Aurora Luque: "Si me quito la poesía, me quito a mí misma"

·3 min de lectura

Madrid, 22 sep (EFE).- Pese a que el poemario "Un número finito de veranos" no ha tenido "muchas reseñas", lamenta su autora, la poeta almeriense Aurora Luque, sí que se ha llevado el Premio Nacional de Poesía 2022, un reconocimiento a su oficio de poeta: "Si me quito la poesía, me quito a mí misma".

Así lo ha contado a Efe la poeta (Almería, 1962) desde su casa de Málaga, donde ha recibido la llamada del ministro de Cultura, Miquel Iceta, para informarle de que ha sido la ganadora de este galardón dotado con 20.000 euros por este poemario que el jurado ha destacado por ser un libro "alto calado lírico, emocionante, exigente" y que sitúa la voz de la autora como una de las "grandes poetas" de nuestro tiempo.

"Ha sido una sorpresa enorme porque el libro no había tenido muchas reseñas y no sabía que el premio se fallaba hoy, ha habido libros míos más sonados, así que ha sido una sorpresa. Es un libro que forma parte de una colección que lleva poco tiempo, y es de la editorial Milenio, que publica sobre todo en catalán, y la colección de poesía en castellano", ha contado.

Según ha afirmado la ganadora, el adjetivo de "exigente" se debe a que publica poco: "Tardo tiempo entre un libro y otro porque el proceso de cada poema lo alargo, no me gusta publicar ni en libros ni en revistas poemas que lleven poco tiempo compuestos".

Respecto a la valoración del jurado, que dice que se trata de un libro de "gozos", Luque ha reconocido que la "celebración" es un santo y seña de su obra.

"Me gusta la poesía que no se rinde, que no se deja abandonar, que sabe que hay herida, muerte, oscuridad, violencia, pero siempre he buscado y querido creer en la utopía y en la resistencia. El lenguaje puede servir para protegerte e indagar y buscar belleza que acompañe y que dé sentido a la vida. No entiendo mi vida sin el encuentro con la poesía; si me quito la poesía, me quito a mí misma", ha matizado.

Reconocida por ser una amante de Grecia y del mundo clásico, Luque ha confesado que esa "obsesión sigue viva".

A punto de salir para reunirse con el jurado del Premio de poesía Antonio Machado, Luque se ha tenido que quedar en Málaga para "rumiar" este galardón que llega después de haberse alzado con otros como el Premio Loewe en 2019 con el poemario "Gavieras".

Luque es poeta, narradora y traductora y se doctoró en Filología Clásica por la Universidad de Granada. En Málaga trabajó como profesora de griego, articulista, editora y gestora cultural, y ocupó la dirección del Centro Generación del 27 entre 2008 y 2011.

En 2005 fundó la editorial Narila y en la actualidad forma parte del grupo de investigación "Traducción, Literatura y Sociedad" de la Universidad de Málaga.

En su obra poética destacan, entre otros títulos: "Orinque" (2017), "Haikus de Narila. Portuaria" (2017), "Los limones absortos. Poemas mediterráneos" (2016), con el que obtuvo el Premio Estado Crítico 2016.

Además ha sido galardonada, entre otros, con el Premio "Federico García Lorca" de la Universidad de Granada (1982) por "Hiperiónida", y con el Premio "Fray Luis de León" por "Camaradas de Ícaro".

(c) Agencia EFE