Así es como las redes delictivas te hacen comprar productos falsificados

Los expertos alertan sobre el peligro de los fármacos falsificados. Según la OMS, la mayoría de estos fraudes se producen con fármacos para la disfunción eréctil, anabolizantes o antibióticos

¿Encontrarías las diferencias entre el producto falsificado y el genuino? Los falsificadores utilizan métodos sofisticados para imitar envases auténticos. (Foto: Interpol)
¿Encontrarías las diferencias entre el producto falsificado y el genuino? Los falsificadores utilizan métodos sofisticados para imitar envases auténticos. (Foto: Interpol)

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más del 50 por ciento de las medicinas compradas por Internet que ocultan su verdadera dirección son falsificadas, lo que se considera una creciente amenaza para la salud.

Según indican los datos, la mayoría de estos fraudes se producen con fármacos para la disfunción eréctil, anabolizantes y antibióticos, fármacos para los que es necesario contar con receta médica y cuya adquisición por Internet permite no tener que recurrir a un experto.

El tremendo desarrollo de internet, el creciente acceso de las personas a las nuevas tecnologías, la globalización del mercado, la liberación del sector sanitario en algunos países, entre otros, han abierto una puerta de acceso a medicamentos ilegales, no controlados y fuera de los canales establecidos, que se prestan a la compra fraudulenta en patologías donde, para evitar la vergüenza de reconocer públicamente su problema, muchos pacientes buscan el anonimato.

La gran mayoría de estos productos se adquieren en páginas ubicadas en el extranjero; la normativa española prohíbe la venta de medicamentos por internet salvo en farmacias que se han dado de alta en el sistema, tras cumplir unos estrictos requisitos, además solo tienen autorización para comercializar productos fuera de prescripción médica, aquellos que no necesitan receta, cosa que no ocurre con los fármacos para la disfunción eréctil.

Aunque externamente parece un fármaco conocido puede tener componentes fuera de dosis. Siempre deben ser recetados por un médico y no pueden comprarse fuera de una oficina de farmacia. (Foto: Getty)
Aunque externamente parece un fármaco conocido puede tener componentes fuera de dosis. Siempre deben ser recetados por un médico y no pueden comprarse fuera de una oficina de farmacia. (Foto: Getty)

Aunque en ocasiones los medicamentos que se adquieren por Internet no sirven para lo que están prescritos, éste no es el problema más grave. Para los expertos lo más preocupante de esta práctica fraudulenta es que muchos están adulterados, pudiendo resultar peligrosos para la salud, algo de lo que muchos pacientes no son conscientes.

Para el Dr. Venancio Chantada jefe de Servicio de Urología, Complejo Hospitalario Universitario A Coruña, “los fármacos no deben pedirse por Internet; externamente parece un fármaco conocido pero puede haber componentes fuera de dosis; es una barbaridad, estos fármacos no pueden comprarse fuera de una oficina de farmacia, sería una temeridad no hacerlo. Siempre deben ser recetados por un médico”.

Pero la variedad de productos falsificados también ha aumentado debido a la difusión del comercio por Internet, que abarca una gama desconcertante de fármacos, tanto de marca como genéricos. Según la OMS, en más del 50 por ciento de los casos se ha comprobado que los medicamentos adquiridos a través de sitios web sin domicilio social declarado, son productos falsificados.

Además, el comercio de fármacos falsificados también abarca a los medicamentos que salvan vidas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) colabora con la INTERPOL para acabar con las redes delictivas a las que este comercio ignominioso les rinde miles de millones de dólares.

En 2009, una operación de cinco meses de duración coordinada por la Organización Internacional de Policía Criminal (INTERPOL) en China y siete de sus países vecinos en Asia sudoriental, se incautaron 20 millones de píldoras, frascos y sobres de medicamentos falsificados e ilícitos, se detuvo a 33 personas y se cerraron 100 puntos de venta al por menor.

El fraude cibernético está aumentando y como consumidores debemos estar alerta y aprender a identificar y prevenir estos timos, (Foto: Getty)
El fraude cibernético está aumentando y como consumidores debemos estar alerta y aprender a identificar y prevenir estos timos, (Foto: Getty)

En una serie de redadas que se llevaron a cabo también el año pasado se localizaron medicamentos falsificados por valor de cientos de millones de dólares y se descubrió una red delictiva que vendía esas mercancías a consumidores de todo Oriente Medio. En Europa, en sólo dos meses funcionarios de aduanas incautaron 34 millones de píldoras falsificadas, un alijo que superó las peores expectativas.

Como se señala en un informe de la Alianza Europea para el Acceso a Medicamentos Seguros, “en fechas relativamente recientes se comprobó con estupor que los consumidores también pueden adquirir en línea falsificaciones de medicamentos de venta con receta indicados en el tratamiento del cáncer y de enfermedades cardiovasculares graves.”

Otros productos falsificados (incautados en el marco de la Operación “Storm II” en Asia) abarcaron desde antibióticos hasta medicamentos para la regulación de la natalidad, suero antitetánico, antipalúdicos y fármacos para el tratamiento de la disfunción eréctil. En Egipto, los investigadores encontraron de todo, desde medicamentos utilizados en casos de transplante de órganos hasta fármacos para el tratamiento de enfermedades del corazón, así como de la esquizofrenia y la diabetes.

También en los países de ingresos más altos, donde tanto las reglamentaciones como los medios para imponer su cumplimiento son más estrictos, estas prácticas pueden resultar muy rentables. Según el Medicines and Health Care Products Regulatory Agency del Reino Unido, los falsificadores también fabrican imitaciones de medicamentos de precio alto y con una demanda que asegura su venta rápida. “La falsificación responde fundamentalmente a la posibilidad de conseguir enormes beneficios”, señala Sabine Kopp, secretaria ejecutiva interina del Grupo IMPACT y gestora del programa de la OMS de lucha contra la falsificación de productos médicos. “Los delincuentes son especialistas en adaptarse a las situaciones que pueden reportarle mayores ganancias.”

También te puede interesar:

Las 2 condiciones que deben cumplir los medicamentos online

Otro (falso) producto milagro: el café con ‘viagra natural’ para inducir erecciones, ¡no lo pruebes!

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente