Arturo Valls presenta 'Me resbala': "No soy un tipo ambicioso"

Por Ignacio Herruzo Martínez

From Diez Minutos

Después de casi tres años, vuelve a someter a sus amigos al Teatro pendiente, la prueba principal de Me resbala. Arturo Valls no desatiende ¡Ahora caigo! cada tarde pero sigue escalando posiciones para estar en prime time. Le espera también The Masked Singer, un sorprendente concurso con un puñado de famosos enmascarados cantando. A pesar de ser el hombre de confianza de Antena 3, parece que se autodescarta para Pasapalabra: "Ya tengo bastante con presentar por la tarde, por la noche y el cine también"

La espera ha sido larga…

Sí, porque esta quinta edición la grabamos hace dos años. Pero quedamos muy contentos con la incorporación de pruebas y cómicos. Además, este programa, aunque sea intermitente, ha creado un lenguaje propio y una atmósfera familiar para al espectador. Le hace suyo, como ha pasado con ¡Ahora caigo! El público se reconoce en ese ambiente.

Parece que todos los cómicos quieren probar el Teatro pendiente. ¿Hay alguno que se resista?

Sí, los ‘chanantes’ Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla. Dicen que no se atreven, son unos caguetas. Y también me gustaría que probara José Mota.

¿El lunes te parece un buen día?

Cada vez analizo menos esas decisiones en eses decisiones. Ya son muchos años en la tele, y uno aprende a volcarse en el trabajo y dejar en manos delos que saben lo suyo. ¿Para qué voy a calentarme la cabeza? Ni tampoco estoy pendiente de lo que ponen el resto de las cadenas enfrente. El público estaba esperando que volviéramos porque me lo han dicho en la calle. En este mundo donde todo parece que sucede en las redes, todavía me paran y me cuentan que están contentos de que hayamos vuelto. Yo solo pienso en ellos, no contra quien peleo .

¿Es importante para ti presentar en prime time?

Es parte de mi evolución. Lo hago de una forma natural, pero no soy distinto al de la tarde. Disfruto por igual de los dos momentos. . Para el público ahora soy el de los chistes. Pero yo valoro más el formato que la franja horaria, y también que lo que haga se complemente bien con mi vida, que me permita afrontar otros proyectos. Para mí la exposición es relativa, es más importante la calidad de vida y que esté a gusto.

¿Has recibido alguna propuesta surrealista?

Sí, pero he tenido la suerte de poder rechazarlas. De esa forma, vas encajando en proyectos que te ayudan a dibujar el perfil que tengo ahora. Es un lujazo ver que la gente te sigue aceptando y que tu empatía tiene esos frutos.

¿Cual es tu relación con las redes sociales? ¿Estás pendiente de las críticas?

Ninguna porque siempre he tratado de evitar conflictos o pronunciarme. No me gusta meterme en ningún jardín. Por eso tengo buena relación.

¿Cómo te ves ahora?

Con mucha menos ansiedad profesional. En realidad nunca la he tenido, y eso tiene que ver también con los resultados de mi carrera. Nunca he sido obsesivo o ambicioso. No quiere decir que si los sufres no llegues a nada, pero el camino puede ser muy frustrante. Yo me lo he ido encontrando todo. Fui un estudiante de periodismo que trabajaba en una tele local y que le llamaron para ser reportero, luego actor… Todo tiene que ver para que ahora esté más relajado y con ganas de hacer lo que me apetece.

Te has metido a productor de cine. ¿Cuál ha sido tu motivación?

Es un medio que siempre me ha fascinado como espectador, y encima ahora puedo encender el motor y generar proyectos, Empecé con Los del túnel y ahora voy con la tercera película, Camera café, que empezaremos a rodar en otoño. Vuelve todo el elenco diez años después de que hubiera un ere en la oficina. Ahora mostraremos la vida de cada uno. La serie dejó muy buen recuerdo.

Y repetirás como actor.

Sí, el veneno de la interpretación me ha picado. He notado que hay muchos prejuicios en algunas productora de contratar al presentador o cómico de tele, por eso provoco los personajes. Así lo hice en Los de túnel. Y luego está el placer de fabricar la película y convencer en los despachos para que apuesten por ella.

¿Arturo es un personaje cuando presenta ?

A veces pienso que debería hacer más hincapié en fabricarlo porque me salvaría de algunas situaciones, sobre todo, en entrevistas de televisión por el pudor que sigo sintiendo a la mostrarme como soy. y luego la gente crees que eres el de la tele cuando vas en un taxi o en la cola del cine. y hay bastantes diferencias. No tengo un chiste cargado todo el tiempo, es más no lo hago habitualmente. Soy un poco más moderado. Aunque no quiere decir que no disfrute con la tontuna y el cachondeo.

Photo credit: Juan Naharro Gimenez - Getty Images

¿Cuál será tu perfil en The Masked Singer?

Soy el presentador simpático con los chascarrillos preparados, el mismo de siempre. Estamos con reuniones previas a la grabación y estoy alucinando. Todo lo que veo es muy adictivo. En EE. UU. están locos con el programa, genera mucha expectación. Estoy convencido de que aquí va a ser un éxito.

¿Qué hay de cierto en los rumores de la posible cancelación de ¡Ahora caigo!?

No tengo ni idea. Sí entiendo el puzle que tiene que hacer la cadena con la llegada de Pasapalabra a lado de dos concursos que van bien. Entiendo que buscan la manera de cuadrarlos. Hay bastante incertidumbre.

¿Podrías presentar Pasapalabra?

¡Uf! Ya tengo bastante con presentar por la tarde, por la noche y el cine también. Sí estamos viendo que haya sustituto en verano en ¡Ahora caigo! Depende del estado de mis otros proyectos.

Antena 3 está de celebración. ¿Qué te aporta esta cadena?

Sí he percibido con el tiempo que es donde mejor encajo. Cuidan el entretenimiento y tratan con amabilidad al espectador. y han sabido respetar mi perfil , no han pretendido colocarme en cualquier sitio y de cualquier manera. Eso me engancho y sigo ahí.

¿Te has planteado abrirte a alguna plataforma?

Soy consciente de que las plataformas están cambiando la industria. Pero sigo creyendo que no tiene espacio para el entretenimiento. En eso y en el directo tienen mucho que decir las generalistas.