Ataques del spyware Pegasus en México continúan bajo mandato de AMLO, revela informe

Pixabay

Un reporte de Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D) reveló que los teléfonos de al menos tres investigadores de derechos humanos en México fueron infectados con el spyware Pegasus durante el mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO); esto a pesar de las afirmaciones de su gobierno de que dejaría de usar el controvertido software espía.

Pegasus, que pertenece a la firma israelí de spyware NSO Group, normalmente solo se vende a los gobiernos y las fuerzas del orden. El spyware puede utilizarse para acceder de manera remota a smartphones, proporcionar acceso a su memoria o convertirlos en dispositivos de grabación.

Investigadores de Citizen Lab analizaron los teléfonos de dos periodistas y un activista de derechos humanos y detectaron que los dispositivos habían sido infectados entre 2019 y 2021 con Pegasus. Sus hallazgos señalan que las tres víctimas habían documentado supuestos abusos contra los derechos humanos por parte de las fuerzas armadas de México.

¿Quiénes son las personas infectadas con el spyware Pegasus?

De acuerdo con Citizen Lab y R3D, el activista Raymundo Ramos —que ayuda a las víctimas de presuntos abusos militares en Tamaulipas— fue atacado por Pegasus en agosto y septiembre de 2020.

Por su parte, el teléfono del periodista Ricardo Raphael —columnista de Proceso y Milenio, y presentador del canal ADN40— fue atacado en octubre, noviembre de 2019 y diciembre de 2020.

También detectaron que un teléfono de un periodista de Animal Político, que pidió anonimato, fue infectado en 2021.

Ramos dijo a Reuters en una entrevista que durante mucho tiempo sospechaba que el gobierno mexicano lo espiaba. Desde que se enteró del ataque de Pegasus, comenzó a tomar más medidas para proteger su privacidad. De acuerdo con Ramos, optó por tener conversaciones confidenciales en persona e incluso dejar su celular en otro lugar.

AMLO prometió en 2018 que se detendría el uso del spyware Peasus durante su administración

El uso de Pegasus por parte del gobierno de México fue detectado previamente por Citizen Lab en 2017, durante el sexenio de Enrique Peña Nieto (2012-2018). Esto generó alarma sobre los extremos a los que llegarían los funcionarios para monitorear a políticos, periodistas y activistas, incluidas personas críticas con la administración.

La mayoría de los contratos con NSO Group fueron firmados por el Gobierno de Felipe Calderón (2006-2012); sin embargo, fue durante el sexenio de Peña Nieto que más se usó Pegasus en el país.

De acuerdo con el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto Castillo, el gobierno de Peña Nieto pagó 32 millones de dólares para la contratación del spyware. Más de 15,000 personas fueron objetivos del programa de espionaje, entre ellas AMLO y su familia.

López Obrador, quien asumió la presidencia a finales de 2018, prometió detener el uso de la tecnología luego de que estallara el escándalo. En 2021, AMLO dijo que «ya no había ninguna relación» con Pegasus, y el jefe de la UIF dijo en ese momento que la administración no había firmado contratos con las empresas utilizadas para adquirir el software.

NSO Group dijo a Reuters que no podía verificar los hallazgos de Citizen Lab sin ver datos detallados y que rescinde contratos cuando encuentra irregularidades.

AHORA LEE: 48% de los mexicanos desconoce la existencia del stalkerware, de acuerdo con Kaspersky

TAMBIÉN LEE: Apple lanzará nueva función en sus dispositivos para defender a usuarios de spyware

Descubre más historias en Business Insider México

Síguenos en FacebookInstagramLinkedInTwitterTikTok y YouTube

AHORA VE: