Atracan la tienda de las Kardashian

Solo un año después del terrible robo a Kim Kardashian en París, la estrella acaba de sufrir otro crimen, si bien en esta ocasión en su tienda de DASH en West Hollywood. El establecimiento ha sido atracado y la policía está investigando el incidente como intento de robo.


Una mujer armada ha entrado y ha apuntado a un empleado de las Kardashian en DASH para después tirar varios productos de las estanterías y gritar en defensa de la libertad de Cuba, antes de abandonar el lugar.


Los disgustos se le acumulan al famoso clan, después de que se haga público que el presidente de la firma de cosméticos que habían lanzado les ha demandado por no pagarle la proporción de las ventas que estipulaba su contrato.


Ni Kim ni sus hermanas se han pronunciado aún en torno a estos últimos incidentes, que acechan un imperio que parece todavía invencible.