Ashley Graham muestra con orgullo su figura posparto sin ningún filtro

·2 min de lectura

Mencionar a Ashley Graham es hablar de body positive. La modelo que no cesa de ser juzgada por sus medidas o sus estrías no agacha la cabeza. La mantiene bien alta. Demostrando que la única opinión válida sobre la fisonomía de su cuerpo, mientras esté siga sano, es la suya.

Ashley que recientemente nos empoderó compartiendo una instantánea de su cuerpo al descubierto a los pocos meses de dar a luz a sus mellizos sin disminuir sus curvas o retocar sus estrías, continúa abrazando el concepto de mostrarse más natural que nunca, ayudando a otras. Porque sí, chicas, todas tenemos unas pocas (o más) estrías por el cuerpo que nos gustaría eliminar. Y otras muchas marcas que la mayoría, en menor o mayor extensión, tenemos por el cuerpo. En lugar de centrarse en ellas, Graham ha vuelto a posar públicamente tras dar a luz a Roman y Malachi este pasado mes de enero.

Ya lo hizo en el baño de su casa hace unas pocas semanas y, ahora, al convertirse en el rostro de la nueva campaña de Spanx lo hace en una extensa valla publicitaria de la firma. ¿El producto anunciado? Unos pantalones blancos ajenos al concepto de las transparencias gracias a la tecnología Silver Linings, capaz de ocultar las prendas interiores que, todo hay que decirlo, pasan desapercibidos ante el poderío y la sensualidad de la modelo capaz de dejarnos completamente boquiabiertas.

No, no siguió una dieta estricta o intensificó su rutina de deporte; sus michelines y ligeras marcas cutáneas están en la valla que, por primera vez en su carrera, muestra su posado desnudo... pero con un pequeño truco. No, no la verás desnuda al pasar por esas calles o carreteras (si estás dándote un paseo por Estados Unidos, claro), Ashley está cubierta con la tela de los pantalones: no se transparenta nada; la tela funciona.

En una entrevista para la revista People, la modelo alegaba que su cuerpo -como, también, decía recientemente Hilary Duff para Women's Health- ha sufrido muchos cambios tras ser madre, pero que reconocerlos y aceptarlos había sido uno de sus mayores aprendizajes. Eso sí, natural como siempre, también admtía haber estado nerviosa al posar frente a una cámara profesional tras solo tres meses después dar a luz. Pero no ha salido nada mal, ¿verdad?

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente