Arantxa de Benito y Zayra Gutiérrez, de tal palo tal astilla con el Covid-19

Anna Sanchez
·3 min de lectura
MADRID, SPAIN - JULY 09: Arantxa de Benito attends Nina Pastori's concert on July 9, 2018 in Madrid, Spain.  (Photo by Europa Press/Europa Press via Getty Images)
MADRID, SPAIN - JULY 09: Arantxa de Benito attends Nina Pastori's concert on July 9, 2018 in Madrid, Spain. (Photo by Europa Press/Europa Press via Getty Images)

¿De tal palo tal astilla? Si bien llevamos semanas reprochando públicamente el mal comportamiento de la joven Zayra Gutiérrez, hija de Arantxa de Benito y Guti, ahora resulta que su madre se une a la polémica de saltarse las restricciones.

Cuando todos los focos negativos de atención recaían sobre Zayra por ir a fiestas, saltarse el toque de queda y estar con amigos en una terraza sin mascarilla, su madre Arantxa de Benito se negaba a dar declaraciones a la prensa.

A pesar de su silencio los colaboradores de programas del corazón como ‘Sálvame’ apuntaban a que el carácter problemático y rebelde de Zayra se debe a la libertad total y la falta de disciplina que ha vivido desde siempre en casa por parte de su madre.

Ahora la que está en el disparadero mediático es Arantxa de Benito que ha sido pillada este fin de semana en un restaurante de Madrid con un grupo de amigas. La exmujer de Guti no se ha saltado el toque de queda impuesto en dicha comunidad, aunque por poco, pero sí se habría saltado otras normas de la pandemia.

Al llegar a la terraza del local donde la esperaban sus amigas, Arantxa las saluda, se sienta y se quita la mascarilla. Luego piden su consumición y echan la tarde entre risas y confidencias pero, al despedirse y según recogen varios medios, la madre de Zayra se deshace en abrazos duraderos con sus amigas saltándose de lo lindo la distancia de seguridad impuesta por la Covid.

Evidentemente esta reunión social es fuera del círculo de casa de Arantxa así que la mascarilla se la tendría que quitar para beber o comer y se la debería volver a colocar y el tema abrazos está claro que hubiese sido mucho más adecuando darse “el codo” como se estila para evitar que sigan creciendo el número de contagiados.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Lo peor de todo es que Arantxa se baja la mascarilla y besa a una de sus amigas con dos besos además del abrazo y lo hace ante la prensa que la está grabando. Al ser ya medio de noche, el foco de luz a un metro de ella es totalmente visible y, aún así, ella parece relajada y feliz, ajena a la polémica.

Tanto Arantxa como Zayra viven en un mundo en el que parece que la Covid no les importa demasiado o, al menos, eso se desprende de sus actos. Siendo ella la más adulta del domicilio familiar lo lógico es que reprima a su hija por el mal comportamiento y que, sobre todo, ayude con su ejemplo siendo impecable ante las normas de salud pública.

Deja bastante que desear ver que tanto madre como hija siguen generando polémica (y minutos de televisión) por una noticia tan bochornosa como su actitud irresponsable que, al final, nos atañe a todos como ciudadanos.

Más historias que te pueden interesar

Arantxa de Benito ya avisó en 'Sábado Deluxe' del carácter complicado de la hija de Guti, bajo polémica por su fiesta de cumpleaños

Arantxa de Benito habla tras las críticas a su hija Zayra Gutiérrez

Zayra, hija de Guti y Arantxa de Benito, se muestra muy afectada y pide perdón