Ashley Graham presume de estrías y curvas en su última instántanea

·2 min de lectura

Ashley Graham no tiene filtros, es realista y eso nos encanta. A lo largo de los últimos años, la artista ha mostrado y hablado de sus múltiples embarazos con la naturalidad que la caracteriza. Así, ha compartido con sus seguidores lo sensual que puede ser presumir de estrías, combatiendo los clásicos cánones de belleza que, poco a poco, se van revirtiendo y que no pasa nada por no recuperar la talla en menos de un mes.

En esta ocasión, al igual que ocurrió durante su primer embarazo, la actriz ha querido tomarse el postparto de sus gemelos con calma y, si bien es cierto que durante su estado ha ido mostrando algunas de sus pequeñas rutinas de ejercicio o sesiones de yoga, su mensaje body positive sigue presente. Y es que si durante su anterior embarazo, Ashley reflexionaba sobre la importancia de amar y respetar su cuerpo, en esta ocasión, con sus gemelos no iba a ser diferente.

Con su anterior maternidad, tardó siete meses -cuando se sintió preparada y quiso- en sumarse a un reto de entrenamiento con el que quería ponerse en forma al que llamó Thank Bod Workout Challenge y con el que quería lograr un físico con el que se sintiera más cómoda y ágil. Y, seguramente, en unos meses vuelva a hacerlo, no sin antes mostrar que, tras tres meses de postparto, ama y acepta su barriga llena de estrías (que ya mostró durante su estado) con una sonrisa.

En esta instantánea casual hecha en el propio baño de su casa, como suele ser habitual, la modelo posaba con esa citada naturalidad mostrando sus espléndidas curvas mientras saludaba a su barriga. Una imagen donde se puede apreciar sus curvas menos pronunciadas y sus estrías (que puede tratar y reducir con la crema que muchas famosas han utilizado durante sus embarazos para prevenir esa marcas cutánea)

De esta manera, una vez más, ha mostrado su realidad como madre y cómo ha ido evolucionando su cuerpo. Mostrando como, a veces, las estrías se vuelven nuestras compañeras inseparables de nuestro abdomen y como la talla, a veces, no vuelve a ser la que era a las pocas semanas de dar a luz. Una instántanea que ha recibido múltiples respuestas positivas por mostrar lo que muchas veces, tratamos de ocultar con cierta vergüenza y reparo cuando es algo completamente natural, propio de un cuerpo que evoluciona no solo durante nueve meses sino mucho más y que no entiende de fechas fijas de recuperación.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente