El fulgurante ascenso profesional de Elizabeth Olsen por encima de sus hermanas gemelas

Pedro J. García
·10 min de lectura

La primera serie de Marvel en Disney+, Bruja Escarlata y Visión, está cosechando un gran éxito en la plataforma impulsado entre otras cosas por su emisión semanal y el deseo de los fans de ver de nuevo a sus personajes favoritos tras un año de sequía marvelita. La ficción se centra en uno de los personajes más poderosos del Universo Marvel, Wanda Maximoff, interpretada por Elizabeth Olsen, actriz que ya nos gustaba, pero que gracias a la serie, nos ha terminado de enamorar por completo.

Hasta ahora, el UCM (Universo Cinematográfico de Marvel) no había desplegado ni una pequeña parte de los poderes de una de sus mayores armas (no tan) secretas, Bruja Escarlata, pero gracias a la serie junto a Visión, el personaje por fin puede desarrollarse en todo su esplendor y Olsen tiene un a su disposición un vehículo para dar rienda suelta a su talento y rango interpretativo. Así, WandaVision ha confirmado lo que ya sabíamos: la hermana menor de las gemelas Olsen ya no es una promesa, se ha convertido en una estrella con brillo propio más allá de sus famosas hermanas.

From left, Ashley Olsen, Elizabeth Olsen, and Mary-Kate Olsen arrive at the CFDA Fashion Awards at the Hammerstein Ballroom on Monday, June 6, 2016, in New York. (Photo by Evan Agostini/Invision/AP)
From left, Ashley Olsen, Elizabeth Olsen, and Mary-Kate Olsen arrive at the CFDA Fashion Awards at the Hammerstein Ballroom on Monday, June 6, 2016, in New York. (Photo by Evan Agostini/Invision/AP)

Ah, ¿que no te habías enterado de que Elizabeth Olsen es hermana de Ashley y Mary-Kate Olsen, las gemelas que interpretaron a Michelle Tanner en Padres forzosos? Fíjate bien, Elizabeth podría ser su trilliza, de no ser porque tiene dos años menos que ellas. Cuando la pequeña Olsen empezó a destacar en Hollywood, su figura era constante e inevitablemente asociada a la de sus famosísimas e influyentes hermanas, pero en los últimos años, ha encontrado su propio camino y ha logrado escalar en el mundo del espectáculo por su propio mérito, demostrando que lo suyo no solo es suerte y oportunidad, sino también talento y star power.

Uno se siente especialmente anciano cuando lo piensa: Elizabeth Olsen ni siquiera había nacido cuando veíamos a Michelle Tanner en las primeras temporadas de Padres forzosos, una de las sitcoms más queridas de los 80 y 90. Y ahora está en lo más alto de Hollywood gracias a Marvel. Recientemente, la actriz de WandaVision ha cumplido 32 años (nació el 16 de febrero de 1989) y, si las dedicatorias y mensajes de felicitación en redes sociales son indicativo alguno, el mundo ha caído rendido a los pies de Elizabeth Olsen y su resplandeciente sonrisa. Ahora son muchos los que la conocen como la actriz de Wanda Maximoff, y no como la hermana de las Olsen, hasta el punto de que algunos ni siquiera saben nada de su familia o se están enterando ahora. Aunque parezca mentira.

Ahora bien, ni siquiera ella se ha librado de la polémica, ya que recientemente ha sido blanco de críticas por usar el término “gypsy” (gitana) en entrevistas para describir a Wanda Maximoff, que es originaria del país ficticio de Sokovia, situado en Europa del Este en el Universo Marvel. En inglés, esta palabra se considera una forma ofensiva de dirigirse a las personas de origen rumano y un sector de Internet ha pedido a la actriz que se disculpe y no la vuelva a usar, mientras que otros directamente la acusan de racismo y piden su “cancelación” (We Got This Covered). Ya sabemos lo fácil que es que estas cosas se sobredimensionen, aunque en este caso, no parece que haya afectado al momento tan dulce que vive la actriz actualmente.

©Marvel Studios 2021. All Rights Reserved.
©Marvel Studios 2021. All Rights Reserved.

Está claro que nadie está a salvo de la cultura de la cancelación, incluso alguien con una imagen tan inocua como ella. Controversias aparte, Olsen sigue escalando peldaños en Hollywood y ganándose a la audiencia global gracias a su papel en WandaVision. Pero el Universo Marvel, donde debutó con Vengadores: La era de Ultrón tras una breve aparición en la escena post-créditos de Capitán América: El Soldado de Invierno, no es el único lugar donde ha destacado, aunque sea con diferencia el de mayor calado en el público.

Su papel revelación tuvo lugar en la película indie de 2011 Martha Marcy May Marlene, su primer trabajo en el cine después de un par de apariciones televisivas, entre ellas alguna pequeña intervención en la serie de sus hermanas a mediados de los 90 (aunque ni siquiera aparecía en los créditos). Olsen no pudo empezar en el cine con mejor pie. Su primer film como protagonista, en el que interpretaba a una joven que sufre de alucinaciones y paranoia tras escapar de una secta, le valió críticas excelentes y la etiqueta inmediata de promesa del cine (“Ha nacido una estrella”, rezaba la crítica de Rolling Stone), además de varios premios de la crítica y nominaciones a mejor actriz, entre ellas a los Critics Choice Award y los Independent Spirit Award.

En los años posteriores siguió cimentando su trayectoria ascendente compaginando proyectos independientes con películas de mayor presupuesto con las que se iba convirtiendo en un rostro cada vez más conocido entre el gran público. En 2011 protagonizó la cinta de terror La casa silenciosa y al año siguiente compartió cartel con Josh Radnor en el drama romántico indie Amor y letras, la segunda película como director del actor de Cómo conocí a vuestra madre. En 2013 acompañó a Elle Fanning en el drama estrenado en Sundance Buenas chicas y a Josh Brolin en el remake de Oldboy dirigido por Spike Lee.

2014 fue un año clave para ella, ya que marcó su inicio en el Universo Marvel. Pero además, también la vimos en otra superproducción, Godzilla, donde el marido de su personaje está interpretado por Aaron Taylor-Johnson, que encarna a su hermano en La era de Ultrón. Y no podemos olvidar dos de sus mejores trabajos hasta la fecha, la deliciosa sátira Ingrid Goes West, en la que interpretaba a una influencer de Instagram acosada por una fan desequilibrada (Aubrey Plaza), y la serie digital Sorry for Your Loss, drama sobre una mujer que trata de poner su vida en orden tras la muerte de su marido, que desafortunadamente casi nadie vio a pesar de sus excelentes críticas, al estar en la desconocida Facebook Watch.

Pero sin duda y como ya hemos visto, fue el papel de Wanda en el UCM el que la puso en el mapa para el público masivo. Durante varios años, muchos coincidieron en que el estudio no estaba exprimiendo al máximo las posibilidades del personaje, con diferencia uno de los más poderosos del Universo Marvel según hemos visto en los cómics. Gracias a la llegada de la Fase 4 de Marvel, podemos por fin explorar más en profundidad las habilidades de Wanda, en episodios de emisión semanal en los que la estamos conociendo mucho mejor. De esta manera, es más fácil para ella ahondar en el personaje aquí que en intervenciones más pequeñas en grandes películas corales, donde el foco se reparte y no hay tiempo para desarrollar a algunos personajes como sí permite el medio serial.

©Marvel Studios 2021. All Rights Reserved.
©Marvel Studios 2021. All Rights Reserved.

Con WandaVision, Marvel se sale del molde que había estado usando hasta ahora para convertir su primera serie para Disney+ en un rompecabezas de misterio que toma la forma de las sitcoms clásicas a lo largo de las décadas. En cada capítulo hemos visto a Wanda y Visión (Paul Bettany) inmersos en una realidad confeccionada a imagen y semejanza de las comedias televisivas clásicas, añadiendo a medida que avanza la acción y la intriga propias de Marvel.

WandaVision está usando el lenguaje de las sitcoms y la idea de las realidades alternativas para construir una sorprendente historia sobre el duelo y el trauma por la muerte de un ser querido, y este formato ha permitido que sus dos protagonistas principales hagan gala de su rango interpretativo y brillen tanto en comedia como en drama y acción. Olsen en particular está recibiendo una avalancha de elogios por su versatilidad, su capacidad para asimilar estilos de otras épocas y su intensidad dramática en la piel de Wanda (está simplemente espectacular). De hecho, son ya muchos los que piden una nominación al Emmy y/o al Globo de Oro para ella en la próxima temporada de premios. Y es que, aunque el cine de superhéroes suele ser ignorado en las categorías principales -salvo algunas excepciones-, Elizabeth está haciendo méritos para que se acuerden de ella el año que viene.

Hablando de las sitcoms a las que WandaVision rinde tributo, hay que destacar el quinto episodio, que homenajea a las telecomedias de los 80 y los 90. El capítulo, y su cabecera inicial en concreto, contiene guiños directos a Padres forzosos, la serie de las gemelas Olsen. En cuanto nos enteramos de cómo iba a ser WandaVision, todos soñamos con el cameo de las hermanas mayores de Elizabeth en este capítulo, pero a pesar de jugar la baza de la nostalgia por Padres forzosos y la conexión familiar de Olsen con la serie, nos quedamos sin verlas.

Ashley y Mary-Kate llevan ya una década retiradas de la interpretación y centradas en su multimillonario negocio de moda, y después de no aparecer en la serie secuela Madres forzosas para Netflix (en la que por cierto también pidieron a Elizabeth que interpretará a Michelle, pero lo rechazó), tampoco han querido volver al plató de televisión ni por Marvel ni por su hermana.

Pero para quien se le pueda pasar por la cabeza algún tipo de rivalidad fraternal entre ellas, nada más lejos de la realidad. Elizabeth está encantada de hablar de sus hermanas en entrevistas y no parece querer desvincularse de ellas, al contrario. Crecer junto a ellas ejerció una gran influencia positiva en su vida en muchos aspectos. Para empezar, Olsen lleva las sitcoms en la sangre, ya que creció junto a sus hermanas y el cuarto Olsen, Trent (el hermano mayor del clan), en el plató de Padres forzosos y más adelante en los rodajes donde Ashley y Mary-Kate siguieron triunfando como superestrellas adolescentes a principios de los 2000. Elizabeth recuerda los días en el set de Padres forzosos como una “guardería después del colegio” y estaba encantada de aparecer como extra en la serie por diversión (SFGate).

Por otro lado, Elizabeth valora mucho los consejos de sus hermanas, que a día de hoy sigue poniendo en práctica. Hay uno en concreto que le ha ayudado mucho en su carrera: “Algo que mis hermanas siempre dicen, y que creo que viene de mi padre, es que ‘no’ es una frase completa, y eso me encanta, especialmente como mujer. Eso es, simplemente puedes decir que no. Y eso me gusta en todos los aspectos de la vida” (CheatSheet).

Claro que, por muy importante que sea saber cuándo decir que no, es evidente que si Elizabeth está donde está es porque ha sabido cuándo decir sí. El Universo Marvel le ha abierto muchas puertas y WandaVision en concreto la está encumbrando como una de las estrellas más admiradas del momento.

Tres décadas después de Padres forzosos, se han vuelto las tornas y mientras Ashley y Mary-Kate disfrutan de su éxito y su fortuna alejadas de las cámaras de cine y televisión, es Elizabeth la Olsen que brilla bajo los focos. Sí, nos habría encantado verlas a las tres juntas en WandaVision, pero la serie no necesita a las hermanas Olsen, porque ya tiene a Elizabeth.

Más historias que te pueden interesar: