Así es el acuerdo de divorcio de Paula y Bustamante

Anna Sanchez

Vanitatis se hace eco de un supuesto acuerdo de divorcio que Paula Echevarría y David Bustamante firmaron hace cuatro años. Si uno de los dos rompiera su silencio, ¡le costaría 100.000€!

Getty Images

Cuando te casas enamorado es genial confiar en tu pareja, pero si eres famoso y hay una hija de por medio, mejor ser previsor y firmar un acuerdo que se pondrá en marcha en caso de divorcio dejándote protegida a ti, a tu pareja y por supuesto a la menor.

Pues así lo hicieron Paula y David. Ahora que los rumores apuntan a una separación definitiva, es cuestión de tiempo que llegue la confirmación que ponga fin a su matrimonio pero, ¿por qué ni uno ni el otro se pronuncian al respecto? ¿amor o miedo a pagar la penalización que estipula su acuerdo de divorcio?

Los tortolitos firmaron un acuerdo de confidencialidad para que ni el cantante ni la actriz se fueran de la lengua cuando las televisiones empiecen a poner cheques en blanco delante de sus narices a cambio de su suculento testimonio.

El citado medio afirma que una de las cláusulas recoge que “ambos se comprometían a no difundir o revelas a tercer personas y medios de comunicación, cualquiera de los acuerdos que firmaron en el documento de separación. Y tampoco podía dar detalles de la vida personal e incluso profesional del otro.”

En caso de que uno de los dos se vaya de la lengua y se pueda demostrar la filtración, tendrá que abonar 100.000€ en una cuenta a nombre de Daniela, la hija que tienen en común. Por lo que respecta a la menor, la custodia sería para Paula con visitas libres de Bustamante. Además, ninguno tendría que pasar pensión compensatoria al otro.

La niña se iría de vacaciones con su padre en los años impares y con su madre los pares. Como veis, lo tienen todo bien atado por el bien de la menor y por la protección de su privacidad e intimidad familiar. No sé si se separarán o superarán el bache pero, de ser cierto lo del acuerdo de divorcio, ¡me parecen fenomenal sus condiciones! ¿No te parece?