Archie y Lilibet aún no son Altezas Reales

·2 min de lectura
Harry y Meghan con sus hijos Archie y Lilibet credit:Bang Showbiz
Harry y Meghan con sus hijos Archie y Lilibet credit:Bang Showbiz

Los hijos del príncipe Harry y su esposa Meghan Markle, duquesa de Sussex, ya pueden utilizar los títulos de Su Alteza Real si lo desean ahora que su abuelo es el nuevo monarca tras la muerte de su bisabuela la reina Isabel II. Sin embargo, un portavoz real ha matizado que todavía están esperando la confirmación de cómo se conocerá los niños para hacer oficial el cambio.

Desde el fallecimiento de la reina el pasado jueves, la página web de la familia real ha actualizado la línea de sucesión para identificar al príncipe Guillermo como príncipe de Gales, mientras que los hijos que tiene con su esposa Catalina, la princesa de Gales, también han visto modificados sus nombres, sustituyendo la coletilla "de Cambridge" por la "de Gales" junto a los nombres de los príncipes Jorge, Carlota y Luis. Por el momento, Archie, de tres años, y Lilibet, de 15 meses, que ocupan el sexto y séptimo lugar en la línea de sucesión al trono, siguen figurando como "Master" y Miss".Eso se debe a que Carlos había anunciado los títulos de Guillermo y Catalina como los nuevos príncipes de Gales durante el discurso que ofreció a la nación el viernes, pero solo se limitó a expresar su amor por Harry y Meghan, que se apartaron de las obligaciones reales y se trasladaron a Estados Unidos hace dos años. Cuando se pregunta si Archie y Lili asumirán los títulos de Príncipe y Princesa, desde palacio la respuesta es clara y mucho más cortante: "Por el momento, estamos centrados en los próximos diez días y, a medida que tengamos información, iremos actualizando la página web".

En su intervención televisiva, Carlos confirmó que su hijo mayor asumirá su antiguo papel de príncipe de Gales, uno de los únicos títulos que no se transmiten automáticamente. También le sucede como duque de Cornualles, con todas las responsabilidades que ello conlleva y que el rey afrontó durante más de cinco décadas.

En su polémica entrevista con Oprah, Meghan se quejó de que su primogénito no recibiera el título de príncipe desde su nacimiento porque eso implicaba que no recibiría protección e insinuó que se debía a su color de piel, ya que ella es mulata.  La antigua actriz insistió en que la decisión se salía del protocolo, pero en realidad es algo común que los bisnietos del monarca no sean príncipes o princesas; por contra, los hijos de un hijo del rey sí lo son. Por otra parte, el soberano o la soberana en cuestión puede otorgar esa distinción si así lo dice, como hizo Isabel II con las hijas de su hijo el príncipe Andrés: las princesas Beatriz y Eugenia.