Arantxa de Benito habla por primera vez de la complicada relación que mantiene con Guti

Arantxa de Benito ha hablado alto y claro sobre cuál es su relación a día de hoy con su exmarido, Jose María Gutiérrez, Guti. La presentadora ha concedido una entrevista a Sábado Deluxe en la que se muestra preocupada por la complicada relación que tiene el exfutbolista con sus dos hijos, Zayra, de 19 años, y Aitor, de 17, desde que entró a formar parte de su vida Romina Belluscio. Benito se ha decidido a hablar después de las últimas declaraciones de la modelo argentina en el programa Espejo Público"Nuestro hogar es donde estemos los tres", dijo incluyendo únicamente a su marido y a su hijo en común, Enzo.

VER GALERÍA

Arrantxa de Benito

Unas declaraciones que la que fuera mujer de Guti durante 10 años calificó como "poco elegantes" y no tardó en responder. "Qué pena me da sentir que molestáis con vuestra presencia y amor incondicional. Es lamentable que nadie le haga ver lo importante que es un padre y le impulsen con egoísmo puro a separarse cada día más de ellos", señalaba, a lo que la colaboradora de televisión contestaba: "Sé selectivo en tus batallas. A veces tener paz es mejor que tener razón". También respondió el propio exfutbolista: "Quiero estar al margen y sólo me importa mi mujer, mis tres hijos y mi trabajo. Todo lo demás está fuera de lo que quiero en mi vida".

Arantxa, decidida, se ha sentado a hablar después de años en silencio y asegura que no tiene ningun tipo de relación con su exmarido  "desde hace 6 o 7 años". "Todo eso se ha ido perdiendo, bloqueos de teléfono, de Whatsapp... Si me tengo que comunicar por mis hijos, lo hago a través de un SMS o un correo electrónico. De mil respuestas que espero, me llega una. Es muy complicado", ha dicho. 

VER GALERÍA

Arantxa de Benito

La empresaria continuó enumerando las diferencias que hace respecto a sus propios hijos. "Tengo dos hijos. Hay uno de ellos que empatiza mucho mejor porque es un niño muy fácil y otra persona, mi hija, que es más sensible, más conflictiva, más problemática, entonces es muy fácil estar con lo fácil y convivir con lo fácil...", declaró. "Este verano decidió que Zayra no les acompañara en sus vacaciones familiares", a las que sí fue su hijo Aitor. "Mi hija llamó a su padre para decirle que por qué no iba de vacaciones con ellos. Él le contestó lo que le contestara, a la niña le sentó mal y me llamó llorando", confesó Arantxa, aunque también aclaró que el comportamiento de su hija tampoco fue adecuado cuando él estuvo en Turquía. Asegura que el exentrenador del segundo equipo del Besiktas no puede "ponerse a la altura de tu hija de diecisiete o dieciocho años porque no es como a ti te gustaría que fuera". "Le mandé un mensaje y le pedí que recapacitara, no me ha respondido", ha contado. 

Arantxa, que confesó que su separación de Guti fue muy dolorosa y traumática, ha querido reivindicar en la entrevista la responsabilidad de Guti con sus hijos y ha asegurado que cumplía como padre hasta que empezó con Romina. "A lo largo del tiempo ha habido comentarios que no me han gustado y me he ido callando. Me he sentido sola como madre en muchas ocasiones, y criar a unos hijos debería ser al 50% de responsabilidades". Entre otras cosas, relató el dolor de sus hijos al enterarse de la boda de su padre con Romina un par de horas antes del enlace. Y concluyó diciendo: "Espero y deseo que vuelvan a verse. Mis hijos quieren mucho a su padre y sé que al revés también".