Arancha de Benito celebra su 50 cumpleaños por todo lo alto

Diezminutos.es
Photo credit: Gtres

From Diez Minutos

  • Arancha de Benito admite que está viviendo una gran etapa en su vida
  • Su hija le ha regalado un viaje a Ámsterdam para las dos

La presentadora, Arancha de Benito, ha dado la bienvenida a su cumpleaños con una gran fiesta de disfraces a la que han acudido un gran número de amigos y familiares. Los invitados se han tomado muy en serio la temática de la fiesta y han aparecido disfrazados de El Joker, piratas o de personajes de 'La casa de papel' . Arancha de Benito se mostraba muy contenta de poder disfrutar de este momento con tantos amigos. Ella optaba por ir disfrazada de circense y posaba feliz junto a su novio Jairo. "Jairo es una persona que siempre sienta bien", ha explicado indicando que se encuentra muy contenta con él.

Photo credit: Gtres

"Virgencita que me quede como estoy", ese es el deseo que Arancha ha pedido en su 50 cumpleaños. La ex de Guti ha admitido que como todo el mundo durante estos años ha vivido momentos buenos y momentos malos pero que ahora se encuentra en una gran etapa y solo quiere mantenerse como está.

Por su parte, Jairo ha confesado que le ha regalado muchas cosas a Arancha aunque la más importante ha sido "amor". Ambos, disfrazados bajo la temática del circo, han posado muy felices de poder celebrar un día tan especial. Además, su hija Zaira Gutierrez ha confesado que le ha regalado un viaje a Amsterdam para disfrutar las dos juntas. "La veo muy feliz, muy contenta y con la gente que quiere, que es lo importante", ha indicado.

Photo credit: Gtres

Entre los presentes también se encontraban Marina Romero y Javier Tudela, Makoke y Tony Spina, o Alejandra Botto. Cecilia Gómez, vestida de David Bowie, ha explicado que tenía muchas ganas de pasárselo bien y que ve a Arancha muy contenta. "Lo que veo de ella siempre es positividad, buen rollo y ganas de pasárselo bien".


Photo credit: Gtres

Arancha de Benito ya publicaba una fotografía en Instagram donde se le podía ver sentada en el inodoro diciendo adiós a todos los malos rollos y dando la bienvenida a sus 50 años.