El ascenso fulgurante de Anya Taylor-Joy, la estrella del momento

·6 min de lectura

El mundo se ha enamorado perdidamente de Anya Taylor-Joy y ya no hay vuelta atrás. Afortunadamente. La actriz, que el año pasado alcanzó la fama mundial gracias a su excelente trabajo en la miniserie fenómeno de Netflix Gambito de dama, reafirma su idilio con el público con el lanzamiento del misterioso primer tráiler de su próxima película, Última noche en el Soho, donde nos vuelve a arrebatar con su magnética presencia, su mirada… y esta vez también con su voz como cantante.

Está claro que lo suyo no es flor de un día y sus próximos proyectos así lo confirman. Anya Taylor-Joy es ya oficialmente una sensación y no hay quien la pare.

Anya Taylor-Joy (Photo by Vianney Le Caer/Invision/AP)
Anya Taylor-Joy (Photo by Vianney Le Caer/Invision/AP)

Gambito de dama la puso en el punto de mira del público mainstream, llevándola a convertirse en uno de los rostros más solicitados de la pantalla y la publicidad. Pero los cinéfilos de pro ya llevaban tiempo cantando sus alabanzas. Y es que la joven actriz de origen argentino-británico se convirtió en revelación y promesa del cine bien temprano, gracias a su papel de adolescente en la cinta de terror de culto La bruja. Su ascenso desde que nos encandilara en aquella película ha sido fulgurante, y en apenas cinco años, Anya está por todas partes y en Hollywood se la rifan.

Múltiple, Morgan, Purasangre, Glass, Los nuevos mutantes… Con solo 25 años, Taylor-Joy se ha labrado una imagen de actriz enigmática y con un lado oscuro, a lo que se suma su indiscutible elegancia y estilo chic y unos expresivos ojos enormes que hipnotizan. Para la mayoría, el año pasado fue muy duro, pero para ella fue simplemente el mejor de su carrera hasta la fecha. Con la nueva versión de Emma de Jane Austen se ganó a los fans del cine de época y recibió su primera nominación al Globo de Oro, haciendo doblete en la categoría televisiva con otra nominación por Gambito de dama, por la que también es la favorita a los próximos premios Emmy.

Aunque llevaba tiempo gestándose una brillante carrera, es sin duda la miniserie de Netflix ambientada en los 60, en la que interpreta a la genial jugadora de ajedrez Beth Harmon, la que la ha encumbrado a lo más alto y disparado su caché. Desde su estreno en octubre de 2020, Gambito de dama se ha alzado como uno de los títulos más vistos de la historia de Netflix, además de un fenómeno cultural y social que ha disparado las ventas de tableros de ajedrez y ha coronado a su protagonista como la nueva princesa de Internet.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un post de Instagram no disponible por tus preferencias de privacidad

En redes sociales la veneran, con especial cariño en España y Latinoamérica, donde desde que descubrimos que su lengua materna es el español y que lo habla con acento argentino (nació en Miami y se crió entre Argentina y Londres), no nos cansamos de ver entrevistas suyas hablado en su idioma natal. Su imagen se cotiza al alza (cabe señalar que empezó su carrera como modelo tras ser descubierta por un cazatalentos en los grandes almacenes Harrods) y, a pesar de las dificultades de la pandemia, ella no ha hecho más que crecer.

Además de empezar a construir una filmografía envidiable, está firmando contratos publicitarios que la perfilan como nueva musa de la moda y la estética, ha marcado tendencia con sus impresionantes looks en la temporada de premios, ha ocupado numerosas portadas de revistas en el último año, y ha debutado recientemente como presentadora en el mítico programa Saturday Night Live -donde hizo parte de su monólogo en español-, señal definitiva de que lo ha conseguido.

Anya Taylor-Joy, 'Última noche en el Soho' (Credit: Parisa Taghizadeh / Focus Features)
Anya Taylor-Joy, 'Última noche en el Soho' (Credit: Parisa Taghizadeh / Focus Features)

Es decir, lejos de dormirse en los laureles tras Gambito de dama, la actriz está aprovechando la oportunidad de oro que le ha brindado ese éxito para seguir impulsando su carrera hacia la estratosfera, eligiendo con inteligencia papeles que la sitúan en el mejor camino posible. Después de este gran año de cosecha, ahora Anya Taylor-Joy está recogiendo lo sembrado para plantar nuevas semillas.

Y esas semillas vienen en forma de algunos de los proyectos más jugosos y esperados por parte de los cinéfilos en los próximos años. Para empezar, el 5 de noviembre se estrena en cines Última noche en el Soho, thriller psicológico dirigido por Edgar Wright (Baby Driver) que tuvo que ser retrasado por la pandemia, como tantos otros proyectos, y cuyo tráiler se ha encontrado con una acogida entusiasta en Internet, donde ya se vaticina como una de las posibles películas del año.

La película cuenta la historia de una joven (Thomasin McKenzie, la revelación de Jojo Rabbit) que posee el don de trasladarse al Londres de los años 60, donde se encuentra con su ídolo, una misteriosa cantante.

Taylor-Joy interpreta a dicha cantante, y aunque no es la protagonista el film, por supuesto es ella quien ha acaparado todos los comentarios y elogios por el tráiler, donde se respira una fuerte influencia de películas como Suspiria (Dario Argento), Mulholland Drive (David Lynch) o Cisne Negro (Darren Aronofsky), todas ellas joyas de culto para los amantes del Séptimo Arte. Referentes aparte, en el tráiler, además de volver a embrujarnos con su mirada y lucir otra vez la moda de los 60 como si hubiera nacido en aquella década, Anya nos deleita cantando una versión de Down Town de Petula Clark. Y sí, es ella quien canta realmente en el avance, prueba de que lo suyo es un talento verdaderamente polifacético.

Pero esto solo es el principio. Entre sus próximos proyectos se incluyen la historia de vikingos The Northman, que supone su reencuentro con el director Robert Eggers después de La bruja y donde actúa junto a un reparto que es un sueño para cinéfilos (Nicole Kidman, Willem Dafoe, Alexander Skarsgård, Ethan Hawke, Björk); lo nuevo de David O. Russell (aun sin título), acompañada de otro elenco de infarto (Margot Robbie, Robert De Niro, John David Washington, Rami Malek, Michael Shannon, Zoe Saldana…); y por encima de todo, la precuela de Mad Max donde tendrá la oportunidad de brillar por sí sola como la versión más joven de Furiosa, el personaje que encarnó Charlize Theron en la aclamada Mad Max: Furia en la carrera. Es evidente que no va a dejar escapar lo que tiene fácilmente.

Como alguien que ha seguido de cerca sus pasos desde La bruja y Múltiple, ver a Anya Taylor-Joy conquistar el mundo es especialmente emocionante. Desde el primer momento en que me topé con su mirada supe que el futuro le deparaba grandes cosas, y en este último año, la promesa se está cumpliendo con creces, recompensándola con un éxito y una atención con el que seguramente ni ella soñaba. Furiosa será su gran prueba de fuego, pero algo me dice que la pasará con matrícula de honor y dentro de poco quedará muy poca gente que no conozca su nombre.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente