Descubren, con ayuda de aficionados, un nuevo tipo de aurora boreal

El de la aurora boreal es un fenómeno que no deja de maravillar y sorprender. La fascinación que despierta en muchos aficionados ha sido clave para descubrimiento de un nuevo tipo de aurora boreal ya que han dado con él gracias a la colaboración entre investigadores espaciales y amateurs que han contribuido con sus fotografías. Se trata de un tipo con forma de dunas y en tonos verdes cuyo hallazgo ha sido recogido por la revista AGU Advances a través la publicación de un estudio reciente.

Cuenta The Guardian que todo comenzó con la relación profesional establecida entre Minna Palmroth, profesora de Física Espacial Computacional de la Universidad de Helsinki (Finlandia), y un grupo de aficionados al fenómeno que cuenta con una página en Facebook que les reúnes bajo en nombre Northern Lights. Ella iba a sacar un libro sobre el tema y ellos le pasaron multitud de fotos para catalogarlas.

Fue al revisarlas una a una cuando descubrieron que en ellas había un tipo de aurora boreal que desconocían. No entraba en ninguna de las categorías estudiadas hasta ese momento. Eso despertó su curiosidad y dio comienzo el proceso de investigación. Se trataba de una aurora con forma de ondas, como las de la dunas de arena, y en tonos verdes.

“Fue como armar un rompecabezas o realizar un trabajo de detective. Todos los días encontrábamos nuevas imágenes y se nos ocurrían nuevas ideas”, ha señalado en un comunicado de la Universidad de Helsinki recogido por The Guardian Matti Helin, astrónomo aficionado y miembro del grupo Northern Lights.

En el proceso de estudio establecieron un sistema de triangulación y localizaron estas dunas dentro de una capa de la atmósfera delgada y situadas a una altitud de 100 kilómetros. En las zonas superiores de la mesosfera, puntualiza el diario británico.

Este nuevo tipo de aurora boreal desconocida hasta el momento ha sido recibido por los expertos en la materia como una oportunidad para adentrarse en esa zona más inexplorada de la atmósfera.

Palmroth compara las auroras boreales con lámparas de neón. “Básicamente podemos decir que las auroras son lámparas de neón celestiales”, asegura. Ese color verde de esta nueva variedad se debe al oxígeno y la forma en onda sería similar a las que se forman cuando se lanza una piedra a un estanque.

En cuanto al porqué, afirma que podría deberse a la circunstancia poco habitual de que la temperatura de una capa de la atmósfera tenga una temperatura “ligeramente” más baja que las capa que tiene por encima y por debajo.

El de la aurora boreal es un fenómeno que no deja de sorprender y maravillar. (Foto: Anna Henly Photography, Anna Henly / Barcroft Media via Getty Images)

Más noticias que te pueden interesar: