Armie Hammer jamás olvidará su 2021, ni nosotros tampoco

·8 min de lectura

Si hay un actor que ha hecho correr ríos de tinta en 2021, sin duda, ese es Armie Hammer. El intérprete de La red social o Rebecca se convirtió en protagonista de la noche a la mañana de uno de los grandes escándalos del año que estamos a punto de despedir y que, desde luego, él jamás olvidará.

Tras la filtración de unos mensajes, en donde el actor de 35 años confesaba perturbadoras fantasías sexuales, le siguieron numerosos testimonios de mujeres que le acusaron de abuso físico y psicológico, dando paso a un escándalo que ha desterrado a este estadounidense de la industria hollywoodense. Echando la vista atrás al último año, parece imposible imaginar que Armie Hammer logre pasar página profesionalmente, tanto por las acusaciones, como por el poder de la cultura de la cancelación y por la magnitud del escándalo que el público no olvidará fácilmente.

Armie Hammer en los Premios Oscar 2018 ©Gtres (agencia AP Photo; autor Jordan Strauss)
Armie Hammer en los Premios Oscar 2018 ©Gtres (agencia AP Photo; autor Jordan Strauss)

Hasta inicios de 2021 la vida de Armie Hammer parecía de cuento. Al menos, desde fuera. El actor, bendecido con un físico atractivo y criado en un ambiente de privilegios al formar parte de una saga adinerada, mantenía una estampa familiar perfecta junto a su esposa Elizabeth Chambers y sus hijos Harper y Ford. Además, brillaba con su carrera en Hollywood desde que en 2010 le llegara su gran oportunidad con La red social de David Fincher y, sobre todo, tras ganarse a la crítica y el público con el maravilloso coming of age de Luca Guadagnino Call me by your name. Sin embargo, las escandalosas acusaciones que han vertido varias de sus supuestas amantes, denunciando gustos sexuales agresivos, extravagantes e incluso antropofágicos, han provocado la caída del bisnieto del magnate petrolero Armand Hammer.

Si bien el actor de 35 años se había erigido como uno de los últimos galanes del cine hollywoodense, su perfil profesional se cayó a comienzos de 2021 cuando salieron a la luz supuestos mensajes sexuales de tendencia BDSM (bondage, disciplina y dominación; sumisión y sadismo; y masoquismo) que presuntamente enviaba a chicas jóvenes a través de redes sociales. Dicho de otro modo, unos mensajes privados que fueron filtrados a través de una cuenta de Instagram llamada House of Effie en los que el actor detallaba perturbadoras fantasías sexuales, desde mutilaciones hasta canibalismo.

"Oh, Dios mío [...] Imaginarme sosteniendo tu corazón en mi mano y controlando cuándo late. Soy 100% caníbal. Quiero comerte. Joder, da miedo admitirlo. Nunca antes lo había admitido”, se podía leer en una de las capturas que circuló por las redes sociales como la pólvora. Unos mensajes que, por otra parte, hicieron que cobrara un mayor sentido el hecho de que en 2017 algunos usuarios de Twitter descubrieran que Armie Hammer había dado me gusta a varias publicaciones de BDSM.


GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

La bola de nieve se hizo más grande a medida que pasaban los días. Por un lado, a través de la publicación de más mensajes (de texto, WhatsApp, Instagram o emails) de otras mujeres que dijeron ser víctimas de manipulación psicológica. Poco después se descubría un perfil privado del actor en Instagram, donde se jactaba de consumir drogas antes de someterse a un test para ver a sus hijos y mostraba en un vídeo a una mujer en lencería esperándole en una cama como su único consuelo para estar en las Islas Caimán donde viven los pequeños. Sin embargo, en esa publicación hacía referencia a la mujer como Miss Caimán y a continuación la organización que se encarga del concurso de belleza que escoge a dicha miss le pidió una disculpa pública que llegó con el intérprete explicando que la joven del vídeo no era Miss Caimán.

Pero entonces una chica de 24 años acusó públicamente a Armie Hammer de haberla violado. La mujer, que pidió ser identificada como Effie Angelova, aseguró que la agresión sexual habría tenido lugar en abril de 2017 cuando ambos mantenían una relación romántica intermitente la cual supuestamente iniciaron ese mismo año y extendieron hasta 2020 a pesar de que el actor estaba casado con Elizabeth Chambers.

A raíz de que Effie Angelova declarara que el actor presuntamente le habría forzado a mantener relaciones sexuales en contra de su voluntad durante cuatro horas y que llegó a temer por su vida, otras mujeres con las que Armie Hammer habría mantenido una relación también rompieron su silencio. Así, Paige Lorenze, una de sus exparejas, habló en Vanity Fair sobre el traumático romance de cuatro meses que mantuvo con él, reconociendo que se sentía insegura a su lado. Esta chica de 22 años, que incluso publicó un vídeo muy sospechoso en el que parecía hacer referencia a la estrella de cine, reveló que el intérprete enviaba fotos de ella a sus amigos sin su consentimiento, y que una vez utilizó un cuchillo para tallar la inicial de su nombre en su cuerpo durante un juego sexual.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Youtube no disponible por tus preferencias de privacidad

Asimismo, Courtney Vucekovich, otra de las exnovias de Armie Hammer, también declaró a Page Six que la estrella de cine llegó a decirle que quería romper y comer sus costillas. "Me dijo que quería romperme la costilla, asarme a la parrilla y comérselo. Joder, eso fue extraño, pero nunca más vuelves a pensar en eso. Él dice: Quiero darte un mordisco. Si tuviera un pequeño corte en la mano, le gustaría chuparlo o lamerlo. Eso es tan extraño como nos volvimos", comentó sobre el hecho de haber pasado por alto el comportamiento tan raro del actor en ese momento.

“Le gusta la idea de tener piel en los dientes”, afirmó asimismo Courtney Vucekovich definiendo la relación con el actor como emocionalmente abusiva: “Él entra en tu vida de una manera tan grande. Es una persona tan cautivadora. Tiene tal presencia y es consciente de eso y lo usa de tal manera que la mayoría de las mujeres pensarían, Oh, Dios mío, esto es increíble, pero especialmente las mujeres jóvenes, esa es la parte que da miedo: lo bueno que es a la manipulación activa y hacerte sentir como si nunca se hubiera sentido así por nadie.

Igualmente apuntó que “él te cautiva y, aunque es encantador, te está preparando para estas cosas que son más oscuras, pesadas y consumidoras. Cuando digo consumir, me refiero a mental, física, emocional, económicamente, simplemente todo".

Si bien Armie Hammer inicialmente trató de desvincularse de las acusaciones, este escándalo le ha pasado factura mediática. En otras palabras, aunque no ha sufrido consecuencias legales todavía el daño en su carrera es manifiesto y aparentemente irreparable.

En esta imagen publicada el 15 de noviembre, Armie Hammer asiste a los E! People's Choice Awards de 2020 celebrados en Barker Hangar en Santa Monica, California. (Photo by Todd Williamson/E! Entertainment/NBCU Photo Bank via Getty Images)
En esta imagen publicada el 15 de noviembre, Armie Hammer asiste a los E! People's Choice Awards de 2020 celebrados en Barker Hangar en Santa Monica, California. (Photo by Todd Williamson/E! Entertainment/NBCU Photo Bank via Getty Images)

El primer efecto secundario es que tras las primeras acusaciones el propio actor decidió abandonar su participación en Shotgun Wedding, la próxima película romántica protagonizada por Jennifer Lopez. “No estoy respondiendo a estas mentiras de mierda, pero a la luz de los viciosos y espurios ataques en internet en mi contra no puedo dejar a mis hijos durante cuatro meses para rodar una película en la República Dominicana”, se defendió el actor en un comunicado compartido por la revista Variety.

Después se cayó de The Offer, la miniserie de Paramount+ sobre el rodaje de El padrino, donde iba a interpretar al productor Al Rudy, y, posteriormente, abandonó la miniserie Gaslit. También, según recoge Variety, Billion Dollar Spy, el thriller que adapta la novela del mismo título de David E. Hoffman y que iba a protagonizar junto a Mads Mikkelsen, así como la obra de teatro The Minutes. Igualmente, la agencia WME decidió romper su contrato dejándole sin representación. Así que, si bien Armie Hammer subrayó en un primer momento que las acusaciones respondían a un ataque personal, con la polémica ya servida en la mesa el actor acabó guardando silencio.

Sin embargo, Elizabeth Chambers, quien se separó de Armie Hammer en septiembre de 2020, sí que declaró que se sentía devastada ante las terribles acusaciones hacia el padre de sus hijos. “Durante semanas, he intentado procesar todo lo ocurrido. Estoy en shock, con el corazón roto y devastada. Dejando de lado mi corazón destrozado, estoy escuchando, y seguiré escuchando y aprendiendo acerca de estos delicados asuntos. Ni siquiera me había dado cuenta de todo lo que sabía. Apoyo a cualquier víctima de ataques y de abusos y animo a todo aquel que haya experimentado este dolor a que busque la ayuda que necesite para curarse, publicó la también intérprete quien, todo sea dicho, es la persona en la que el actor buscó apoyo para intentar superar sus adicciones.

Hace unos días conocimos que Armie Hammer había vuelto a su casa tras abandonar un centro de rehabilitación en Florida (Estados Unidos). Y es que el actor tomó cartas en el asunto a finales del mayo, ingresando en una clínica para desintoxicarse de su adicción a las drogas y al sexo. “Puedo confirmar que el señor Hammer ha dejado el centro de tratamiento y está muy bien”, ha revelado a E! News su abogado confirmando que el intérprete ha permanecido seis meses en el centro.

En plena era de la cancelación ante las denuncias de abuso, esta controversia de Armie Hammer le ha podido desterrar de la industria hollywoodense, además de desarraigarle del corazón de los espectadores ante la magnitud del escándalo. La primera prueba de ello es que Walt Disney ha minimizado su presencia en el tráiler de Muerte en el Nilo, una de las dos películas que rodó antes de la polémica. El actor es uno de los protagonistas junto a Gal Gadot en esta secuela de Asesinato en el Orient Express, pero el estudio ha quitado cualquier relevancia a su figura.

Y es que tras el destape de abusos de Harvey Weinstein, quedaron al descubierto las malas prácticas y abusos que Hollywood escondía bajo su manto de glamur, y desde entonces ningún estudio se casa con los escándalos. Sucedió con Johnny Depp, no solo perdiendo su influencia en la industria sino también proyectos relevantes, a raíz de perder su batalla legal contra un tabloide británico por señalarlo como "golpeador de esposas". 

Básicamente, entre la cultura de la cancelación al acecho y la obligación que tiene la industria de limpiar los errores del pasado, que un escándalo como el de Armie Hammer quede en el olvido parece poco probable. Por un lado, porque son tantas las acusaciones y tan detalladas, con la palabra canibalismo asociada para siempre al actor en el inmenso universo de las redes sociales, que ya resulta imposible que los espectadores olvidemos esta historia. Tanto es así que si el intérprete rodara una nueva película, imagino que el escándalo volvería enseguida a rellenar titulares y las preguntas cuestionarían la redención de la industria bajo el recuerdo del movimiento #MeToo. 

Mientras que, por otro lado, aunque exista la presunción de inocencia, Hollywood huye de los escándalos como la peste tras lo vivido desde Harvey Weinstein.

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente