Los grandes ausentes en la boda del año

Por Diezminutos.es
Photo credit: Gtres

From Diez Minutos

Pilar Rubio y Sergio Ramos se han dado el 'Sí,quiero' en la Catedral de Sevilla acompañados de sus casi 500 invitados con los que han disfrutado hasta altas horas de la madrugada en la Finca 'La Alegría', que posee la pareja en la misma localidad andaluza. A pesar de haber estado arropado por la mayoría de sus familiares y amigos, en la boda del año pudimos sentir grandes ausencias. Iker Casillas y Sara Carbonero, Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez- que no fue invitado a la boda- Gerard Piqué y Shakira o el entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, Marc Anthony entre otros.

La ausencia de Sara Carbonero e Iker Casillas era un secreto a voces debido a las recientes problemas de salud que ha sufrido la pareja. Y aunque había la esperanza de que el futbolista y la periodista pudiesen acompañar a los novios en este día tan especial, finalmente no ha podido ser.

Photo credit: Gtres

Otro de los invitados que esperábamos en este enlace era el de Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez, sin embargo parece que la amistad entre el capitán del Real Madrid y el astro portugués no atraviesa por su mejor momento y puede que éste haya sido el motivo por el que no ha acudido a la boda del año.

Eso sí, la pareja se encuentra disfrutando de unas vacaciones de ensueño en Grecia, donde la pareja de Cristiano Ronaldo ha lucido tipazo.

Isco Alarcón y Sara Sálamo han sido otro de los grandes ausentes. Y ellos tienen un motivo de peso también para no haber acudido al enlace, la actriz podría estar a punto de dar a luz a su primer hijo con el futbolista del Real Madrid.

El entrenador del Real Madrid Zinedine Zidane también ha sido otra de las ausencias que han llamado la atención. El francés ha preferido escaparse al norte en el día de la boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio.

También echamos de menos a Shakira y Piqué, otro de los nombres que sonaban con fuerza para acudir al enlace de Pilar y Sergio Ramos. O la ausencia de Marc Anthony, que contra todo pronóstico no acudió finalmente a la boda de su amigo.