Arlo Parks, voz de una nueva generación:"En la música hay que ser vulnerable"

·5 min de lectura

Madrid, 26 nov (EFE).- Salud mental, libertad sexual y aceptación personal se dan la mano en "Collapsed In Sunbeams", más que un disco, "un espacio seguro", como una caricia de la británica Arlo Parks que le ha proporcionado el último Mercury Prize, un premio Brit a la artista revelación y una nominación a los próximos Grammy.

"En la música hay que ser vulnerable. Yo no puedo ponerme filtros a mí misma y la música que adoro es la de artistas como Sufjan Stevens o Phoebe Bridgers, que tienen esa franqueza y que por eso emocionan", argumenta la joven artista en una charla con Efe acerca de una de las grandes cualidades de sus canciones.

La próxima semana será posible escucharla por primera vez en formato de sala en España, este lunes 29 de noviembre en la grande de Apolo en Barcelona y solo un día después en La Riviera de Madrid, tras la necesidad de aumentar el aforo en ambas ciudades por la expectación.

Nacida Anaïs Oluwatoyin Estelle Marinho (Londres, 2000), son muchos los que en los últimos meses hablan de ella, incluida Billie Eilish, que la señaló como una de sus artistas favoritas. También los Brit Awards, que la designaron "mejor nueva artista" en su última gala, donde asimismo se batió con Dua Lipa por el premio al "mejor álbum".

"La razón por la que hago esto es por mi amor a la música. Esos reconocimientos en todo caso lo que hacen es empujarme a seguir trabajando tan duramente como ya lo hacía y a ser yo misma, a ser honesta en mi forma de hacer música", afirma.

Ese galardón no se lo llevó, pero sí el igualmente reputado Mercury Prize, que otorga la prensa musical al mejor disco de Reino Unido e Irlanda, distinciones todas que se suman a la reciente nominación al artista revelación en los Grammys, "una maravillosa sorpresa", dice.

En su concepción musical jugaron un papel importante sus orígenes africanos (parte de Nigeria, parte de Chad) y franceses (su madre nació en París). "La música que escuchaba en casa tenía un origen multicultural y eso me hizo más permeable a distintas formas diferentes de ver el mundo y me dio un gran sentido de la curiosidad", ratifica.

Así llegó a uno de sus grandes referentes, Joni Mitchell (además de la poetisa Sylvia Plath). "Crecí con internet y con Youtube, me gustaba indagar en diversos períodos y hacer mis propios hallazgos", revela Parks, quien conjuga en su música pop y folk alternativo con la suavidad del r&b.

Cuando se le concedió el Mercury, se destacó tanto su voz tan personal como su capacidad para abarcar en sus letras temas como la libertad sexual (ella es abiertamente bisexual), la apatía y la búsqueda de aceptación personal.

"No intento hacer una crónica de lo que supone ser una joven de veintipocos años, sino más bien contar mis propias experiencias. Yo no puedo hablar por todo el mundo de mi edad", se defiende ante quienes ven en ella a la voz de la Generación Z.

Esa apertura choca sin embargo con la recomendación que su promotora realiza antes de esta entrevista. "Nada de preguntas acerca de salud mental, sexualidad o cuestiones raciales".

"Lo que quiero decir al respecto está en mis canciones. Y las preguntas que a veces me hacen acerca de esos temas son muy invasivas, por eso prefiero que sea la música la que hable por sí misma y no tener que explicar cada detalle de mi identidad", justifica.

Compuesto en el inicio de la primavera de 2020, el confinamiento le permitió ir más allá en sus emociones y en su música y el resultado es un disco que se escucha "como un amigo que te habla en la intimidad de tu cuarto".

"Desde luego quiero que mi música sea como un espacio seguro para los que se acerquen a ella. Me gusta crear esa sensación de confianza, como de llegar a casa", subraya.

Sobre la mesa, dos cuestiones de actualidad. La primera es la supresión de la distinción por género que se mantenía en algunas categorías en los próximos Brit Awards, tal y como reclamó Sam Smith, quien se identifica como persona no binaria.

¿Teme que eso se vuelva en contra de las mujeres en las próximas ediciones y tengan menos presencia entre nominados y ganadores? "No, no temo por ello. Esa división por géneros era algo excluyente que dejaba fuera a mucha gente y es importante que celebremos a todo el mundo, no que lo dividamos en esas categorías", reivindica.

Por otro lado, se muestra de acuerdo en la petición de Adele que acaba de llevar a Spotify a anular que, por sistema, la escucha de un álbum siguiese un orden aleatorio.

"Los discos son artefactos construidos con muchísima dedicación, incluido el orden en el que deben ser consumidos. En los últimos tiempos, sin embargo, se ha vuelto muy fácil picotear en ellos. Yo sigo siendo una gran fan del concepto de álbum y, por tanto, de escucharlos como fueron diseñados por su autor", señala.

Aunque nunca deja de escribir, afirma que aún es "pronto" para pensar en una continuación para "Collapsed In Sunbeams", que presentará en España la próxima semana en vivo con el objetivo de crear "ese espacio seguro" del que hablaba y, ya en verano, como parte del inmenso cartel del festival madrileño Mad Cool.

Javier Herrero

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente