Argentina pide una "investigación independiente" del crimen de la periodista Akleh

·2 min de lectura

Buenos Aires, 14 may (EFE).- Argentina condenó este sábado el "crimen" de la periodista palestino-estadounidense Shireen Abu Akleh, quien falleció de un disparo en la cabeza el pasado miércoles en la ciudad cisjordana de Yenín cuando cubría una redada del Ejército israelí, y la posterior actuación policial en su funeral y pidió una “investigación independiente” para esclarecer lo ocurrido.

“La República Argentina condena el crimen de la periodista palestino-estadounidense Shireen Abu Akleh, ocurrido en Yenin en ejercicio de su rol periodístico, y la posterior actuación policial en su funeral”, publicó la Cancillería argentina en su cuenta de Twitter.

“Es necesaria una investigación independiente que esclarezca lo ocurrido”, agregó.

El funeral de Abu Akleh se llevó a cabo el viernes en Jerusalén este con miles de asistentes y un fuerte dispositivo de seguridad israelí, que cargó contra los palestinos por mostrar sus banderas, algo que las fuerzas de seguridad israelíes consideran una incitación a la violencia.

La Policía de Israel anunció este sábado que llevará a cabo una investigación sobre la actuación de sus agentes durante el funeral, en respuesta a una ola de críticas por parte de la comunidad internacional, incluidos el Gobierno de EE.UU., la Unión Europea y el Consejo de Seguridad de la ONU, tras viralizarse las imágenes de agentes israelíes golpeando con bastones a los palestinos que cargaban el ataúd de Abu Akleh, casi haciéndolo caer.

Estos episodios se produjeron en un contexto de alta tensión en Jerusalén, donde unos 10.000 palestinos se congregaron para despedir a la veterana periodista, oriunda de la ciudad y que murió el miércoles por un disparo en la cabeza mientras cubría una redada del Ejército israelí en la ciudad cisjordana de Yenín.

Tanto la Autoridad Nacional Palestina (ANP) como la cadena catarí Al Yazira -para la cual trabajaba Abu Akleh- y varios periodistas que estaban con ella cuando murió acusaron a las tropas israelíes de haberla asesinado.

El Gobierno israelí, por su parte, responsabilizó inicialmente a milicianos palestinos y luego señaló que por el momento es imposible determinar quién efectuó el disparo, remarcando la necesidad de llevar a cabo una investigación conjunta, algo a lo que la ANP se niega.

La redada en la que murió Abu Akleh, de 51 años y que contaba con doble nacionalidad palestina y estadounidense, se produjo en el marco del actual repunte de violencia en la región, que comenzó hace casi dos meses con una ola de ataques en territorio israelí y que ya ha causado más de 50 muertos.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente