El arte flamenco retoca el mito de Ariadna para una introspección más dulce

·3 min de lectura

Mérida, 25 jul (EFE).- El mito clásico de Ariadna, una mujer marcada por la traición y la soledad, tiene "otro posible final", algo más dulce, más propio de su voluntad de ser feliz sin renunciar a ser ella misma, merced a la propuesta de la coreógrafa y bailaora Rafaela Carrasco, que esta semana tiene una cita en el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida.

La apuesta por un distinto final, mucho más cercano al que relata Ovidio, entre otros autores, el de una Ariadna protagonista, capaz de rehacerse para volver a amar -a Dionisio- en el que es uno de los amores más incondicionales de la literatura clásica, es lo que quiere trasladar Rafaela Carrasco a través del flamenco.

A través del cante, el sonido de las guitarras, los diversos palos del flamenco y, muy especialmente, el baile, los espectadores recorrerán junto a Ariadna un viaje de introspección personal, en el que los sentimientos y los miedos se cincelan con lenguaje terrenal, muy lejos de adoraciones mitológicas.

"Ariadna, al hilo del mito" es el título de este espectáculo que este lunes ha sido presentado en rueda de prensa en Mérida por la propia Rafaela Carrasco, el dramaturgo Álvaro Tato y el director del festival emeritense, Jesús Cimarro.

Hija de un tirano y enamorada de un varón -Teseo- que la utiliza para luego abandonarla en la isla de Naxos, Ariadna es capaz de convertir el dolor en esperanza y felicidad. Esta capacidad de transformar su agonía en hilos de vida y amor -con la que llegada de Dionisio- la convierte en protagonista.

Esta es una de las claves de la propuesta de Carrasco que, de la mano de Álvaro Tato, opta por situarla como eje del mito y no dotarla del papel secundario que algunos escritores clásicos le han dado al narrar las historias de Teseo o del laberinto del Minotauro.

Carrasco (Sevilla, 1972), tal como ha explicado, describe a través de la danza y el flamenco el amor, el mal, el patriarcado y la independencia del ser humano para ser uno mismo en un mundo de hombres, un entorno que lo lleva a la escena rodeada sólo de varones.

De hecho, en el escenario está acompañada al baile por Rafael Ramírez, Gabriel Matías, Ricardo Moro y Felipe Clivio, a la guitarra por Jesús Torres y Salvador Gutiérrez y al cante por Antonio Campos y Miguel Ortega, y Jesús González a las palmas.

Es un viaje flamenco a través de la relación que hay entre los mitos, leyendas y fábulas con el ser humano que permite "sacar las emociones, los miedos, el amor, la soledad y el abandono".

Se da la circunstancia de que "Ariadna, al hilo del mito", que se estrenó en el IX Festival Internacional de Jerez (2020), fusionará en Mérida dos elementos que son Patrimonio de la Humanidad, el flamenco y el Teatro Romano emeritense.

Tras Rafaela Carrasco, que estará los días 26 y 27 de julio, la danza continuará como protagonista del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida con la puesta en escena del espectáculo "De Sheherazade", de la compañía de la bailaora María Pagés, quien este año recibió el Premio Princesa de Asturias de las Artes.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente