Armageddon es "tan científicamente errónea" como parece, afirma una astrónoma

Cine 54
·3 min de lectura

Hace 22 años, el género catástrofe recibía uno de los mayores blockbusteres de su historia: Armageddon. Aquel bombazo de Michael Bay no fue precisamente una obra maestra del cine, pero llenó las salas del mundo durante el furor de las historias sobre fenómenos apocalípticos. No solo hizo más de $553/481€ millones en la taquilla mundial (sobre un presupuesto de $140/122€ millones), sino que quedó grabada como la película a recordar cada vez que leemos un titular astronómico que habla de asteroides cerca de la Tierra.

Sin embargo, una astrónoma aclara que la película en donde Bruce Willis se sacrificaba para salvar al planeta es tan científicamente errónea como parece.

Cartel promocional de Armageddon (Touchstone Pictures; Jerry Bruckheimer Films; Valhalla Motion Pictures)
Cartel promocional de Armageddon (Touchstone Pictures; Jerry Bruckheimer Films; Valhalla Motion Pictures)

Tampoco le podemos pedir peras al olmo. El propósito del cine catástrofe es aterrarnos con situaciones inverosímiles o apocalipsis exagerados llevados a la máxima potencia, como fue el caso de la invasión extraterrestre de Independence Day, la venganza de Godzilla o el cometa cercano de Deep Impact. Por nombrar algunos. Siendo una obra de un director capaz de ensalzar las escenas de acción con una exageración dramática y extrema, Armageddon no pretendía ser científicamente correcta, sino cumplir sus intenciones de tener a los espectadores en vilo hasta el final.

En Armageddon, la NASA reclutaba al mejor perforador de petróleo del mundo, Harry S. Stamper (Bruce Willis), y sus socios habituales -que incluían al novio de su hija (Ben Affleck)- para que cumpla la misión de viajar hasta el asteroide que se dirige a la Tierra, aterrizar en él, perforarlo e introducir una bomba nuclear que lo destruya antes del impacto. La película se estrenó en julio de 1998 (el 1 en EEUU, y el 17 de julio en España) y una astrónoma asegura que desde entonces vive respondiendo la misma pregunta sobre la película.

Jackie Faherty, que trabaja en el Museo Americano de Historia Natural en Nueva York, habló con Yahoo! News, confesando que siempre le plantean la misma cuestión: “¿Existe un asteroide allí afuera que va a impactar contra la Tierra y provocar destrucción masiva o posiblemente destruir el planeta?”.

A lo que responde: “De las películas que existen sobre lo que podría pasar, Armaggedon es una de las más famosas y tan científicamente incorrecta como parece”. Si bien podríamos pensar que es muy poco probable que la NASA reclute a un grupo de perforadores para aterrizar en un asteroide, la astrónoma tiene una respuesta más positiva, dado que el motivo por el que la cinta es incorrecta es porque es muy poco probable que la Tierra llegue algún día a estar en semejante peligro por culpa de un asteroide.

Puede haber una piedra gigante con nuestro nombre allí fuera. Si existe, hay una gran probabilidad de que la encontremos porque tenemos muchas búsquedas magnificas. Y hay mucha gente pensando mucho en ello, sobre si podríamos hacer algo o no. Y porque lo tomamos tan en serio existen ideas muy ‘guay’. ¿Podemos desviarlo? ¿Podríamos alejarlo de la Tierra?” explicó.

Es decir que según la experta, no tenemos que preocuparnos de encontrar un Bruce Willis de la vida real para que nos salve de la extinción masiva. De todos modos, otros especialistas ya habían confirmado que entre Armageddon y Deep Impact -que se estrenaron con meses de diferencia en 1998 y con tramas similares- la segunda era la más acertada a nivel científico. Aquel mismo año, los científicos que la vieron dijeron que era más correcta “por el realismo y la certeza técnica” y por “comprender la naturaleza de la amenaza de un impacto y la calidad de los efectos especiales”. (Science Mag)

Más temas que te pueden interesar: