Así marcó la lucha de ‘Quién sabe dónde’ a la carrera de Paco Lobatón

·5 min de lectura

Durante los años 90, Televisión Española tuvo en su parrilla un formato que aunaba el servicio público con cierta dosis de morbo y crónica de sucesos: Quién sabe dónde, un espacio que se emitió entre 1992 y 1998, y que estuvo presentado por Paco Lobatón (con la excepción de sus primeras entregas, en la que Ernesto Sáez de Buruaga estaba a los mandos). Un programa dedicado a personas desaparecidas que vuelve a la memoria de muchos pues en el episodio del jueves 21 de abril de Cuéntame cómo pasó, Mercedes Alcántara (Ana Duato) acude a él para saber qué ha pasado con su hermana.

Quién sabe dónde dejó su huella en nuestra televisión, y sobre todo, en su presentador, Paco Lobatón, que quedó marcado por el tema de las desapariciones.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

En Quién sabe dónde Paco Lobatón intentaba localizar a personas que desaparecían sin razón aparente; desde el clásico “se fue a comprar tabaco y nunca regresó” hasta sucesos que marcaron al país, como la desaparición de Míriam, Toñi y Desirée, las Niñas de Alcàsser (que ahora vuelve a estar de actualidad por el estreno de la película 75 días). O casos que siguen sin resolverse, como el del niño pintor de Málaga o la joven Gloria Martínez, que desapareció de una clínica de descanso donde estaba internada.

Cada semana, el programa presentaba una o varias fotografías de personas a las que su familia o amigos habían perdido el rastro, y contaban su historia. Las razones para quitarse de en medio eran de lo más variadas: desde jóvenes que se escaparon porque no podían vivir tranquilamente su amor, hasta adultos que decidían empezar una nueva vida en la que no tuviesen que dar explicaciones sobre su orientación sexual o su identidad de género.

Es de justicia recordar que, en un primer momento, ¿Quién sabe dónde? abrió demasiado la mano en materia de sensacionalismo, y sentó en su plató a videntes como Octavio Aceves que daban su punto de vista místico sobre el paradero de tal o cual persona. Paco Lobatón, periodista de largo recorrido, decidió plantarse y abandonar el programa. Llegó a presentar su dimisión, incluso.

Paco Lobatón en el programa de televisión ¿Quién sabe dónde? (Foto de José R. Platon/Portada/Getty Images)
Paco Lobatón en el programa de televisión ¿Quién sabe dónde? (Foto de José R. Platon/Portada/Getty Images)

Mi planteamiento era que si algún día cualquier vidente descubre el paradero de un desconocido, ese día lo tenemos en el programa y además con una alfombra roja y una orquesta acompañándole. Mientras tanto, que se queden en sus casas”, explicó Lobatón en laSexta, en el año 2018.

Para él, aquel programa era algo muy serio y exigió otras condiciones, más allá de que no hubiese videntes. Se negó a aparecer con menores de edad, y luchó para que el programa tuviese medios, pues había muchas expectativas puestas en ¿Quién sabe dónde?, pero pocos recursos.

Cuando el programa cerró sus puertas en el año 1998, Paco Lobatón siguió su carrera en los medios, y le vimos en programas que van de Supervivientes a formatos varios de la televisión andaluza. Como curiosidad, le propusieron presentar la primera edición de Gran Hermano, pero él entonces no terminó de verlo.

A pesar de esto, Lobatón siguió muy comprometido con la búsqueda de personas desaparecidas. Así, en el año 2015 crea la Fundación Quién Sabe Dónde Global, una entidad sin ánimo de lucro para la búsqueda de personas desaparecidas sin causa aparente. Se calcula que cerca de 5.000 personas están desaparecidas actualmente en nuestro país, y el periodista reclama una legislación específica que trabaje en ese sentido. En algunas entrevistas recuerda que desaparecer no es un delito, “pero detrás de una desaparición puede haber un delito y ahora nos movemos con leyes del siglo XIX”, explicó en la COPE el pasado marzo.

MADRID, ESPAÑA - 26 DE MAYO: Paco Lobatón asiste a la feria del libro de Madrid el 26 de mayo de 2018 en Madrid, España. (Foto de Samuel de Román/Getty Images)
MADRID, ESPAÑA - 26 DE MAYO: Paco Lobatón asiste a la feria del libro de Madrid el 26 de mayo de 2018 en Madrid, España. (Foto de Samuel de Román/Getty Images)

En 2018, Lobatón publicó un libro llamado Te buscaré mientras viva, en el que daba voz a 14 testimonios de familiares que han sufrido la desaparición de alguien cercano. Ahí rescató historias como la de David Guerrero, el niño pintor, pero también se involucró en el caso de Yéremi Vargas o Diana Quer.

Ese mismo año regresó a la televisión como director del programa Desaparecidos, de Televisión Española, en la que una vez más intentaba echar una mano a esas personas que quieren saber el paradero de un familiar o un amigo. En esa ocasión, el espacio estuvo presentado por Silvia Intxaurrondo. De vez en cuando sigue apareciendo en los medios recordando que este problema de las desapariciones no ha terminado, y lo mismo es entrevistado en un plató que aparece en un programa de variedades como Got Talent. Sin ir más lejos, en la última edición de este concurso acudió para acompañar a una cantante de ópera que hace años que no sabe nada de su hermano. Su actuación sirvió para dar a conocer el trabajo de su fundación y presentar el caso de otras personas que buscan a sus familiares.

Sin duda, el poder de la televisión es enorme, y cuanta más difusión tengan las desapariciones, más cerca se está de encontrar un final feliz. En la época en la que ¿Quién sabe dónde? estaba en antena se llegó a resolver hasta el 70% de los 1.500 casos que se trataron, un éxito que explica que Paco Lobatón haya continuado su compromiso con la causa.

Más historias que podrían interesarte: