, Baz Luhrmann, Priscilla Presley, Riley Keough, Austin Butler, y Finley Aaron Love Lockwood. (Photo by Jon Kopaloff/Getty Images)
Steve Binder, Harper Vivienne Ann Lockwood, Lisa Marie Presley, Baz Luhrmann, Priscilla Presley, Riley Keough, Austin Butler, y Finley Aaron Love Lockwood. (Photo by Jon Kopaloff/Getty Images)

Los ojos y labios de una leyenda

A los familiares, amigos y fans de Austin Butler les ha llamado la atención que el actor suene hoy en día diferente a como lo escuchaban en las series de Disney y las pocas películas que hizo desde entonces, incluyendo 'Once Upon a Time in Hollywood', en la que bajo la dirección de Quentin Tarantino encarnó al miembro del culto de Charles Manson que se enfrenta a Brad Pitt en la última parte.

No fue mi experiencia en la entrevista. El dejo sureño no se asomó a sus labios durante nuestra charla y Butler se declaró orgulloso de ello. "Pasé más de dos años con ese personaje y creo que es normal que se haya quedado en mí un tiempo más, especialmente cuando está cerca de los elementos que usó para conectarse con el personaje. Además, le gustó aprender los modismos y expresiones de estados como Mississippi, donde nació Presley, y Tennessee, donde vivió gran parte de su vida. El actor reconoció, entre risas, que piensa quedarse permanentemente con algunos de los pasos de baile del Rey del Rock&Roll. "Son demasiado buenos para no seguir haciéndolos", explicó.

Las críticas y burlas a la voz y el acento lo han hecho esforzarse para dejarlos atrás. Es una lástima considerando lo sexy que suena como Elvis y lo que le costó llegar a hablar como él.

Su garganta sufrió con prácticas constantes para eliminar su acento californiano. Butler creció en su ciudad natal de Anaheim y adquirir el dejo típico del sur de Estados Unidos que Presley convirtió en una de sus tarjetas de presentación requirió quedarse ronco más de una vez, aprender a mover la lengua y las cuerdas vocales de una forma diferente y usar los labios para ayudarse a ser Elvis.

Sin embargo, nada de eso se compara con lo que describió como "lo más complicado de todo el proceso".

Austin Butler como Elvis
Austin Butler como Elvis

"Conseguir reproducir las miradas de Elvis fue dificilísimo", confesó. Pero lo logró y fue una de las primeras cosas que me capturó al ver la cinta, en la que también actúan Tom Hanks, Olivia DeJonge, Yola, Alton Mason y Kelvin Harrison Jr, entre otros.

Butler transformó su mirada azul clara y fresca en un azul oscuro y cada vez más tormentoso. "Elvis tenía una forma de mirar muy particular, especialmente cuando estaba en el escenario y no sentí que la tenía hasta que empezamos a filmar", confesó el artista. Ese inicio fue en la secuencia que sella el terrible destino de Presley: el concierto de Navidad, del que no daré más detalles para no arruinarle la película a nadie.

Una de las críticas a la película es el que no se haya contado la historia desde la perspectiva del artista y que no incluya grandes revelaciones sobre su mundo interno. Sin embargo, Butler confirma con su interpretación que los ojos son la ventana al alma. Solo con mirarlos se puede captar el sufrimiento del King. La mirada del Elvis de las últimas escenas es la de un hombre que se siente derrotado y apresado. Un animal acorralado al que no le queda otra que atacarse a sí mismo.

La intensidad del personaje fue tal que el actor cayó enfermo “con un dolor de estómago horrible” la noche que terminó la filmación. En vez de descansar o prepararse para su nuevo reto actoral, Austin Butler pasó días en el hospital recuperándose de la experiencia.

Un mensaje político

Cuando Butler leyó el guión de la película de Elvis Presley ya tenía una idea clara de quién había sido el artista, pero le sorprendieron los detalles incluidos en el guión de Luhrmann, que cuenta la historia del Rey desde afuera. No hay narrador omnisciente, ni primera persona.

El actor se encargó de profundizar en la vida interna de Elvis. "Me leí todos los libros y reportajes que existen", contó Butler. Por su parte, el director y guionista viajó por años a los mundos del cantautor, habló con personas que lo conocieron y aun están vivos, pasó tiempo en las ciudades más icónicas de la vida de el Rey como Tupelo, donde nació y Memphis donde estuvo durante la mayor parte de su vida adulta. También en Las Vegas, donde durante los últimos años de su vida se asentaba por varios meses del año.

Austin Butler y Priscilla Presley en la Met Gala. (Photo by Theo Wargo/WireImage)
Austin Butler y Priscilla Presley en la Met Gala. (Photo by Theo Wargo/WireImage)

"Cada incidente en el filme fue producto de lo que me contaron esas personas", me dijo el cineasta, quien es uno de los pocos directores que hacen cine de autor hoy en día. Aunque 'Elvis Presley' no tiene la exuberancia de algunas de sus películas anteriores como 'Moulin Rouge', 'El gran Gatsby', y 'Romeo y Julieta', sí que cuenta con la saturación de tonos que caracteriza su obra, poderosos elementos visuales y una atención al detalle que incluye el ir cambiando paletas de colores según la época.

"Esta es la vida de Elvis Presley contada en base a historias de otros que pudimos confirmar", explicó Luhrmann. Su intención era presentar al artista como un detonante de "cambios sociales importantes que hoy en día están amenazados", indicó.

La influencia que Elvis nunca pudo revelar

Lo que más le sorprendió a Butler del guión fue conocer los nexos entre la música de Elvis Presley y la música de la comunidad afroamericana. "No tenía idea de que la influencia de los blues, el gospel y otros elementos de la música afroamericana era tan grande", admitió. Tampoco que en sus inicios él y B.B. King eran amigos.

"Para mí fue un honor aportar mi granito de arena a destacar como nuestra música es la base del rock y de mucho más", señaló el actor Kelvin Harrison Jr., quien interpretó al músico que le presentó el blues al mundo.

"Preparándome encontré que B.B. King hablaba con cariño de Elvis y viceversa. Me alegra que todos se enteren de eso", agregó el artista quien interpretará al pintor Basquiat en su próximo proyecto.

La cantante británica Yola fue la encargada de dar vida a la hermana Rosetta Tharpe, una de las mujeres que más impactaron la música de Presley. El modelo Alton Manson se estrena en el cine como Little Richard. Los dos lamentan que “Elvis no defendiera y destacara el origen de sus composiciones revolucionarias”. Considerando que casi fue a la cárcel y debió cumplir dos años de servicio militar para calmar a los indignados por sus movimientos en el escenario, no es difícil imaginar el efecto que habría tenido en su carrera si hubiese confirmado que su fusión de música country y blues tenía como semilla todo lo que había aprendido creciendo entre personas afroamericanas.

En la cinta queda claro cómo la moralidad que defendían ante Elvis Presley no era más que una clara expresión de racismo.

"Me siento orgulloso de que estemos llevando ese mensaje en estos tiempos en los que muchos vuelven a hacer lo mismo con todo tipo de temas”, afirmó el director Luhrmann. La película fue atrasada por la pandemia y “quizá fue cosa del Universo pues necesitamos ver lo que nace de la unión entre todos más que nunca”, indicó.

Priscilla y las abuelas

Así como su música rompió barreras y fue precursora de las fusiones que se disfrutan hoy en día en todo el mundo, además de ser la semilla del rock, no cabe duda de que la vida personal de Elvis Presley terminó siendo una cueva de horrores. Según la película, el principal culpable de este proceso fue su manager el coronel Parker, interpretado por Tom Hanks, quien logra que sintamos un asco infinito por el personaje.

Los rayitos de luz en la debacle fueron los personajes de Priscilla Presley, que consiguió hacer de forma muy convincente la australiana Olivia DeJonge. Tanto que la propia ex del artista le agradeció su interpretación. “Es aterrador hacer un personaje de una persona real, más cuando está viva, pero las palabras de Priscilla y lo que vi en sus ojos me dejaron satisfecha”, dijo.

Sin embargo, la prueba final fue la reacción de su abuela, quien era fan furibunda de Elvis Presley en su época. “La traje a Graceland a ver el estreno conmigo y se emocionó muchísimo”, reveló De Jonge, quien también actúa en la serie 'La escalera' de HBO Max.

Butler también ha recibido la aprobación de su abuela, otra de las que se derretían por el artista en su adolescencia. Para él, "esa es la verdadera demostración de que logré lo que quería y conseguimos todos hacer la película por la que dimos todo lo que teníamos dentro. El que las abuelas y la familia Presley nos diga que lo hicimos bien. Que le estamos contando al mundo quién era el verdadero Elvis". Por eso, aseguró que valió la pena cada lesión, dolor y problema.

TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: Tom Hanks: "Mientras hagas una película buena cada tres o cuatro, te va bien"

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente