Arantxa Sánchez Vicario pide perdón a sus padres y se olvida de su ex, por Ángel Antonio Herrera

Por Ángel Antonio Herrera
Photo credit: Gtres

From Diez Minutos

Arantxa Sánchez Vicario se ha subido al podio de las portadas para pedir perdón a sus padres, y no precisamente para piropear a Josep Santacana, su ya exmarido, porque por fin ha resuelto su conflictivo divorcio. En síntesis, viene a contar al mundo que con sus progenitores no se portó en condiciones, y que su ex es la causa mayor de sus desdichas. Yo sospecho que éste es un modo de tener marido toda la vida, ahora que quiere olvidar al marido, por la vía legal. Los detalles de lo que aquí abreviamos los ha dado ella por voluntad propia, y se han propagado como pólvora incendiaria.

Photo credit: Agencias

Hasta hoy. Arantxa y Josep tienen en común, entre otras cosas, un serio fiasco de dineros, donde mediarán tribunales, y luego un nuevo conflicto, a resultas de las declaraciones que aquí comentamos, porque la pareja se comprometió, por escrito, a no revelar nada de la vida íntima o privada. Por si les faltaba amenidad en la separación, va la ex tenista y se juega un Roland Garros de confidencias al viento. No sólo nadie se lo pidió, si no que estaba acordado lo contrario. Ella sabrá a qué tenis de riesgo juega.