Aunque sea un alimento saludable, tanta soja mata el deseo sexual (prueba estos)

Dime qué comes y te diré si llegarás al orgasmo

Espárragos, garbanzos e hígado de pato son algunos de los alimentos que potencian la lujuria. (Foto: Getty)
Espárragos, garbanzos e hígado de pato son algunos de los alimentos que potencian la lujuria. (Foto: Getty)

La alimentación tiene mucho que ver con la capacidad para alcanzar la petite mort. No es ningún secreto que a las mujeres nos cuesta llegar al orgasmo, el cinco por ciento nunca lo ha experimentado y solo el 55 por ciento de las españolas lo alcanza con regularidad, frente al 84 por ciento de los varones españoles.

Tampoco es ningún secreto que podemos potenciar nuestra vida sexual a través de la comida. Y sinceramente, no viene mal recordarlo. Sobre todo porque otro de nuestros hándicaps es que no sabemos desconectar apara centrarnos en nuestro propio placer. No nos desinhibimos tan fácilmente como ellos, nos cuesta desactivar zonas cerebrales asociadas al estrés, la ansiedad y el miedo para poder lograr el placer sexual.

Así que recordemos en qué consiste la ‘dieta del orgasmo’ y qué alimentos matan el deseo sexual para que te lo pienses antes de tomarlos. Para poder responder sexualmente tu organismo necesita proteínas y determinadas grasas.

Si tomas estos alimentos serás tú la que tome la iniciativa. (Foto: ddp)
Si tomas estos alimentos serás tú la que tome la iniciativa. (Foto: ddp)

Karen Uribarri, periodista y diplomada en sexualidad, señala como afrodisíacos las frutas, hierbas, mariscos frutos secos y … ¡hasta las legumbres! Proporcionan serotonina, generando una sensación de placer y tranquilidad al sistema nervioso. Ideal el humus (un preparado de garbanzo, ajo y otros ingredientes), en dosis bajas para evitar malestares gástricos.

Por cierto, ¿sabías que en el siglo XIX se servían tres platos de espárragos verdes a los novios franceses en su cena de bodas? Entonces pensaban que estos vegetales despertaban la pasión

¿El mejor preliminar? Un puñado de almendras, nueces o avellanas (es suficiente con unos 30 gramos) actuará como un potente impulsor de la líbido y deseo sexual. Contienen L-arginina, que se convierte en óxido nítrico.

En cuanto al marisco, su consumo promueve la liberación de hormonas sexuales, impulsando el deseo. Algunos estudios sostienen que por la forma de consumirse y sus características organolépticas excitan los sentidos. Ya sabes, qué mejor aperitivo que un vino acompañado de ostras, almejas o mejillones.

“Con la dieta mis orgasmos son más intensos y el tiempo entre uno y otro, se ha reducido”

El orgasmo consiste en una serie de contracciones musculares rítmicas, en las cuales se experimentan sensaciones agradables. (Foto: Getty)
El orgasmo consiste en una serie de contracciones musculares rítmicas, en las cuales se experimentan sensaciones agradables. (Foto: Getty)

Por supuesto, ya sabrás que tomar una onza de chocolate negro al día tiene muchos beneficios ya que la fenitelamina que contiene estimula la sensación de excitación y bienestar.

En concreto, un grupo de científicos norteamericanos recomienda una dieta compuesta por un 30 por ciento de proteínas, un 30 por ciento de grasas y un 40 por ciento de hidratos de carbono. Esta sería la forma de obtenerlos:

  • Proteínas: huevos, pescados, carnes y todo tipo de legumbres ya que ayudan a levantar los niveles de testosterona.

  • Ácidos grasos Omega 3: pescado azul.

  • Grasas monoinsaturadas: aceite de oliva.

  • Grasas saturadas: presentes en productos lácteos, carnes y aves. Su misión: aumentar la testosterona total.

  • Chocolate negro: 15 gr. diarios es suficiente para potenciar la dopamina, el neurotransmisor que nos permite experimentar placer sexual.

  • Carbohidratos: las pastas y arroces integrales son los más recomendables. Evitá el pan blanco, el azúcar, la papa y los postres.

  • Vitaminas: las frutas y verduras también te ayudarán a controlar tu nivel de serotonina.

Por su parte, Marrena Lindberg, autora del libro ‘La mujer multiorgásmica’, aconseja prescindir de la cafeína y los estimulantes ya que, según explica en su libro, aumentan el nivel de serotonina, lo que hace que se desequilibre la relación con la dopamina, sustancia que resulta imprescindible para alcanzar el placer.

Asimismo, un estudio publicado en The New England Journal of Medicine reveló que el consumo en exceso de refrescos está asociado a la obesidad y la diabetes, enfermedades que también reducen el apetito sexual.

Otros alimentos que hay que evitar son los arroces, las pastas, la soja y las grasas trans. No se recomienda un consumo excesivo de soja, pues afecta a la producción de testosterona, fundamental para que nuestra libido alcance buenos niveles. Además, un estudio de Harvard destaca que el consumo en exceso de soya disminuye la cantidad de espermatozoides y está asociado a la disfunción eréctil.

“La soja es otro es otro trastornador hormonal muy corriente y pernicioso. Acaba con el nivel de testosterona, que es precisamente lo que rige el deseo”, explica la autora.

Por el contrario, los alimentos que contribuyen a despertar el deseo, según este libro, son los pescados, la carne, los huevos y todo tipo de verduras, frutas y legumbres. Otra curiosidad, si quieres que tu pareja caiga rendido a tus pies y se muera de gusto ponle unos escalopines de foie gras (hígado de pato) con miel y flameados en licor de anís. Es una antigua receta italiana muy exótica.

También son buenos para mejorar la libido los alimentos con ácidos grasos Omega 3, el cacao y los productos lácteos. El cacao contiene un alcaloide estimulante similar a la cafeína y ayuda a producir serotonina, que nos hace sentir bien. Y cuanto más oscuro, más cacao contiene ¡y más placer proporciona!

“Empecé a recuperar la sensibilidad en el clítoris y ahora tengo diferentes tipos de orgasmos”, confiesa otra de las seguidoras de la ‘dieta del orgasmo’.

Recuerda que no debe faltar el aceite de oliva virgen extra, las piezas de frutas exótica como el maracuyá, especies como el ajo, jengibre y el ají, cereales y pastas integrales, así como yogures y quesos.

Como complemento a esta dieta, Lindberg aconseja realizar ejercicios vaginales y de fortalecimiento de la rutina pélvica para aumentar los niveles de placer. ¡Venga, fuera pereza! Que ya es hora de que te retuerzas de placer, ¿no crees? El resultado va a merecer la pena.

También te puede interesar:

¿Te han dejado? Dale al botón de ‘delete’ (como Taylor Swift) y saldrás de esta

Fin de fiesta para dos: ritual erótico para hacer en pareja

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente