Aumentar el salario mínimo sacaría a millones de personas de la pobreza, pero hay un problema

Aumentar el salario mínimo ayudaría a mejorar las condiciones de vida de millones de personas en EEUU, pero podría empeorar el desempleo. (Foto: Getty Images).

En medio de todos los cambios experimentados en la última década en Estados Unidos, hay una cosa que se ha mantenido igual: el salario mínimo federal, que se ha mantenido en 7,25 dólares/hora desde julio de 2009.

En julio de 2019, los demócratas aprobaron un proyecto de ley en la Cámara de Representantes para aumentar el salario mínimo a 15 dólares/hora hacia 2025 y este todavía no ha sido abordado por el Senado. 

Como si fuera un bumerán legislativo, una investigación reciente de la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO, por sus siglas en inglés) afirma que el salario mínimo federal de 15 dólares (o incluso 12 dólares) en 2025 impulsaría el nivel de ingresos de millones de trabajadores, pero se cobraría puestos de trabajo y empeoraría los niveles de pobreza de algunas familias.

“El aumento del salario mínimo tendría dos efectos principales sobre los trabajadores con bajos salarios”, indicaba el informe de la CBO. “Para la mayoría, aumentarían las ganancias e ingresos familiares, lo que sacaría de la pobreza a algunas familias. Pero otros trabajadores con salarios bajos se quedarían sin empleo y sus ingresos familiares caerían, en algunos casos, por debajo del umbral de la pobreza”.

Un manifestante alza un puño de gran tamaño apretando 15 dólares durante una protesta frente a un restaurante de McDonald’s que tuvo lugar el martes 2 de octubre de 2018 en Detroit (Foto: AP Photo / Carlos Osorio).

Los partidarios de aumentar el salario mínimo federal y algunos expertos no estuvieron de acuerdo con los hallazgos de la CBO en relación a la pérdida de empleos.

“En un mercado laboral con salarios bajos hay mucha rotación”, dijo a Yahoo Finance Heidi Schierholz, economista y directora política del Instituto de Economía Política (EPI, por sus siglas en inglés). “Por tanto, el hecho de que el empleo esté disminuyendo en un mercado laboral como este no quiere decir que la gente esté recibiendo cartas de despido. Hay gente que entra y sale de sus trabajos, por lo que hay menos puestos de trabajo. Simplemente significa que la gente pasa algo más de tiempo buscando trabajo que en otros momentos, pero si se consigue el trabajo, se gana mucho más dinero”.

El representante demócrata de Virginia, Bobby Scott, quien presentó la Ley de Subida Salarial que aprobó la Cámara de Representantes, dijo a Yahoo Finance que la “idea de que se están perdiendo empleos es ridícula”.

En cualquier caso, los salarios mínimos ya están creciendo en el país debido a que algunos estados y ciudades han aumentado sus propios salarios para intentar mantenerlos a la par de la inflación. California y Washington ahora tienen los salarios mínimos más altos, 13 dólares y 13,5 dólares respectivamente. En el otro lado del espectro, nueve estados no tienen su propio salario mínimo. 

En 2020, hay 21 estados que aumentan su salario mínimo (Gráfico: David Foster / Yahoo Finance).

La CBO estima un ‘descenso de la reserva de capitales de la nación’

De acuerdo a la CBO, un salario mínimo de 15 dólares haría que las familias con ingresos por debajo del umbral de pobreza ganara 8 000 millones adicionales en 2015, lo que sacaría a unos 1,3 millones de personas de la pobreza. Las familias por encima de la línea de pobreza, sin embargo, verían una caída de 16 000 millones de dólares en sus ingresos reales, una reducción de en torno al 0,1 %. 

Además la CBO estimó que el cambio produciría una diminución de 1,300 millones de puestos de trabajo en una semana promedio de 2025. Con un salario mínimo de 12 dólares, habría 300,000 trabajadores menos. Un salario mínimo de 10 dólares no produciría cambios en el empleo.

Según de la CBO, un salario mínimo de 15 dólares podría tener un impacto negativo sobre los ingresos reales de las familias (Gráfico: CBO).

La CBO dijo que, en última instancia, un salario mínimo de 15 dólares podría reducir los ingresos de las empresas, aumentar los precios y conducir a una “disminución de las reservas de capitales de la nación” debido a la disminución del empleo.

Schierholz respondió que el informe de la CBO “exageró el impacto en la cantidad de empleos que se perderían como resultado de un salario mínimo de 15 dólares” y sostuvo que el informe de la CBO no aborda completamente “lo que significa realmente una disminución del empleo en un mercado laboral más reducido debido a la rotación”.

Sin embargo, concluyó Schierholz, “su balance es que un salario mínimo de 15 dólares en 2025 reduciría la desigualdad, reduciría la pobreza de los trabajadores con bajos ingresos, aumentaría los salarios totales que le quedaría a ese grupo de trabajadores y haría que estén inequívocamente mejor”.

‘La gente no puede comprar una vivienda modesta’

Uno de los principales argumentos para subir el salario mínimo federal es la necesidad de abordar el tema del costo de la vida en Estados Unidos. El representante Scott hizo hincapié en que el subir el salario mínimo es una medida fundamental para proporcionar viviendas asequibles en todo el país.

“Has visto las estadísticas y sabes que no hay un condado en Estados Unidos donde un trabajador con un salario mínimo a tiempo completo, es decir, 40 horas a la semana, pueda pagar un apartamento de dos habitaciones”, dijo. “No hablo de San Francisco y Manhattan, hablo de cualquier condado de Estados Unidos. Si a ti te va bien pero conoces a muchas personas a las que no les va bien, entonces no puedes disfrutar de la vida”.

Para permitirte un apartamento en la mayoría de ciudades, tienes que ganar más del salario mínimo (Gráfico: David Foster / Yahoo Finance).

De acuerdo al informe “Out of Reach” realizado en 2019 por la Coalición Nacional de Vivida con Bajos Ingresos (NLIHC, por sus gilas en inglés), el salario mínimo nacional en 2019 es 22,96 dólares para poder alquilar una “modesta vivienda con dos habitaciones” y 18,65 dólares es el precio más bajo para una de una habitación. En base al salario mínimo federal de 7,25 dólares, alguien que gane esa cantidad necesitaría trabajar 103 horas a la semana para permitirse una vivienda de una habitación o 127 horas a la semana para una de dos habitaciones.

“El hecho de que la gente no pueda comprar una vivienda modesta debe preocuparnos a todos”, dijo Scott. “El aumento del salario mínimo sacaría a la gente de la pobreza. No hemos subido el salario mínimo en 10 años (…) Ya pasó mucho tiempo. Y esperamos una sociedad democrática en la que participe todo el mundo”.

‘¿Dónde están las pruebas?’

Un argumento habitual contra la subida del salario mínimo es el efecto que tendría sobre las pequeñas empresas. Después de que la ciudad de Nueva York aumentara su salario mínimo a 15 dólares la hora, muchos dueños de empresas señalaron que eso les obligaba a recortar su personal y aumentar los precios.

“Al aumentar el salario mínimo a niveles vitales dignos, parece que ahora estamos en la parte inferior del espectro salarial”, dijo Sarah McNally al Wall Street Journal. “Tener una tienda en Nueva York no te da absolutamente ningún beneficio”.

La respuesta del representante Scott: “¿Dónde están las pruebas? Dicen que es el salario mínimo. No dicen nada sobre el aumento de los precios del alquiler. No dicen nada sobre el aumento del precio de los alimentos (…) Cuando alguien recibe un salario justo, de repente, eso te lleva a la quiebra”.

El representante demócrata de Virginia Bobby Scott habla durante una rueda de prensa en el Capitolio (Foto: Bill Clark / CQ Roll Call).

Schierholz dijo que un salario mínimo federal ayudaría a los trabajadores mientras nivela el campo de juego para las empresas.

“Al pensar en el salario mínimo de 15 dólares [los dueños de empresas], la tendencia es pensar en cómo sería si mañana me aumentaran los salarios a 15 dólares/hora. Todo el mundo, todas las empresas, tendrán que hacer frente a las mismas reglas, por lo que no me van a poner en una posición de desventaja competitiva”.

Noticias relacionadas

Alquilar una casa cuesta casi lo mismo que una hipoteca en Estados Unidos

Multimillonario subastará su mansión y con ella el acceso al océano en Coral Gables

El sueño americano, más caro y complicado que nunca

Adriana Belmonte