El perfil privado de Armie Hammer en Instagram enturbia aún más su escándalo

Cine 54
·4 min de lectura

El escándalo de Armie Hammer continúa… y empeora. Después de darse a conocer una serie de mensajes privados que supuestamente habría enviado a diferentes mujeres a través de Instagram, revelando una vida de infidelidades, fetichismo e interés por el canibalismo, las mismas redes lo vuelven a dejar en evidencia al destaparse las imágenes y publicaciones de su perfil privado.

Si bien el actor de Call me by your name se desligó del escándalo calificando a los mensajes publicados de “tonterías”, la nueva información acaba de abrir aun más la caja de Pandora.

Armie Hammer (American Foto Features; Janet Gough / AFF-USA.COM; GTRES)
Armie Hammer (American Foto Features; Janet Gough / AFF-USA.COM; GTRES)

Al parecer, el actor de 34 años tiene un perfil privado en Instagram para sus amigos más cercanos, y en pleno escándalo se han filtrado publicaciones, videos y fotografías que hunden su nombre aún más en el escándalo sexual que lo rodea. En ellas se burla de su divorcio, se jacta de pasar un test antidroga tras haber consumido y de su apetito sexual publicando una imagen de una chica en lencería “esperándolo”.

En dicho perfil, “el_destructo_86”, muestra cómo da una calada a un cigarrillo electrónico el pasado mes de diciembre y luego añade un selfie sonriente junto al mensaje: “Cuando descubres que no testean DMT en los tests de drogas”. Hammer explica que para ver a sus hijas la corte le exige que se someta a un examen antidroga -publicando un pantallazo de lo que parece ser una orden judicial- y en dicho post se jacta de descubrir que puede consumir el alucinógeno conocido como ‘la molécula de Dios’ y pasar la prueba sin problema.

El actor estuvo casado con Elizabeth Chambers durante 10 años, separándose en julio tras tener dos hijos. La familia vive en las Islas Caimán a donde debe viajar si quiere visitarlos.

Todo negativo, perras” escribe en otra publicación con la imagen de un cubo de orina para anunciar que ha superado el test antidroga. “Mi cuerpo es una unidad procesadora de tóxicos finamente ajustada. Para ser justos, tenía THC y benzos en mi orina. Pero, ¿quién no?” añadía haciendo mención al principal constituyente psicoactivo del cannabis. “El divorcio es muy divertido. No es tan divertido como las drogas. Pero qué lo es” sentenciaba.

Si no fuera por el escándalo mediático destapado la semana pasada por un perfil de Instagram, se podría haber sospechado que Armie Hammer simplemente tiene un macabro sentido del humor y sus publicaciones no eran más que bromas internas con sus amigos. Pero cuando se colocan sus publicaciones dentro del contexto actual, la situación es bien distinta.

Pero eso no es todo. En otra publicación, Hammer asegura que no le gusta viajar hasta las islas donde viven sus hijos, de 6 y 3 años, pero que al menos allí le espera una mujer en lencería. El actor había publicado un video que muestra a una mujer en ropa interior esperándolo en la cama. “Bueno… mi ex (por una buena razón) esposa se niega a volver a EEUU con mis hijos. Así que tengo que volver a las Caimán… que apesta. Excepto que hay algunos resquicios de esperanza. Como f*llar a Miss Caimán mientras estoy allí”.

Tras darse a conocer la existencia de este perfil y las publicaciones que incluye, la organización que se encarga del concurso de belleza que elige a Miss Caimán se desligó enseguida del asunto proclamando que la mujer que aparece en la imagen no es la ganadora actual. En un comunicado publicado en Instagram la organización asegura sentirse disgustado con la referencia y piden el actor que elimine cualquier conexión de sus redes sociales.

Y para culminar el destape, el Daily Mail se hizo con otro video del perfil donde el actor aparece eufórico abriendo una botella de cerveza mientras lame un polvo blanco de la mano de un amigo.

Armie Hammer se encuentra en el ojo del huracán desde la semana pasada cuando un perfil de Instagram con el nombre “House of Effie” hizo públicos supuestos mensajes del actor a diferentes mujeres. En ellos se deduce que el actor mantenía diferentes contactos a las que llamaba “gatitas”, enviándoles emails y mensajes de dominación sexual, haciendo referencia a un supuesto fetiche caníbal.

Tras destaparse el escándalo, el actor se desligó a través de un comunicado asegurando que eran “tonterías”, mientras renunciaba a su próxima película junto a Jennifer Lopez para estar con sus hijos en plena tormenta mediática. Más tarde, su exnovia, Courtney Vucekovich, dio su testimonio a Daily Mail asegurando que a Hammer le gustan los fetiches de dominación además de decirle que quería romper y comerse sus costillas. Una de las características que señala la chica y otros supuestos mensajes publicados en Instagram de diferentes mujeres “afectadas”, es que el actor las manipulaba para dejarse llevar a sus tendencias sadomasoquistas cuando muchas de ellas no querían. Una de ellas asegura haberse sometido a un programa terapéutico tras quedarse “traumatizada” por el abuso físico y psicológico.

Una semana más tarde, este perfil privado del actor muestra una faceta hasta ahora desconocida que no hace más que levantar el telón de la duda.

Más historias que te pueden interesar:

Fuente: Daily Mail