Así te cambia la cara cuando viajas acompañado de tus seres queridos

A Kevin Blandford no le terminó de hacer gracia el premio que le concedió su empresa. Por su esfuerzo, este ingeniero de telecomunicaciones de Kentucky (Estados Unidos) fue galardonado con un viaje a Puerto Rico. Una semana con los gastos pagados, de playa y sol. ¿El único pero? Que lo iba a tener que disfrutar en solitario.



Daba igual los paisajes tropicales, las piñas y el buen tiempo. Kevin no disfrutó nada de nada de su viaje, y así lo hizo saber a todos sus amigos a través de las fotos que subió a Facebook y a Instagram. En ellas se le puede ver con un gesto serio bañándose en aguas cristalinas, metido en la cama con expresión de aburrimiento, o contrariado disfrutando de una piña colada.



¿Por qué estaba con esa cara Kevin? El pobre hombre no estaba disfrutando nada de nada porque su familia estaba lejos. Ni su mujer ni su bebé se encontraban a su lado, así que la tristeza le invadía.



Alguien de la gerencia del hotel en el que se hospedó vio las hilarantes fotos y concedió un segundo regalo a Kevin. Nada más y nada menos que tres billetes: uno para él y otros dos para su mujer e hija.

<b>Kevin Blandford </b>
Kevin Blandford



Así Kevin pudo volver a la idla y disfrutar de verdad de la estancia. Para inmortalizar las vacaciones familiares, decidió repetir las mismas fotos que había hecho en su primer viaje, pero esta vez acompañado de sus seres queridos. Por supuesto, su cara cambió por completo.

 

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente