Asar a la parrilla con gas es mejor que hacerlo con carbón. ¡Lo dice la ciencia!

·2 min de lectura
Photo credit: Álex González
Photo credit: Álex González

Con el sol y el buen tiempo llega el momento de las barbacoas, pero... ¿qué parrilla nos compramos? ¿De carbón o de gas? La ciencia lo tiene claro: asar en una parrilla de gas es objetiva y científicamente mejor que hacerlo en una de carbón vegetal. Da igual si se trata de pescado, carne o verduras. ¡La parrilla de gas manda! Da igual que te digan que la comida con el carbón como combustible sabe mejor, es mentira y te contamos por qué.

Vale que con el carbón la parrilla coge mucha más temperatura e irradia posiblemente mejor el calor, pero las parrillas de gas usan una superficie específica para crear esa radiación y estar a la altura del carbón, ya sea con placas de cerámica, barras o rocas. Estas superficies se calientan con el gas generando ese calor radiante que el carbón provoca naturalmente.

En cuanto al sabor, la revista Modernist Cuisine asegura que el carbón no aporta un sabor extra a los alimentos, ni mejor ni peor; el sabor característico de la comida a la parrilla proviene de la grasa, no del combustible que uses. Son los aceites y aromas que producen las brasas en el alimento lo que les da ese sabor tan rico.

El fundador de Intellectual Ventures y chef ganador del campeonato mundial de barbacoa, Nathan Myhrvold, se ha tomado muy en serio este asunto y su única preocupación es "si el carbón vegetal es necesario".

Además, las parrillas de gas son más rápidas, limpias a nivel medioambiental y su precio tampoco es una locura.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente