Arcelia Ramírez, la gran actriz mexicana que deslumbró a Cannes

·4 min de lectura

En las últimas tres décadas, Arcelia Ramírez ha cimentado una carrera sólida, aclamada incluso, aunque nada la había preparado para lo ocurrido esta semana en el Festival de Cannes, que tras un año de ausencia por la contingencia mundial, reinició sus funciones de gala en el célebre teatro La Coisette, donde la mexicana recibió una ovación de pie durante ocho minutos por su desgarradora interpretación en el filme 'La Civil', una co-producción entre Bélgica, Rumanía y México, que la ha llevado a ser la sensación de la fiesta más grande del cine mundial.

CANNES, FRANCE - JULY 09:  (R to L) Producer Hans Everaert, Alvaro Guerrero, Arcelia Ramirez, Director Teodora Ana Mihai and Scriptwriter Habacuc Antonio De Rosario attend the
Arcelia Ramírez y Álvari Guerrero con Teodira Mihai, la durectira de "La Civil" (Photo by Stephane Cardinale - Corbis/Corbis via Getty Images)

No obstante, Arcelia (y esto en México se sabe y muy bien) no es milagro de un día, ni es alguien que salió de la nada: a inicios de los 90, fue uno de los rostros del llamado 'Nuevo Cine Mexicano', con otros actores y actrices de su generación, como Demián Bichir, Claudia Ramírez o Daniel Giménez Cacho, que llegaron a las pantallas de la mano de directores como Carlos Carrera, Busi Cortés (con quienes la actriz trabajó en sus primeras películas), Alfonso Cuarón y Guillermo del Toro, quienes también estaban empezando a romper los paradigmas de una industria que por varios años había estado casi totalmente abandonada.

Con un talento especial para reflejar una empatía y una calidez muy particulares, Arcelia (nacida en Ciudad de México el 7 de diciembre de 1967) comenzó a llamar la atención con sus apariciones en filmes como 'La mujer de Benjamín', 'Ciudad de Ciegos' y como la narradora en la versión de Alfonso Arau de 'Como agua para chocolate'; posteriormente, fue uno de los personajes protagónicos en una exitosa telenovela de Carla Estrada: 'De frente al sol'.

Estrenado por Televisa en 1992, este melodrama tuvo la particularidad de ser la plataforma que lanzó estelarmente a cuatro figuras importantes en la década: Arcelia, Ariel López Padilla, Eduardo Santamarina e Itatí Cantoral.

La telenovela fue uno de los grandes éxitos de la productora, sin embargo, Arcelia decidió que su mayor campo de desarrollo estaba en el cine, donde tenía una más amplia diversidad de personajes, y en el teatro, donde sentía el desafío de poder desarrollar de muchas maneras las interpretaciones que sus personajes le ofrecían; sin embargo esto no quiere decir que Arcelia no encontrara un modo de expresarse en TV: sus participaciones han sido constantes y diversificadas, interpretando lo mismo a Juana de Asbaje y Ramírez de Santilana, es decir, Sor Juana Inés de La Cruz, que a personajes clave en el desarrollo de distintas series y melodramas, migrando principalmente hacia las madres, de las cuáles ha hecho un especial punto en su carrera en pantalla.

En 'La civil', debut en ficción de la cineasta rumana Teodora Mihai -famosa por el impactante documental 'Esperando agosto', estrenado en 2014-, Arcelia interpreta a Cielo, un ama de casa y madre de familia de una comunidad del estado de Durango, al noreste de México. Dedicada a su familia, Cielo es una mujer perfectamente común (una 'civil', como lo señala el título del filme), hasta que su hija adolescente es objeto de una desaparición forzada por parte de los narcotraficantes que controlan la zona. 

Al no lograr que las autoridades le den respuestas o ayuda, Cielo se abraza a una decisión desesperada y toma el asunto en sus manos, aún cuando sabe que nunca estará preparada para confrontar el mundo que va a encontrar al lanzarse en pos de su hija.

La película ha resultado una de las revelaciones de Cannes y Arcelia —que en la vida real es en efecto, la madre de dos hijas adolescentes—, según se ha reportado, hace una auténtica creación del personaje, llevando al espectador como guía a un mundo alucinante de violencia y desesperación, sin perder la esperanza de encontrar a su hija, algo que es dolorosamente realista y coyuntural.

Arcelia acaba de hacer historia al ser la primera actriz mexicana que recibe 8 minutos de ovación de pie — algo que ni Silvia Pinal cuando en 1962 presentaron ella y Luis Buñuel la polémica 'Viridiana' — por su interpretación. Por supuesto los que saben (y manejan las apuestas) ya prendieron los semáforos y se habla no solo de que Arcelia podría ser quien obtenga el prestigioso premio a la mejor actriz del festival. También ya se especula que podría ser Oscareable, lo cual no estaría de más.

Consistente, sencilla, profesional, generosa y jovial en su trato con el público, con quienes siempre ha sido accesible, Arcelia Ramírez ha cultivado una carrera artística apartada de cualquier maledicencia y escándalo, aún si esto no la ha puesto en el reflector como a muchas otras colegas y contemporáneas suyas, quienes a su vez se han visto profesionalmente opacadas por el interés en su vida personal.

Si ahora estos reconocimientos le abren más puertas, es un triunfo de su dedicación, que demuestra que para ser una gran actriz, no es necesario hacer de una misma un espectáculo.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

EN VIDEO: "La muchacha que limpia", una mirada femenina al crimen e impunidad en México

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente