Auriculares Sony WH-1000XM5 vs Sony WH-1000XM4

·7 min de lectura
Photo credit: Esquire
Photo credit: Esquire

Lo sé, lo sé. Te lo estás preguntando. ¿Qué hago? 382 euros frente a 239 euros... ¿Con qué modelo de auriculares inalámbricos con cancelación de ruido de Sony me quedo? ¿Me quedo con los auriculares Sony WH-1000XM5 o me voy a la anterior versión Sony WH-1000XM4? En cualquier otro producto la disyuntiva no sería tal, pero como se rompió el molde con los Sony WH-1000XM4 la preguntita se las trae. Me podría ir por la calle de enmedio, no mojarme, y decirte que con cualquiera de los dos aciertas, que no te vas a equivocar, y es cierto, pero supongo que no es justo. Porque 143 euros de diferencia son mucha diferencia cuando tienes la oportunidad de llevarte un buen producto a un mejor precio. Nosotros nos vamos a mojar: llévate antes unos Sony WH-1000XM5. Pero, claro, lo vamos a argumentar. Enfrentamos dos años de uso de los Sony WH-1000X4 y un mes y medio de uso de los Sony WH-1000XM5. Hay dos grandes argumentos: uno, la suma de muchas pequeñas cosas que aporta el nuevo modelo (ahora vamos con ellas) y dos, que como estos modelos te van a durar muchos años cuando el producto nuevo es una mejor versión, siempre es mejor inversión, aunque cuesta más. En este caso casi 150 euros más. Pero es que van a ser mejores cascos durante más años (porque van a aprovechar mejor todas las actualizaciones de software; al final, esto es un básico de cualquier producto tecnológico... bien hecho). Y ahora es cuando dices tú: ¡¿pequeñas cosas?! ¡¿Ya está?! ¡Pero si eso ya lo sabía! Y entonces es cuando yo voy y arranco con la artillería pesada: los auriculares WH-1000XM5 son compatibles con USB-PD (Power Delivery), con lo que accedes a tres horas de energía después de solo tres minutos de carga. Tres horas (te da para viajar, para ver una película entera...). Si eres un desastre completo como yo, que cuando necesito auriculares imperiosamente a última hora del día, cuando la noche se cierne sobre el ocio dentro de cuatro paredes, o el fin de semana (les doy mucho tute durante mi jornada laboral) no los tengo cargados (soy poco previsor), vas a valorarlo. Tanto los XM4 como los XM5 tienen 30 horas de autonomía, pero solo los segundos te dan esta opción.

¿Justifica la carga USB-PD la diferencia de precio o que te inclines por un modelo u otro? Por si sola, entiendo que no. Aunque sospecho que para algunos usuarios, como yo, está claro que sí: piensa que son unos auriculares que te van a durar, como poco 5 o 6 años), pero de todas formas no es la única "pequeña cosa". A continuación, la cancelación de ruido es sustancialmente mejor. Aunque usan el mismo procesador de cancelación de sonido que los XM4 (el QN1), los XM5 incorporan un segundo procesador (V1). Te digo yo que se nota. Otro pequeño elemento a su favor: el sonido también es ligeramente mejor. Sé que, al margen de las curvas de frecuencia, esto es algo subjetivo. En mi caso ciertamente lo es. Supongo que influye que, por ejemplo, no escucho hip-hop, lo que claramente hace que mi veredicto sonoro se incline hacia el último modelo, aunque este tipo de música pueda sonar mejor en los XM4.

Al final, la posibilidad de ajustar el ecualizador (ahí influye también tu pericia) hace que se pueda limar cualquier 'aspereza' con respecto al modelo anterior. Todo esto entiendo que si eres un audiófilo y lo que buscas únicamente es solo calidad de sonido (no el mix cancelación de ruido + opciones de carga + inalámbrico), puede no ser suficiente, pero también es cierto que las opciones para audiófilos superan los 400 euros (y, recuerda, no tienen todo lo anterior) y es otro tipo de producto, lo que no quiere decir que los XM5 no satisfagan a un audiófilo que sí quiera el mix (y, sobre todo, que no se quiera gastar más de 400 euros, no hablemos ya de 800 euros, amazonprimes y blackfridays mediante, claro está). Los graves, como siempre ocurre con Sony, experimentan una mejora incremental en este nuevo modelo (como lo harán en el siguiente). Pero es cierto que sí que he notado una diferencia entre el modelo anterior y el nuevo. ¿Mi playlist para la prueba el disco, para arriba y para abajo, Kill the moonlight, de Spoon; The Awakening, de Ahmad Jamal Trio; Frontiers, de Journey; Permission to Land, de The Darkness; Duet to gold, de Bullet (si Fuel the fire no te dispara directamente a segundo de BUP es que no tienes sangre en las venas), y las Sonatas y Partitas vol. 1 de Bach interpretadas por Chris Tile, que me pirra:

Y el diseño también es más moderno. Para ser unos auriculares grandes, parecen más finos, más elegantes, aunque al final tampoco son mucho más pequeños que los XM4. Aunque los XM5 no se pliegan y no tienen una funda tan práctica como los XM4, a mí me gusta más el nuevo diseño (aunque también te digo que si no he sido capaz de cargarme en dos años los XM4 es que ese producto está hecho a prueba de neandertales).

Y por último están las llamadas. La diferencia con respecto al anterior modelo es mucho más que sustancial, pero, de nuevo, depende, claro, de que uses estos auriculares para tus llamadas. De esto se benefician los que están al otro lado del yogur con el hilo y dependerá de su receptor, pero como me comentaron varios interlocutores que sonaba de vicio, yo te lo cuento por si te oriento (aunque esto sí que entiendo que no es un argumento de compra para el común de los mortales... al menos para mí no lo es).

Y todo esto no quiere decir que los XM4 no sean buenos. De hecho Sony los sigue vendiendo porque son productos complementarios, no para dar salida al stock. Los XM4 se mantienen como la oferta del mix de ANC + calidad de sonido + inalámbricos para presupuesto más ajustados. Y, de la misma manera, que te digo que entre los dos modelos, apuestes por los XM5, si ya tienes unos XM4, enhorabuena, te van a durar todavía otros tres años sin despeinarse. Los XM5 no son un modelo lo suficientemente avanzado o diferente como para que des el salto después de dos años. Todavía no merece la pena con la forma que tiene de trabajar Sony.

Características Sony WH-1000XM5

TIPO DE AURICULARES

Cerrado, dinámico

UNIDAD DE DIAFRAGMA

30 mm

IMÁN

Neodimio

IMPEDANCIA (OHMIOS)

48 ohmios (1 kHz) (con conexión a través del cable de los auriculares con la unidad encendida), 16 ohmios (1 kHz) (con conexión a través del cable de los auriculares con la unidad apagada)

RESPUESTA EN FRECUENCIA

4 Hz - 40.000 Hz (JEITA)

RESPUESTA EN FRECUENCIA (FUNCIONAMIENTO ACTIVO)

4 Hz - 40.000 Hz

RESPUESTA EN FRECUENCIA (COMUNICACIÓN BLUETOOTH)

20 Hz - 20 000 Hz (muestreo de 44,1 kHz)/20 Hz - 40 000 Hz (muestreo LDAC de 96 kHz, 990 kbps)

SENSIBILIDADES (DB/MW)

102 dB/mW (1 kHz) (con conexión a través del cable de los auriculares con la unidad encendida), 100 dB/mW (1 kHz) (con conexión a través del cable de los auriculares con la unidad apagada)

CONTROL DE VOLUMEN

Sensor táctil

TIPO DE CABLE

Un solo extremo (extraíble)

LONGITUD DEL CABLE

aprox. 1,2 m

ENCHUFE

Minienchufe estéreo en forma de L y bañada en oro

ENTRADAS

Miniconector estéreo

ESTILO DE USO

Cerrados

DSEE EXTREME

VERSIÓN DE BLUETOOTH

Especificación Bluetooth versión 5.2

ALCANCE EFECTIVO

10 m

RANGO DE FRECUENCIA

Banda de 2,4 GHz (2,4000 GHz-2,4835 GHz)

PERFIL

A2DP, AVRCP, HFP, HSP

FORMATOS DE AUDIO COMPATIBLES

SBC, AAC, LDAC

PROTECCIÓN DE CONTENIDO COMPATIBLE

SCMS-T